Registro de empresa

Calderas solares: alternativa real de calefacción

24 de enero de 2020
En la búsqueda de generar calefacción o calentar el agua sanitaria utilizando energías renovables, las calderas solares son una de esas opciones a tener en cuenta. En este caso, el suministro se lleva a cabo través de la energía solar. Con su particular funcionamiento, podemos sacarle partido a la instalación de un generador de calor que ya existe. La clave está en añadirle a la caldera solar un sistema que utilice las fuentes renovables. De este modo, podremos ahorrar una gran cantidad de energía al tiempo que reducimos el gasto en las facturas de la calefacción y en el agua caliente sanitaria.
Artículo escrito por:
Christian Abele, Redactor de www.HogarSense.es
Menú de contenidos:

caldera-solar

Fuente de la imagen: ©ContenidosClick.es

Ventajas de contar con este sistema de calefacción

Cuando se utilizan fuentes renovables para la calefacción o el calentamiento del agua sanitaria, las ventajas son múltiples, ya que las fuentes renovables no solamente implican coste alguno para los usuarios, sino también son una fuente de energía que es amigable con el medio ambiente.

Gracias a estas nuevas tecnologías, el consumo de energías fósiles se puede disminuir y de aquí su gran atractivo. Entre las múltiples ventajas, mencionamos a continuación las principales que jugaran un factor decisivo a la hora de decantarnos por una instalación de este tipo.

1. Ahorro de consumo eléctrico o de energía

Al producir energía partiendo de los rayos solares para la calefacción de nuestras viviendas, el consumo energético baja hasta en un 50% o más por ciento. En un principio, se utiliza la energía solar para para el abastecimiento energético requerido y posteriormente se complementa con combustibles de origen fósil.

2. Fácil instalación

Cuando hablamos de instalación, siempre pensamos en los cambios o nuevas obras que deben realizarse. Sin embargo, este tipo de instalaciones para calefacción solar no necesariamente se requiere de una instalación nueva en todos los casos. Se puede aprovechar la instalación de calefacción o agua caliente ya existente y combinarla con un sistema que utilice un sistema basado en el aprovechamiento de la energía proveniente de fuentes renovables, en este caso placas solares.

3. Gran confort en la vivienda

De por si, las calderas solares aportan una calefacción bastante agradable en la vivienda, pero si se combina con otros tipos de instalaciones el rendimiento que se obtiene será mucho mayor aún al aprovechar al máximo las condiciones meteorológicas no solamente obtenidas dentro de las estancias, sino el aprovechamiento de las condiciones meteorológicas externas.

4. De fácil mantenimiento

Una de las grandes ventajas de la calefacción solar es el bajo mantenimiento que se debe realizar a los equipos.. Si la instalación se ha hecho de forma correcta, el mantenimiento será necesario sino una vez al año, justo antes de la puesta en funcionamiento.

En caso de que utilicemos este sistema para agua caliente sanitaria, será conveniente hacerle un par de ajustes cada 6 meses, y de esta forma garantizar un funcionamiento correcto y sacarle el mayor provecho en cuanto a la minimización del consumo.

5. Cuidado del medio ambiente

Muchos de los sistemas que utilizamos en nuestras viviendas para calefacción o agua caliente sanitaria, tienen un gran impacto negativo con el medio ambiente. Una de las previsiones de muchos países a nivel mundial, es la reducción del consumo energético de fuentes fósiles y mayor aprovechamiento de energías renovables.

Las calderas solares, al basarse su funcionamiento, partiendo del aprovechamiento de los rayos solares para la generación de energía, son muy respetuosas con el medio ambiente. De esta forma, se reducen los gases que tienen un impacto negativo con el medio ambiente que proviene de calefacciones tradicionales como lo son las que utilizan gas o butano.

6. Ahorro de espacio

Una caldera híbrida tiene además la ventaja de que cuenta con una instalación que nos permite combinar ambos sistemas en un mismo aparato. Podemos, así, ahorrar en espacio dentro de nuestro hogar, ya que no es necesario un aparato para la energía solar y otro para el combustible fósil. Tanto si tenemos necesidad de agua caliente sanitaria como de calefacción, una caldera híbrida que aproveche la energía solar puede ayudarnos a disfrutar de las ventajas de las fuentes renovables, sin por ello renunciar a la continuidad del suministro. Por lo que sus beneficios son muchos en nuestra vivienda.

Beneficios ¿Por qué?
De fácil mantenimiento ✓ Las calderas solares no requieren de mucho mantenimiento y el mismo es a la vez fácil de realizar.
Amigables con e medio ambiente ✓ Son instalaciones no solamente eficientes, sino también muy amigables con el medio ambiente al utilizar una energía renovable.
Confort en la vivienda ✓El calor generado por este tipo de instalaciones, le da un gran confort a la vivienda.
Ahorro ✓ Es posible hasta un 50 % de ahorro energético mensual si contamos con una instalación de este tipo.
Combinables ✓ Una de las ventajas de estas calderas solares, es que son combinables con otras instalaciones ya existentes en la vivienda.
Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

¿Con qué tipo de calderas es más eficiente?: gas, gasoil, eléctrica o pellets

Las calderas solares, pueden combinarse con cualquier otra instalación que ya tengamos en en la vivienda. Son muchas las personas o usuarios que optan por las calderas solares como medio de apoyo para otras instalaciones y de esta forma no solamente bajar el consumo eléctrico o de combustible, sino también lograr mayor confort en la vivienda.

Las calderas solares pueden servir de apoyo a instalaciones o calderas tales como: gas, gasoil, eléctrica o de pellets... Como ya comentábamos en los tipos de caldera solar, esta puede adaptarse a diferentes combinaciones. Así, por ejemplo, dentro de lo que son las calderas de gas, es posible combinar una caldera solar con el gas butano, el gas natural e incluso el gasóleo.

¿Es posible combinar una caldera solar con una de gas, gasoil, eléctrica o de pellets?

Sí, un sistema de caldera solar se puede combinar con diferentes calderas, siempre y cuando sean de apoyo.

  • Caldera de gas: muchas viviendas optan por ampliar o instalar una caldera solar con el sistema tradicional de gas que está instalado en la vivienda, de esta forma no solamente se dependerá de la calefacción o agua caliente sanitaria partiendo del uso del gas. Son una buena alternativa.
  • Caldera de gasoil: al igual que las calderas de gas es factible la combinación, sin embargo se obtienen mejores resultados con otro tipo de calderas.
  • Caldera eléctrica: el consumo energético de una caldera eléctrica es bastante elevado y más en los meses más fríos. Una caldera solar puede ser una combinación factible, si se busca ahorrar en costos de electricidad.
  • Caldera de pellets: sin duda alguna, una de las mejores combinaciones, ya que los pellets son un material orgánico y de mucho menos coste relacionado al consumo energético. Son muchas las viviendas que optan hoy en día, por calderas de pellets y calderas solares para el abastecimiento energético.

El suelo radiante es otro de los sistemas que combinan a la perfección con una caldera solar. Al trabajar ambos a temperaturas bajas, se aprovecha muy bien la energía solar. Además, cuando se trata de una obra nueva, es el momento perfecto para realizar esta instalación. De lo contrario, puede resultar demasiado costosa.

Por último, una caldera híbrida o caldera solar puede combinarse también con una bomba de calor que utilice la aerotermia. Este sistema de caldera híbrida utiliza la energía que se almacena como calor en el aire. Puede emplearse para la calefacción, la refrigeración y el agua caliente sanitaria de una casa. La principal ventaja es que el calor que se transporta es mucho mayor que la energía consumida.

¿Estás pensando en instalar una caldera solar?, pues nosotros te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto.

Volver al menú de contenidos

¿Cómo sería su instalación?

Para la instalación de una caldera solar de agua, debemos tener en cuenta que la misma está formada por dos elementos principales: los captadores solares y el depósito de almacenamiento.

- Los captadores solares deben colocarse en el exterior de la vivienda y tienen como finalidad la recolección del calor de la radiación solar con el fin de calentar el agua (no se deben confundir con los paneles "fotovoltaicos" que transforman la luz en electricidad), mientras que el depósito acumulador se instala en el interior de la casa y sirve para almacenar el agua calentada por los captadores.

Ambos irán conectados por medio de circuitos hidráulicos que permitirán el abastecimiento de agua caliente o la calefacción. Sin embargo, debemos tener en cuenta, que un sistema de calefacción por energía solar no es enteramente autónomo. Para los días sin sol, es necesario disponer de un calentador de agua convencional como apoyo en caso de que el consumo sea muy elevado dentro de la vivienda

¿Para qué tipo de vivienda se recomienda?

Una caldera solar está especialmente recomendada en aquellas viviendas que sean nuevas. También en las que se vaya a llevar a cabo una reforma que tenga que ver con el sistema de calefacción disponible. Dentro de lo que es el consumo energético de una vivienda, la calefacción supone cerca del 75%. Por este motivo, es conveniente invertir en aquel sistema que nos resulte más eficiente y así beneficiarnos del ahorro.

El asesoramiento por parte de expertos en la materia será fundamental para identificar la alternativa más eficiente. De lo contrario, podremos encontrarnos con una inversión que no se ajusta a lo que deseábamos o bien que no supone el ahorro energético que buscábamos. Aunque se trata de una elección muy eficiente y de alto rendimiento, debemos contar con los requisitos necesarios para que su instalación sea posible.

Si elegimos una caldera híbrida solar, debe tratarse de una casa en la que incidan con frecuencia los rayos de sol. La orientación de la vivienda, por tanto, es uno de los aspectos que debemos valorar. Por ejemplo, en aquellas orientadas al norte, una caldera híbrida que usa la energía solar no sería la opción más adecuada.

Artículos relacionados que te pueden interesar: