Registro de empresa

Coche eléctrico

29 de febrero de 2020
La movilidad eléctrica tanto en Europa como en el resto de continentes ya es una realidad. En 2018, la flota mundial de automóviles eléctricos superó los 5,1 millones, 2 millones más que el año anterior. Estos datos van en la línea para conseguir la neutralidad en carbono en el 2050. Y para ello, el sector de la automoción invierte anualmente en Europa más de 57.000 millones de euros en I+D, posicionándose como el mayor inversor privado en innovación con un 28% del gasto total de la UE. Únicamente, en España durante 2018 se invirtieron más de 3.000 millones de euros en innovación en nuestras fábricas con el objetivo de que España continúe siendo el segundo polo industrial de Europa en fabricación de vehículos. Asimismo, si bien hace pocos años apenas contábamos con 6 modelos de vehículos eléctricos en el mercado, hoy contamos con más de 70 modelos en comercialización con una previsión de crecimiento de más de 200 hasta 2025, que satisfarán, sin duda, la demanda en términos de prestaciones, autonomía y asequibilidad.
Artículo escrito por:
Marcos Carbonell, Redactor de www.HogarSense.es
Menú de contenidos:

coche-electrico

Fuente de la imagen: ©performancedrive.com.au

Coche eléctrico: funcionamiento y carga

Un coche eléctrico tiene como característica principal que su sistema motriz está formado por uno o más motores eléctricos, y se alimentan de la energía almacenada en una batería recargable. Esta batería se puede recargar con electricidad, bien enchufando el vehículo a una toma de corriente eléctrica o bien gracias a un sistema de auto-regeneración, sobre todo mediante las frenadas.

Para la carga del vehículo eléctrico, se distinguen 4 modos de carga:

El modo de recarga 1: es aquel modo de carga de un vehículo eléctrico en una toma no destinada exclusivamente a la carga del mismo. Dicho de otra forma, es aquél que se realiza en un enchufe clásico doméstico (una toma SCHUKO) como el que usamos para electrodomésticos como la lavadora.

El modo de carga 2: consiste en la instalación por parte del usuario de una caja con un enchufe tipo Schuko normalmente de forma preferente para la carga del vehículo eléctrico en cuestión (su uso no es exclusivo, pero suele serlo). Esta caja deberá estar provista de los sistemas de protección adecuados.

El modo de carga 3: requiere de un dispositivo llamado wallbox. Es un punto de recarga destinado exclusivamente a recargar vehículos eléctricos. Este punto de recarga o wallbox incorpora varios sistemas de protección necesarios para la seguridad de la instalación eléctrica y del vehículo.

El modo de carga 4: aquella que se realiza en una estación fuera de nuestra vivienda y nos permite recargar como mínimo un 70% de la batería en menos de 30 minutos. El conector estándar más utilizado para este tipo de recarga es el japonés CHAdeMO. El modo 4 es considerado como tal a partir de 50 kWh, y se realiza en corriente continua.

Componenetes-coche-electrico

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es (adaptación de Daimler)

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

Mercado de coches eléctricos en España

Según datos de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (AEDIVE) y la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM), las matriculaciones de coches eléctricos cerraron 2019 con un total de 24.261 unidades, incluyendo turismos, vehículos comerciales e industriales y de dos ruedas. Supone un incremento del 56,3% respecto al año anterior y supera las 24.000 unidades previstas por el Ministerio de Transición Ecológica. Y para terminar el año, en el mes de diciembre se contabilizaron 2.375 vehículos eléctricos, una 2,1% más que el año anterior.

Las matriculaciones de coche eléctricos, englobando turismos y furgonetas con la consideración de turismo, cerraron el año 2019 con un aumento del 63,4% respecto al año anterior, con un total de 10.047 unidades. A pesar del notable incremento respecto al año pasado, la proporción de eléctricos sigue siendo muy baja, con una cuota de mercado en torno al 0,9%. Y es que el coche representó en 2019 solo el 0,78 por ciento de las ventas, frente al 53% de la gasolina, el 37% del diésel, el 6,4% de los híbridos, el 2,32% del gas o el 0,42% de híbridos enchufables, la única por debajo ahora mismo.

Volver al menú de contenidos

Marcas mejor posicionadas

Los coches eléctricos más vendidos en España durante el año 2019 fueron el Tesla Model 3, con 1.687 unidades, el Nissan Leaf con 1.509 coches y el Renault ZOE con 1.050 unidades. Por fabricantes, Tesla es líder con 2.050 coches vendidos y un 15,9% de cuota de mercado entre los coches eléctricos. Le siguen Nissan con un total de 1.773 coches eléctrico, y smart con 1.449 unidades, esta última ya con una gama renovada recientemente y exclusivamente eléctrica.

Según los datos de Anfac en el acumulado de 2019, Tesla es claramente la marca que está logrando impulsar más el coche eléctrico. Las ventas de coches eléctricos en España durante el mes de enero de 2020 alcanzaron las 1.618 unidades.

Ranking Marca Modelo principal Año 2019
1 TESLA Model 3 2.050
2 NISSAN Leaf 1.773
3 SMART Forfour 1.449
4 RENAULT ZOE *n.d.
5 HYUNDAI Kona *n.d.
6 BMW i3 *n.d.

*n.d. No disponible.

Volver al menú de contenidos

Autonomía de coches eléctricos

Un coche eléctrico funciona solo con una batería de ion-Litio dentro del vehículo. Este coche no se puede alimentar de forma complementaria con un motor de combustión interna, como un híbrido enchufable. De momento, se estima que la autonomía media de un coche eléctrico completo es de alrededor de 291 kilómetros.

La autonomía eléctrica que se indica es la teórica. La autonomía eléctrica real de un coche eléctrico es normalmente inferior y depende de varios factores como son, la conducción agresiva, las largas subidas de montaña, las altas velocidades sin parar, los vientos fuertes en contra, el peso extra, las temperaturas superiores a 20 grados centígrados o inferiores a 10 grados centígrados dentro del automóvil.

¿Te parece interesante esta información? ¿Quieres realizar una instalación solar en tu casa para apoyar el consumo del coche eléctrico, y necesitas contactar con profesionales? Hogarsense te ayuda a conseguir varios presupuestos.

Volver al menú de contenidos

¿Cómo distinguir un coche eléctrico de un híbrido?

Las diferencias entre un vehículo eléctrico y uno híbrido son notables. De entrada, porque el primero está movido únicamente por uno o varios motores eléctricos y el segundo está impulsado por un sistema de propulsión que combina el rendimiento de un bloque de combustión (diésel o de gasolina) con otro eléctrico.

Los híbridos enchufables (PHEV) combinan un motor de combustión interna con uno eléctrico, al igual que los híbridos puros. Pero se distinguen de los últimos, porque equipan una batería de mayor capacidad que se puede recargar en una toma de corriente externa. Esto le permite recorrer muchos más kilómetros en modo puramente eléctrico (entre 40 y 60 aproximadamente). Cuando se ha descargado la batería, el coche sigue funcionando con el propulsor de gasolina o diésel. Durante la marcha ésta puede ir recuperando energía, aunque para completar la carga es necesario conectarla a la red, como un coche eléctrico.

Con lo dicho hasta ahora, sabemos que habrá varias diferencias claras entre un coche eléctrico y uno hibrido enchufable. La primera es la parrilla frontal para la refrigeración del motor de combustión. Los coches híbridos necesitan ventilar el motor de combustión, en cambio los eléctricos al no combustionar no suben su temperatura tanto, por lo que no necesitan esa parrilla para el radiador. Y por lo general los fabricantes han eliminado esa parrilla dejando un adorno liso.

frontal-coche-electrico

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es

Otra gran diferencia es el tubo de escape posterior. Los vehículos híbridos enchufables necesitan expulsar los gases de la combustión, por lo que aún tienen el conocido tubo de escape. Mientras que los coches eléctricos al no quemar ningún combustible fósil, no necesitan de un tubo de escape.

Volver al menú de contenidos

Wallbox en la vivienda: ¿sí o no?

Cuando decidimos comprar un coche eléctrico o incluso ya lo hemos adquirido, tenemos una duda. Donde recargamos las baterías de nuestro coche eléctrico. Aunque en nuestras ciudades existen postes de carga, y cada día se van instalando más, lo cierto es que de momento no son muchos y dependemos de encontrar uno libre o que funciona correctamente para poder cargar nuestro vehículo.

Incluso hay páginas web o aplicaciones para los Smartphones que ofrecen información muy actualizada de los diferentes puntos de recarga disponibles en todo el mundo. Y en las cuales, sólo tenemos que indicar nuestra ubicación para que nos indiquen de los puntos de recarga más cercanos. Identificando que tipo son y que modo de carga podemos realizar en cada uno.

puntos-recarga-espana

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es (mediante ©electromaps.com/mapa)

Por ello muchos propietarios de coche eléctrico sopesan la instalación de un cargador o wallbox en su garaje particular o plaza de parking en su edificio. El disponer de un wallbox propio nos garantiza una serie de ventajas que debemos conocer:

Seguridad

✓ La carga será siempre segura porque los puntos de recarga están totalmente preparados para soportar la carga del coche.

✓ Las cargas funcionarán perfectamente de principio a fin, sin interrupciones.

Comodidad

✓ Es muy fácil de usar, simplemente conectamos la manguera del cargador a nuestro coche e iniciará la carga.

✓ El coche o el cargador indicará cuando está al 100% de la carga y entonces desenchufamos la manguera.

Velocidad

✓ El hecho de tener nuestro propio punto de recarga en casa significa que estará calculado para las necesidades de nuestro coche y puede llegar a cargar más rápido.

Economía

✓ Si disponemos de una tarifa adecuada, amortizaremos el cargador, y a partir de entonces será mucho más barato que en puntos públicos.

Si disponemos de una instalación fotovoltaica el ahorro será aún mayor.

Autonomía

✓ No dependeremos de que el poste público se quede libre. Ahora puede que no sea inconveniente, pero a medida que haya más coches eléctricos será un verdadero problema.

Volver al menú de contenidos

Beneficios de contar con coche eléctrico

Beneficio Motivo
mantenimiento Al tener menos componentes mecánicos, su mantenimiento es más reducido
precio-combustible El coste energético por kilómetro de la carga eléctrica es más barato que el litro de combustible de un motor propulsado por gasolina o gasóleo
etiqueta-DGT Les corresponde la etiqueta cero de la DGT
contaminación Pueden circular por ciudades que tengan restricciones a la circulación o hayan activado protocolos por contaminación
impuesto-matriculacion Están exentos del pago del impuesto de matriculación
impuesto-circulacion Tienen un descuento del 75% en el impuesto de circulación de Madrid y Barcelona
aparcamiento-gratuito Pueden aparcar de manera gratuita en la zona SER en Madrid y en la zona AREA de Barcelona
peajes-gratuitos Pueden utilizar los peajes Ecoviat en Barcelona de manera gratuita
Artículos relacionados que te pueden interesar:
Siguiente artículo
?
Expertos y empresas especializadas responderán a tus preguntas - gratis
Haz una pregunta ahora