Registro de empresa
Actualizado: 13 nov. 2019

Mantenimiento de una instalación solar térmica

La mayoría de las instalaciones de placas solares térmicas que existe en nuestro país se han instalado en los últimos años por la obligación que impone el Código Técnico de la Edificación. Más de el 65% de estas instalaciones han sido instaladas por obligación, para cumplir con los criterios de Ahorro Energético que impone el mencionado documento. Al no existir una voluntad inicial para un ahorro en la generación del agua caliente, estas instalaciones quedan en el olvido apenas han pasado la inspección para otorgar la cedula de habitabilidad. Es por ello que la gran mayoría de estas instalaciones no tienen un plan de mantenimiento y en poco tiempo quedan inservibles, no aportando el beneficio para el que están pensadas. Ni siquiera se quedan como un elemento decorativo, ya que, en poco tiempo sin cuidados, empiezan a tener fugas de glicol, roturas y oxidaciones. Por eso, desde aquí queremos lanzar un llamamiento de lo importante que es el mantenimiento para conseguir el ahorro energético que repercutirá en la parte económica que estas instalaciones aportan en tu vida útil.
Menú de contenidos:

mantenimiento-instalacion-solar-termica

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es

Como en todas las instalaciones, maquinas o equipos de uso diario, también debemos seguir unas mínimas pautas para el mantenimiento de una instalación solar térmica. Y como en todo lo que nos rodea se distinguen dos tipos de mantenimientos. El mantenimiento preventivo y el correctivo. El mantenimiento preventivo deriva en el mantenimiento a largo plazo, cuando lo planificamos a mas de un año vista.

Mantenimiento preventivo

El mantenimiento de una instalación solar térmica que se realiza de forma preventiva, también conocido como mantenimiento programado, tiene por objetivo asegurar el correcto funcionamiento del sistema. Y como su propio nombre indica evitar roturas que incurrirían en gastos mayores al tener que remplazar piezas. Otra definición que podemos darle u objetivo de mantener una instalación solar térmica, es conservar un nivel de servicio determinado en los equipos, programando las intervenciones de sus puntos vulnerables en el momento más oportuno.

El mantenimiento de una instalación solar térmica debe tener un carácter sistemático, es decir, se interviene, aunque el equipo no haya dado ningún síntoma de tener un problema. De esta forma las tareas son mucho más sencillas y se pueden hacer en momentos en que no haya consumo, o las condiciones sean mas favorables. Es decir, buscar horas sin sol, cuando las temperaturas no sean un problema para las tareas que se hayan programado.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

Mantenimiento a largo plazo

El mantenimiento de una instalación solar térmica puede programarse en un horizonte temporal que va desde las pocas semanas, a varios años. En el caso de las tareas que esta previsto hacer a más de un año vista, se considera que es un mantenimiento a Largo Plazo. En este caso, se tiene en cuenta la vida útil de los diferentes componentes para mantener una instalación solar térmica en correcto funcionamiento, y se programan las tareas para cambiar aquellos elementos que estén llegando al fin de sus días.

En este caso siempre es conveniente mantener una instalación solar térmica en pleno funcionamiento, aunque cambiemos algunos elementos que aparentemente este bien. Si el fabricante nos indica que un elemento tiene una vida útil de 10.000 horas, es preferible no aguantarla porque “parece que esta funcionando bien. ¡Que el técnico te la cambie! Querer aguantarla puede significar que se rompa en el peor momento, y que su avería pueda afectar a otros elementos. Y por querer ahorrar en el precio de una pieza, luego tengas que cambiar más piezas y el precio sea muy superior.

Con ello queremos dar a entender que se planifica el mantenimiento a largo plazo para tener todas estas cosas previstas, y establecer cuando conviene hacer cada tarea, para que solo sean esas tareas. Y no se produzcan averías graves que paralicen la instalación durante días, y sean más caras de reparar.

Volver al menú de contenidos

Inspecciones

Las inspecciones forman parte de las tareas del plan de mantenimiento de una instalación solar térmica. Y ayudan a detectar posibles roturas o defectos que, sin ser una avería, pueden causarla. Las inspecciones son la tarea más sencilla, ya que el único trabajo es realizar una revista visual, y en todo caso comprobar el estado de funcionamiento de la instalación.

Entre las tareas que se deben realizar en esta fase del mantenimiento de una instalación solar térmica están la inspección visual de todos los elementos. Es decir, comprobar que las placas solares no tengan roturas en los cristales protectores, que no haya oxidación en las partes metálicas, que las uniones no se hayan aflojado, que los aislamientos de las tuberías no se hayan deteriorado, etc.

Pero también es importante, para mantener una instalación solar térmica, comprobar las temperaturas de funcionamiento. Es decir, utilizando un termómetro laser medir la temperatura a la entrada de los captadores o salida del acumulador, a la salida de los capadores, etc. en todos los lugares donde haya instalada una sonda de temperatura. Y verificar que las temperaturas que hemos medido concuerdan con las temperaturas que la centralita de control nos indica que están midiendo cada una de las sondas que hay instaladas.

Esta comprobación nos confirmará que las sondas y la centralita están funcionando correctamente. Y en caso contrario deberemos cambiar o reparar la que este dañada. Ya que, si no le dan la información correcta a la centralita, esta tomará malas decisiones y el sistema perderá eficiencia, o incluso se puede producir roturas de otros elementos. Y si es la centralita la que ha sufrido algún daño o ha perdido la programación, lo podremos corregir antes que se produzcan más fallos o roturas.

¿Te parece interesante la información que ofrecemos? ¿Has decidido realizar una instalación de placas solares térmicas en tu casa y necesitas contactar con profesionales? Hogarsense te ayuda a conseguir varios presupuestos.

Volver al menú de contenidos

Beneficios de contar con una instalación solar térmica en casa

Una instalación de placas solares térmicas nos aporta una serie de ventajas, que la hacen muy apropiada para utilizarla en nuestra vivienda.

Beneficio

Motivo

Reduce tu consumo energético

✓ Una instalación de placas solares térmicas aprovecha la energía solar térmica para generar calor, reduciendo así hasta un 70% la factura de calefacción

Subvenciones

✓ Dependiendo del lugar en el que vivas, puedes conseguir diferentes ayudas, subvenciones o incentivos de las diferentes administraciones públicas

Energía renovable

✓ La energía es 100% de origen renovable y no emite gases de efecto invernadero ni ningún tipo de contaminante: no genera ningún tipo de impacto medioambiental.

Reduce tu huella de carbono

✓ Al utilizar energía solar térmica en lugar de carbones fósiles, se reduce la cantidad de dióxido de carbono emitido en la atmósfera

Energía gratuita

✓ La energía producida es 100% gratis.
✓ Inicialmente deberemos amortizar la instalación efectuada, pero una vez con lo ahorrado se ha pagado el coste de la instalación de placas solares térmicas, es completamente gratuita

Mantenimiento sencillo

✓ Mantenimiento de los paneles solares es económico y sencillo.
✓ Los paneles solares durarán más de 30 años únicamente limpiando la superficie, renovando el glicol y revisando las uniones

Valor de la vivienda

✓ Añade valor a tu vivienda al hacerla un poco más autosuficiente

Disponibilidad global

✓ Puede ser aprovechada en cualquier lugar, llegando a lugares remotos y viviendas aisladas donde otros combustibles como el gas, gasóleo o incluso la electricidad tienen difícil llegar

Energía inagotable

✓ La energía solar ha iluminando nuestro planeta desde hace millones de años, y lo seguirá haciendo durante millones de años

Precio gas y luz

✓ Reduce la dependencia de las constantes variaciones (principalmente subidas) del precio del gas y la electricidad

Amortización

✓ El coste diferencial de la instalación de placas solares térmicas se amortiza a medio plazo (5 – 8 años)


Artículos relacionados que te pueden interesar:
Este artículo ha sido escrito por: Marcos Carbonell, Redactor de www.HogarSense.es