Registro de empresa

Significado de la etiqueta energética del termo eléctrico

Seguramente te has dado cuenta al momento de comprar un termo eléctrico que lleva pegada una etiqueta. Esa es la información sobre el consumo energético del dispositivo: la etiqueta energética. Esta etiqueta suele mostrar las diferentes clases de eficiencia energética. Se dividen entre la A y G y cada una de ellas tiene un significado concreto que te explicaremos a continuación. Además, es importante tener en cuenta a la hora de adquirir un termo eléctrico que el dispositivo venga con este etiquetado, ya que está establecido así por ley.
Menú de contenidos:

Etiquetas energéticas de los termos eléctricos

Al momento de la compra de un termo eléctrico a parte de la corriente elección que debemos tener en cuenta, ya sea por el tamaño necesario que necesitaremos en un futuro para el consumo de agua caliente sanitaria para los miembros de nuestro hogar, también hay otros puntos que debemos tener en cuenta y que pueden ser sumamente importantes a la hora de la compra de los mismos.

Y uno de esos puntos importante de los termos eléctricos es la eficiencia energética o etiquetas energéticas del termo eléctrico. Debemos mencionar, que la Unión Europea tiene previsto conseguir para el año 2020 el plan 20/20/20 y el siguiente consta de lo siguiente:

  • Reducir en un 20% las emisiones del conocido efecto invernadero.
  • Mejorar en un 20% la eficiencia energética.
  • Incrementar un 20% el uso de las energías renovables.

En el desarrollo de este nuevo plan, se han añadido además dos nuevas normativas:

  • Etiquetas energéticas para el termo eléctrico (ERP): Se refiere al etiquetado ecológico y respetuoso con el medio ambiente. Esta se aplica a calderas de hasta 400Kw y 2000L y está vigente desde el 1 de agosto de 2015.
  • Etiquetado energético (ELP): Este plan se aplica a calderas de hasta 70Kw y 500L y esta vigente desde el 26 de septiembre de 2015. Debemos tener en consideración que dicho plan es aplicable para los siguientes productos: calderas de gas, calderas eléctricas, calderas gasóleo. Además de los acumuladores de agua caliente sanitaria, como son los termos eléctricos, calentadores, equipos de cogeneración y bombas de calor de aerotermia.

Volver al menú de contenidos

¿Qué significan las etiquetas y por qué es importante?

Los fabricantes tienen que adaptarse a esta normativa para poder etiquetar los productos con la marca CE y posteriormente poder comercializarlos en la zona Europea o en los diferentes mercados. Pero, ¿qué significa exactamente?. Los fabricantes se ven en la obligación de medir las emisiones de nitrógeno, la eficiencia energética, el ruido, y las perdidas térmicas. Todo usuario final, tiene la posibilidad de ver los resultados de lo antes mencionado, nos referimos a las mediciones y además, estas etiquetas energéticas se pueden ver directamente en el termo eléctrico. Ya que deben acompañar al producto que hemos elegido.

Si los productos no cumplen esta legislación y regulación, es porque han sido fabricados antes del 26 de septiembre de 2015. Estos dispositivos pueden ser comercializados hasta acabarse su existencia en los establecimientos en los que se venden. Pero si por lo contrario, los productos han sido fabricados posteriormente no podrán ser comercializados, además de no poder distribuirse a las tiendas o establecimientos para su posterior venta.

Volver al menú de contenidos

Etiquetas energéticas para el termo eléctrico

Cuando hablamos de la eficiencia de un producto, no solamente hablamos de la información que encontremos en la etiqueta, ya que la instalación de los mismos influye mucho en la eficiencia final de nuestro sistema elegido.

etiqueta-energética-termo-eléctrico

Fuente de la imagen: ©extracoin - Fotolia.com

Un simple ejemplo de ello, es con termos eléctricos de clase energética A, al momento de su instalación y teniendo contratada una empresa de suministro de electricidad que ofrezca fuentes de energía renovables, puede mejorar a A+ o posiblemente hasta A++. Al momento de comunicar al fabricante de la instalación y de la forma que lo haremos, nos tendrá que enviar una etiquetas energéticas para el termo eléctrico correspondiente al conjunto, y no solamente al sistema que hemos elegido anteriormente.

De qué forma nos afecta a los consumidores:

  • La información en el etiquetado es realmente interesante, ya que es la única forma de tener una información objetiva y la compra, comparación entre dos o más productos, exactamente de la misma forma que podemos hacer con los electrodomésticos hoy en día.
  • Los fabricantes se ven en la obligación de adaptar sus productos a dicha normativa por lo que los distribuidores esperan un incremento en los precios y son comercializados a un precio más alto que el anterior.
  • Lo bueno de esta normativa, es que los productos a los que tenemos acceso son más eficientes, y a pesar de pagar un poco más por los mismos, se puede notar una reducción a la hora de consumo.
  • Nuestro planeta, gracias a este tipo de normativas, será más limpio. Ayudamos al medio ambiente.

Elementos comunes a todas las etiquetas y etiquetado de los termos eléctricos:

  • En la parte posterior, podemos apreciar claramente que son aplicables en los países europeos.
  • Seguidamente, el nombre del proveedor o la marca del producto e identificador del modelo de elección.
  • Consumo de la energía anual, del producto que se ha etiquetado.
  • Además se pueden apreciar los pictogramas y se encargan de destacar las características seleccionadas.

¿Pero cómo se aplica todo esto al termo eléctrico?:

El etiquetado energético nos indica el nivel de consumo del aparato, y va en una escala de A a G. La clase A (color verde) es la más efectiva del mercado al hablar de la parte energética y la clase G (color rojo) es la menos eficiente.Sin embargo, muchos de nosotros seguramente nos hemos dado cuenta de que existen los aparatos de la escala A y que se les ha añadido hasta tres escalas adicionales: La escala A+, A++ y A+++. Gracias a las constantes mejoras de los fabricantes y la mejor comercialización de sus productos, cada vez son más los aparatos que están incluidos en las mejores clases, las clases A+, A++, A+++.

Así todo, los organismos de protección al consumidor, han podido notar en los últimos años que dichas clases crean confusión y han tomado la decisión de eliminarlas o suprimirlas gradualmente en los próximos años. De esta forma, el nuevo sistema de clasificación retomará solamente la clasificación que va de la A a la G, y a pesar de que las clases A+, A++, A+++, seguirán vigentes por un cierto tiempo, paralelamente, dejaremos de verlas poco a poco en los aparatos.

Volver al menú de contenidos

Importancia de las etiquetas energéticas para el termo eléctrico

Como consumidores finales, resulta de suma importancia conocer la clase de termo eléctrico que estamos comprando y partiendo desde aquí, la importancia de las etiquetas energéticas de los termos eléctricos. Un termo eléctrico, funciona con electricidad, por lo mismo los diferentes etiquetados, nos muestran el consumo real y anual del termo eléctrico de nuestra elección.

Al elegir un termo eléctrico encontraremos en el mercado las diferentes clases, termos eléctricos de clase energética a, calentadores de clase A, termo eléctrico bajo consumo, consumo termo eléctrico, termo eléctrico consumo, termo eléctrico que capacidad. En la siguiente tabla, podréis ver las diferencias de las mismas:

Etiquetas energéticas Consumo energético
A+++ Termo eléctrico de clase energética A con mínimo consumo energético
A++ Termo eléctrico con poco consumo energético pero menos eficiente que uno A+++
A+ Termo eléctrico con consumo moderado de electricidad, pero menos eficiente que las clases anteriores
A Termo eléctrico con un consumo energético normal y una clase que deja de ser de la franja verde
B Termo eléctrico similar a la clase A, pero con un consumo más elevado que la clase anterior A
C Termo eléctrico con un consumo energético mucho mayor que las clases A y B y referente a su clase, la última en la escala de colores que no sean directamente el rojo
D, E, F, G Termos eléctricos con consumo energético elevado y todos pasan a estar en la franja de color rojo por el mismo consumo muy elevado.

Al momento de la compra de un termo eléctrico, debemos tener en cuenta y en lo posible, comprar uno que tenga la etiquetas energéticas de termos eléctricos de clase A+++, A++, A+, A ya que podremos ahorrar a medio y largo plazo mucho en el consumo energético y que a la vez se convierte en un ahorro de consumo en la factura final.

En lo que respecta a la instalación del termo eléctrico, siempre recomendamos buscar un profesional o técnico y hacerle saber la clase energética que tienes el dispositivo. Así el especialista puede tener más información sobre el producto y asesorarte de la mejor manera, en el momento de realizar la instalación.

Este artículo ha sido redactado por: Christian Abele, redactor www.HogarSense.es