Registro de empresa

Calentador de gas estanco: ¿por qué es tan importante?

Si estás pensando en comprar un nuevo calentador de agua a gas, debes tener en cuenta una cosa. Hubo un cambio en la normativa R.I.T.E.(Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios) y, a partir del mes de abril de 2018, todos los calentadores a gas que se instalen en España deberán ser calentadores de gas estancos. Pero, ¿qué es un calentador estanco? ¿Cómo funciona? ¿Por qué a partir de ahora serán obligatorios los calentadores de gas estancos?. Lo cierto es que el cambio trata de protegerte a ti y a tu vivienda. En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre el calentador estanco.
Menú de contenidos:

¿Qué es un calentador estanco?

Cuando hablamos de calentadores de gas estancos nos referimos al tipo de evacuación de gas del calentador. Los calentadores de gas utilizan un flujo de combustible para funcionar. Ese suministro de gas, del tipo que sea, tiene que manejarse de manera correcta. Si no es así, puede provocar accidentes y graves daños para la salud de los usuarios. Para eso, se han diseñado distintos sistemas de evacuación para esos gases hacia el exterior de manera segura.

El calentador estanco es uno de esos sistemas. El nombre de este calentador de agua gas natural viene del hecho de que el flujo de gases del interior del calentador de agua gas natural no tiene ningún contacto con el interior de la vivienda. Es decir, está “sellado” o “estanco” respecto a la vivienda. ¿Quieres saber cómo se consigue esto?

Volver al menú de contenidos

¿Cómo funciona un calentador estanco?

La cámara de combustión del calentador estanco de gas natural, el lugar en el que el gas se quema para producir una llama que caliente el agua, está hermética de la sala en la que se encuentra. Pero para producir una llama el calentador de gas natural necesita absorber oxígeno y expulsar el gas quemado hacia el exterior para no contaminar el interior de la vivienda. ¿Cómo se hace entonces?

El calentador estanco de gas natural funciona mediante un sistema dual. Esto significa que hace al mismo tiempo dos acciones. Mediante un tubo de doble capa (por así decirlo, un tubo dentro de otro tubo), el calentador de gas natural se conecta la cámara de combustión hermética con el exterior. Este tubo tiene un ventilador eléctrico que fuerza la entrada y salida de aire. Por la parte exterior del tubo, absorbe oxígeno del exterior para poder encender la llama de los calentadores de gas natural o calentadores de gas butano. La parte interior del tubo sirve para expulsar el gas quemado del calentador estanco de gas natural.

calentador-de-gas-estanco

Fuente de la imagen: ©Junkers

Este sistema dual es el que convierte a los calentadores de gas estancos en los calentadores de gas natural o calentadores de gas butano más seguros del mercado. Como la parte peligrosa del calentador, la cámara de combustión no tiene ningún resquicio por el que puedan filtrarse los gases a la vivienda, se reduce el riesgo de accidentes a la mínima expresión.

Volver al menú de contenidos

Comparativa: calentadores de gas estancos con otros tipos de evacuación

Aparte de los calentadores de gas estancos, hay otros dos tipos de evacuación de gases de calentador que, a partir de abril, ya no veremos en calentadores nuevos. El calentador de tiro natural era el favorito para espacios amplios, bien ventilados o directamente exteriores. Su método de evacuación es el menos intrusivo. Consiste simplemente en un tubo de un diámetro y con un ángulo concretos que guían el flujo natural del gas quemado hacia el exterior.

El calentador de tiro forzado se diseñó para espacios interiores angostos y mal ventilados. Consiste en un tubo conectado con el exterior que fuerza la salida de los gases mediante un ventilador eléctrico para evitar que se acumulen en ese lugar de una ventilación escasa.

La diferencia fundamental entre estos dos tipos de evacuación de gases y los calentadores de gas estancos es que la cámara de combustión sí está en contacto con la vivienda. Es decir, en los dos tipos anteriores se crea una forma segura de expulsar el gas quemado, pero no de absorber el oxígeno necesario para encender la llama. Por eso el calentador estanco es el más seguro del mercado. Porque es el único que nos garantiza que la parte peligrosa del proceso, la quema de gas, está totalmente separada de nosotros y del aire que respiramos.

Nueva normativa RITE

El nuevo Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (R.I.T.E.) tiene eso muy en cuenta. Por eso, para garantizar la seguridad de los usuarios y minimizar el riesgo de accidente o intoxicación, desde abril de 2018 no se puede instalar un nuevo calentador de gas que no sea de la gama de los calentadores de gas estancos. Esto incluye tanto la instalación en viviendas nuevas como el cambio de calentador en una vivienda antigua.

Volver al menú de contenidos

Ventajas del calentador de gas estanco

  • Más seguro

La principal ventaja, y la que más tiene que pesarte a la hora de tomar la decisión, es que el calentador estanco es mucho más seguro que otros tipos de evacuación de gases.

  • Más pequeño

Otro de los beneficios del calentador estanco es que tiene un tamaño un 30% más reducido. Esto hace que podamos aprovechar mucho mejor el espacio de nuestro hogar. Pero, además, como el interior de la cámara de combustión está sellada, no necesitamos dejar “espacios de seguridad” en torno al calentador estanco. Solo necesitamos un espacio de un centímetro a cada lado del calentador estanco para poder retirar la carcasa en caso de revisión o reparación del calentador estanco de gas natural con comodidad.

  • Más eficiente

Al ser los modelos más novedosos, los calentadores de gas estancos tienen, además de su seguridad mayor, otros beneficios. Por ejemplo, son mucho más eficientes porque no hay fisuras por las que el gas pueda escapar. Gracias a esto, no hay desperdicio de combustible. También suelen estar equipados con control de temperatura, que nos ayuda a no calentar el agua más de lo que necesitamos, con lo que también ahorrarás en tu factura.

Desventajas del calentador de gas estanco

  • Conexión a la red eléctrica

El tubo de expulsión de gases del calentador estanco de gas natural está equipado con un ventilador eléctrico que fuerza tanto la entrada de oxígeno como la salida de gas quemado. Esto significa que para que nuestro calentador estanco funcione necesitamos tenerlo conectado a la red eléctrica. Dependiendo de dónde tengas habilitado el hueco para tu calentador estanco de gas natural, podría ser que no tuvieras un enchufe cerca. Además, es un aparato extra que gasta electricidad. Algo que debes tener en cuenta a la hora del consumo del calentador en tu factura de la luz.

Volver al menú de contenidos

¿Quieres cambiar a un calentador estanco?

Es posible que hayas leído los increíbles beneficios, para tu seguridad y consumo, que tiene el calentador estanco de gas natural. También puede que estés intentando adelantarte a los acontecimientos. Si tu calentador de gas está fallando y sabes que antes o después tendrás que cambiarlo por un calentador de gas nuevo (que tendrá que ser por ley un calentador estanco de gas natural), ¿por qué no hacerlo ahora? Descubre qué necesitas para poder instalar un calentador estanco en tu hogar.

Calentadores de gas estancos


Funcionamiento

Mediante un tubo, extrae oxígeno del interior y expulsa el gas quemado, sin que esa combustión de gas entre en contacto con el aire del interior de la vivienda.

Ventajas

Mayor seguridad, mayor eficiencia, tamaño reducido.

Desventajas

Consumo eléctrico.

Instalación

Cerca de una pared exterior. Puede requerir reforma para conectar los tubos al exterior.

Obligatorios a partir de abril de 2018

Volver al menú de contenidos

Instalación del calentador de gas estanco

Si quieres instalar un calentador estanco en tu hogar, debes tener en cuenta varias cosas. Para empezar, tu calentador estanco necesita estar conectado al exterior. Esto quiere decir que el lugar de la instalación tendrá que estar cerca de una pared exterior de la vivienda. De lo contrario, no podrías colocar en tu hogar la instalación necesaria. Además, es posible que necesites reforma para colocar el tubo. Aunque esto pueda parecer una inversión económicamente costosa, piensa que en realidad es una inversión en seguridad para ti y tu familia.

Algunos modelos de calentadores de gas estancos

Para poder guiarte en tu elección de calentador estanco, queremos proponerte algunos modelos. Creemos que puedes beneficiarte mucho como usuario de los beneficios que tiene este tipo de calentador:

  • Hydrocompact de Junkers. Estos calentadores de gas estancos tienen uno de los rangos de capacidades más amplios (12, 14 y 18 litros). Puedes ajustar la temperatura deseada para ahorrar energía y agua a la vez. Esta gama es muy avanzada y tiene tecnología punta. De hecho, el modelo Hydrocompact 6000i es tan avanzado que controla el historial de consumo, contacta directamente con el servicio técnico en caso de avería y hasta puedes controlarlo desde tu smartphone.
  • Supreme 11E TS de Cointra. Considerado un producto de cinco estrellas de la marca Cointra. Este calentador de 11 litros de capacidad tiene un mantenimiento mínimo. Además, está optimizado para un consumo controlado. Gracias a eso, puede ayudarnos en nuestro ahorro energético.