Registro de empresa

¿Qué hacer cuando no funciona el termo eléctrico?

Un termo eléctrico puede que no funcione por diferentes razones. Sin embargo, no siempre debemos deshacernos del mismo, ya que podemos repararlo. La reparación del termo eléctrico es posible, sin embargo antes de realizarla debemos conocer la posible causa del mal funcionamiento. Aquí podrás encontrar las causas más frecuentes de la avería de un termo eléctrico. Si llegaste hasta aquí, seguramente es que tienes problemas con tu termo eléctrico, por eso hemos desarrollado una guía sencilla de cómo puedes reparar el termo eléctrico, las partes necesarias, los controles de agua caliente pero también unos consejos para mejorar la temperatura de los termos y la presión de los mismos.
Menú de contenidos:

¿Qué hacer si se presenta una avería?

Primeramente debemos asegurarnos de no utilizarlo por ningún motivo y darle una solución en la mayor brevedad posible ya que en caso de no hacerlo, podremos tener graves problemas en casa. Si el termo eléctrico, aún no tiene mucho tiempo desde su compra, es recomendable notificarlo inmediatamente en el establecimiento en el que se ha comprado, ya que ellos se encargarán de la reparación del termo eléctrico o de un posible cambio por un nuevo termo eléctrico sin mayor complicación.

En España son muchos los aparatos que compramos para nuestro hogar que cuentan ante una avería con un "Servicio de atención al cliente", en caso de que el mismo esté vencido, seguramente harán una oferta por la reparación del termo eléctrico o te darán una solución del problema que se ha presentado.

Reparación del termo eléctrico con un técnico o profesional de la región:

Actualmente hay muchos portales en los que podremos encontrar al mejor técnico o profesional cerca de nuestra región que nos haga la reparación del termo eléctrico. Estos profesionales de los termos eléctricos no solamente te harán una oferta, sino que el usuario final, tiene la posibilidad de la elección del mejor o del presupuesto más atractivo.

La reparación del termo eléctrico es recomendable que sea efectuada en todo momento por un profesional o experto en el tema, ya que a pesar de ser posible realizarla en casa, no es del todo segura y pueden ocurrir accidentes realmente peligrosos. Más al tratarse de un termo eléctrico que funciona con electricidad y existen riesgos de electrocución.

Volver al menú de contenidos

Reparación del termo eléctrico paso a paso

Primeramente debemos tener en cuenta las salidas de agua caliente y agua fría que están conectadas al termo eléctrico. El termo tiene una función a diferencia de los calentadores de gas y es que el agua caliente sanitaria es calentada por una resistencia eléctrica y siempre deben tener solamente dos tuberías de agua, por ningún motivo tienen más de dos, ya que como lo hemos mencionado anteriormente, lo constituye la entrada de agua fría y la salida de agua caliente.

Se puede apreciar un cable de corriente que generalmente se encuentra en la parte superior si esta de pie o en la parte inferior si esta instalado en la pared. Los termos eléctricos suelen tener un suministro de electricidad de 40A o más.

Volver al menú de contenidos

Tres problemas frecuentes de la avería de un termo eléctrico

Problema Avería Qué hacer
Válvulas y tuberías
  • Mal funcionamiento de las tuberías.
  • Puede ser en la entrada de agua frías o salida de agua caliente.
  • Cerrar inmediatamente el suministro.
  • Riesgo de dolores de cabeza y daños mayores.
Temperatura
  • Problema en el termostato.
  • La temperatura no varía.
  • La temperatura es extremadamente alta o baja.
  • Intentar regular el termostato.
  • Si no se puede regular, apagar el aparato ya que hay riesgo de quemaduras.
No enciende
  • Poca presión del agua debido a que la válvula de resistencia se ha quemado del uso.
  • Contactar inmediatamente con un profesional.

Volver al menú de contenidos

Problemas típicos de averías de los termos eléctricos

Antes de empezar con cualquier chequeo o la reparación del termo eléctrico de agua caliente sanitaria, debemos desconectarlo del enchufe o fuente de corriente eléctrica, ya que existe un alto riesgo de electrocución en caso de no hacerlo. Posteriormente, debemos cortar el paso de agua fría y abrir el grifo de agua caliente, de esta forma se reduce la presión y podremos proceder con la reparación del termo eléctrico.

  • Fugas de agua: suelen ser uno de los principales problemas en muchos sistemas de calentamiento de agua sanitaria, por lo mismo es una de las cosas principales que debemos chequear y verificar si existe una fuga, en caso de encontrarse en las entradas de agua, podría ser un problema sencillo de reparar ya que solamente puede que sea necesario teflón, desenrosca y aplícale suficiente.

Si la fuga de agua no es en las entradas sino viene del interior del tanque del termo eléctrico, seguramente se debe a la corrosión que ocasiona el agua y esto podría ser el final del mismo. Si hay una fuga interna desde el tanque del termo eléctrico y que se haya producido por la corrosión, reparar el termo eléctrico es una tarea mayor y se recomienda el reemplazo del mismo, por lo mismo es de suma importancia un adecuado mantenimiento del ánodo de sacrificio.

  • Desagües: en caso de existir una fuga en la válvula de drenaje del agua se debe drenar periódicamente, de esta forma lo recomiendan las empresas que fabrican los termos eléctricos y calentadores de agua caliente sanitaria. Si realizamos este proceso, logramos que se eliminen en gran cantidad los posibles restos de lodo, pequeños escombros y minerales que tienden a acumularse en los depósitos de agua caliente de los termos eléctricos.

Por la misma razón, es de suma importancia la extracción de esos residuos ya que así es posible alargar la vida útil de los termos eléctricos y calentadores de agua, ya que en los termos eléctricos se genera electrolisis y la misma puede causar una corrosión que afectaría completamente al tanque del termo eléctrico. Son muy pocas las personas que abren y vacían el tanque y puede que la válvula de drenaje no se pueda abrir posteriormente o al contrario que no cierre, lo que causaría problemas realmente graves y de difícil solución.

reparar-un-termo-eléctrico

Fuente de la imagen: ©bsd555 - Fotolia.com

  • Resistencias: la manipulación de las resistencias de los termos eléctricos y consideradas como la parte más técnica, también suele ser la más peligrosa y su manipulación debería ser efectuada solamente por profesionales o con personas que tengan gran experiencia, ya que a pesar de estar aisladas puede que con el transcurso del tiempo presenten problemas.

Uno de los principales problemas que puede ocasionar estas fallas, son la incorrecta colocación del termo eléctrico, ya que en algunas oportunidades instalan termos eléctricos (la mayoría de los termos eléctricos son verticales) y son instalados de una forma horizontal, o viceversa.

Si instalamos un termo eléctrico vertical de una forma horizontal estamos provocando un uso ineficiente, por la misma razón es importante verificar si lo hemos instalado de una forma correcta y que no sea nuestro caso.

  • Ruidos: muchas veces podemos notar el mal funcionamiento eléctrico, ya que se suelen escuchar ruidos en forma de una especie de silvído. Es importante comprobar en estos casos el depósito de agua caliente para la cal, acumulación en el fondo del tanque, electrodos de calefacción o los depósitos de limo. En caso de que escuchemos ruidos constantes en el termo eléctrico, se recomienda retirar los electrodos.
  • Olores: es probable que después de un uso prolongado de los termos eléctricos, los mismos produzcan olores bastante desagradables, incluso similares a los de un huevo podrido (Estos olores pueden ser bastantes peligrosos y hay que tenerlos muy en cuenta) y más aún si el termo eléctrico ha estado apagado durante un tiempo y ha sido prendido posteriormente después de un par de semanas. Todo esto puede deberse a la acumulación de sulfuro de hidrógeno gaseoso.

Si es el agua caliente sanitaria la que tiene un mal olor al momento de utilizarla o al ducharnos, es muy probable que se debe a una contaminación de tipo bacteriana en los depositos de los termos eléctricos en la parte del agua caliente. Una revisión de algún posible acumulamiento de residuos debería ser efectuada inmediatamente ya que debe ser controlada.

  • Poca presión de agua o ninguna: suele pasar en muchas oportunidades, que al prender el termo eléctrico no haya suficiente agua en las tuberías o que la presión de las mismas no sea óptima. A pesar de ser un termo eléctrico, puede que él mismo se apague ya que calienta pero no circula el agua a través del mismo o la existente dentro del tanque del mismo se ha agotado. Es importante chequear el abastecimiento de la misma.
  • Resistencia quemada: si después de haber esperado un poco de tiempo, el termo eléctrico no enciende de ninguna manera, puede deberse a que la resistencia que hay dentro del mismo se haya quemado. Si ese es el caso, por ninguna razón debería ser cambiada por una persona sin experiencia, ya que es la parte más peligrosa de un termo eléctrico. Si tienes experiencia, debes primeramente desenchufarlo de toda fuente posible de corriente eléctrica.


Este artículo ha sido redactado por: Christian Abele, redactor www.HogarSense.es