Registro de empresa

¿Qué calentador de gas es más eficiente?

Disponer de calentadores de gas eficientes en nuestros hogares mejorará considerablemente nuestra calidad de vida. A quién no le gusta levantarse por la mañana, encender su calentador de gas y darse una ducha caliente. O llegar por la noche y liberarse del estrés y el cansancio con un baño relajante. Es un hábito que nos ayuda a mantener la higiene de forma muy reconfortante. Pero también, aumenta el consumo de agua caliente. Se calcula que los calentadores de gas de agua caliente sanitaria son los responsables del 25% del gasto energético en los hogares, justo después de la calefacción.
Menú de contenidos:

Sistemas de los calentadores de gas

En el mercado existe una amplia gama de soluciones que aseguran la eficiencia de los calentadores de gas. Estos dispositivos están fabricados para ofrecer agua caliente sanitaria a cualquier tipo de vivienda y se pueden clasificar en dos categorías generales:

Sistemas instantáneos

En esta categoría se engloban las calderas y los calentadores de gas (butano o natural). Son sistemas de calentador de gas que van calentando el agua a medida que se necesita. Esto podría provocar algunas desventajas pues, durante el tiempo en el que tarda en salir el agua a buena temperatura, estaríamos desperdiciando energía. A cambio, podemos disfrutar de un consumo de agua caliente infinito sin el riesgo de quedarnos sin agua a la mitad de la ducha. A menos que se nos termine el suministro de gas. Pero en este caso sería una breve interrupción que se solucionaría colocando la de repuesto en el calentador de gas.

calentador-de-gas-eficiente

Fuente de la imagen: ©terovesalainen - Fotolia.com

Sistemas de acumulación

Existen varios tipos en este grupo de calentadores de gas. Su característica principal es que calientan el agua primero y la mantienen almacenada hasta el momento en el que se necesite. De esta forma, se asegura la eficiencia de los calentadores de gas. En este grupo se encuentran las calderas con termoacumulador, las bombas de calor para calentar agua sanitaria o los termos eléctricos que funcionan mediante una resistencia.

Estos calentadores de gas tienen la ventaja de que podemos contar con un consumo de agua caliente de manera inmediata. Como desventaja hay que señalar que la capacidad de este tipo de calentadores de gas es limitada. Lo que, por otra parte puede ser una motivación para el ahorro, ya que evitaremos pasar más tiempo de la cuenta bajo la ducha. Otro problema que presenta este tipo de calentador de gas es que son calentadores con un consumo de energía que presentan cierto desperdicio energético por muy aislados que estén. Es inevitable que el agua se enfríe un poco y tenga que volver a ser calentada por nuestro calentador de gas.

Volver al menú de contenidos

Ventajas y eficiencia del calentador de gas estanco

Este calentador de gas es el más seguro para el hogar. Garantizan que no haya ninguna fuga de gases tóxicos y por eso son los más recomendados en cualquier casa para cualquier familia. ¿Cómo funciona este tipo de calentador de gas para el consumo de agua caliente? La combustión se realiza sin necesidad de extraer aire de la casa o la zona donde hayan sido instalado el calentador de gas. Lo que hacen es recoger oxígeno a través de una chimenea con ventilador o un tubo dirigido al exterior. El calentador de gas estanco realiza el proceso de combustión. Después, mediante un ventilador, expulsan de nuevo al exterior el humo resultante. Estos calentadores de gas son los más recomendados por los fabricantes, ya que no entrañan peligro de fugas tóxicas. Además, no ha que olvidar que a partir de Abril 2018, según la normativa Española R.I.T.E. se va a exigir que solamente se instalen calentadores de tipo estancos.

Volver al menú de contenidos

¿Cómo elegir un calentador de gas?

La mejor manera para valorar qué calentador de gas estanco nos conviene instalar en nuestra casa es hacer una exhaustivo análisis de la ficha técnica. La eficiencia de los calentadores de gas es el punto que debemos comparar para que nuestra compra sea rentable. La eficiencia es la relación entre la energía que se consume y la cantidad de agua calentada. También hay que tener en cuenta el tipo de energía que alimenta nuestros calentadores de gas. No es igual el coste de la electricidad que el coste del gasóleo o del gas natural.

Por ejemplo, en una ducha de unos 5 minutos, el consumo de agua caliente será de unos 12 litros de agua por minuto. Así pues, un calentador de gas eficiente deberá aumentar la temperatura del agua una media de 25ºC. Para conseguirlo se necesitan 1500 kilocalorías, que equivalen a 1,74 kWh. Con estos datos previos, y teniendo presente el precio de cada tipo de energía y la eficiencia de los calentadores de gas, veremos cuál nos resulta más rentable.

Tipo de calentador

Eficiencia

Energía necesaria

para 5 minutos

Precio kWh

Calentador eléctrico

99%

1,76

0,16

Calentador gasoil

97%

1,79

0,05

Calentador gas natural

97%

1,79

0,06

Calentador gas butano

97%

1,79

0,08

Al final, en muchos casos lo más rentable para disponer de un calentador de gas eficiente es recurrir a la instalación de un calentador de gas natural. En especial si en nuestro hogar contamos con sistema de calefacción central. El precio del gasóleo fluctúa demasiado y puede desestabilizar nuestra economía. Un calentador de gas butano es también una alternativa interesante. La desventaja que presenta es que nos obliga a que el consumo de agua caliente dependa de que tengamos disponibles bombonas de recambio. Los calentadores con consumo de energía eléctrica son, definitivamente, los más caros.

Volver al menú de contenidos

¿Qué calentador de gas debo instalar?

Antes de tomar una decisión sobre qué calentador de gas eficiente vamos a instalar, hemos de valorar los siguientes factores.

El tipo de combustible que disponemos en casa

Puede ser gas butano o gas natural. Para poder disfrutar de un calentador de gas natural eficiente en nuestro hogar es necesario que exista una instalación apropiada. Ya sea para el natural o para el butano. La mayoría de modelos de calentadores de gas son aptos para ambos tipos de combustible. Si nuestra comunidad, vivienda o barrio no dispone de ello, deberemos adquirir un termo eléctrico obligatoriamente.

Si disponemos de paneles solares en casa la eficiencia de los calentadores de gas será también excelente. Pero antes de hacer nuestra compra debemos asegurarnos de que el calentador de gas sea compatible con instalaciones solares. Las constructoras tienen obligación, desde 2007, de instalar paneles solares en las nuevas obras. Así que los modelos más recientes de calentadores de gas tienen en cuenta esta normativa.

Cantidad de consumo de agua caliente

Como media, un calentador de gas puede generar entre 5 y 20 litros de agua caliente en un minuto. Esto puede variar dependiendo del modelo de calentador de gas. Para maximizar el funcionamiento y la eficiencia de los calentadores de gas, hemos de tener en cuenta que el caudal aproximado de un grifo se sitúa en unos 9 litros por minuto. También conviene valorar la cantidad de grifos de agua caliente que hay en el hogar. En función de estos cálculos podremos escoger un tipo de suministro adecuado al consumo de agua caliente de la familia.

Volver al menú de contenidos

Trucos para ahorrar en el consumo de agua caliente

El agua caliente sanitaria es un gasto importante dentro de la economía familiar. Seguir unas pautas sencillas para ahorrar en el consumo de agua caliente puede marcar una diferencia muy importante. No solo es bueno tener un calentador de gas natural eficiente. También saber sacar partido a la eficiciencia de los calentadores de gas reduciendo el gasto.

  • Se recomienda mantener el calentador de gas a una temperatura de 45 grados como máximo. Subirlo más significará un desembolso significativo cuando, además, para ducharse, no se necesita una temperatura más alta.
  • Tomar una ducha requiere cuatro veces menos cantidad de agua y menos uso de nuestro calentador de gas estanco que un baño. Y, además, es igual de eficiente para obtener una higiene completa.
  • Es fácil perder la noción del tiempo bajo la ducha mientras el calor de gas nos proporciona agua caliente ilimitada. Sin embargo, para ahorrar gas y controlar el consumo de agua caliente no es lo mejor. Reduce el tiempo de cada ducha y cierra el grifo durante el enjabonado.
  • Dejar todos los mandos de los grifos de la vivienda en el lado frío. Así solo haremos uso de nuestros calentadores de gas eficientes cuando realmente lo necesitemos. De esta manera, el agua saldrá fría por defecto cuando vayamos a beber o a recoger agua para fregar.
  • Es importante revisar que las tuberías de distribución y los depósitos estén perfectamente aislados. Así podremos evitar cualquier pérdida de calor innecesaria aprovechando el buen funcionamiento de nuestro calentador de gas.
  • Por último recordar, que los calentadores de gas de producción instantánea no son tan eficientes como los de acumulación de agua caliente.