¿Qué es un calentador eléctrico instantáneo?

1 de julio de 2021
Un calentador eléctrico instantáneo nos permite disponer de un caudal de agua caliente de manera instantánea. A diferencia de los termos de agua que funcionan por acumulación, con este sistema la disponibilidad será ilimitada, ya que únicamente necesitamos tener corriente eléctrica. ¿Pero qué ventajas y desventajas tienen? Sigue leyendo.
Artículo escrito por:
Marcos Carbonell
¡Encuentra ahora a los mejores profesionales!
  • Empresas de confianza cerca de tí
  • Hasta 3 presupuestos con una sola consulta
  • Garantizado: ¡Fácil, gratis y sin compromiso!
Agua caliente↳Calentador instantáneo

Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©ContenidosClick.es

Diferencias entre los sistemas de agua caliente sanitaria

Para la obtención de agua caliente sanitaria en nuestro hogar, es necesario utilizar alguno de los tipos de calentadores que podemos encontrar en el mercado. Entre ellos, podemos distinguir entre el calentador de gas, el termo eléctrico y el calentador eléctrico instantáneo. Cada uno de estos sistemas tiene su propio funcionamiento, así que vamos a ver cuáles son sus particularidades.

Calentador eléctrico instantáneo

El calentador eléctrico instantáneo, calentador instantáneo o calentador de agua eléctrico, tal y como su nombre indica, se sirve de la corriente eléctrica para funcionar y calentar el agua de forma inmediata. Aunque existe también una versión que trabaja por acumulación, esta modalidad no cuenta con un depósito. Para instalar un calentador eléctrico instantáneo no es necesario hacer instalaciones complejas para el suministro.

Tampoco harán falta huecos para la ventilación. Solo habrá que verificar que la potencia contratada será suficiente para que pueda funcionar. Asimismo, hay que tener en cuenta que afectará a las facturas de la luz. No obstante, a largo plazo el calentador eléctrico instantáneo supone un ahorro considerable. En la siguiente tabla, exponemos a modo de resumen las principales diferencias entre los tres equipos básicos para calentar el agua sanitaria de nuestro hogar:

El calentador de gas

Los calentadores de gas son el sistema tradicional que se ha venido utilizando durante décadas para calentar el agua. Su característica principal es la llama piloto con la que cuentan, necesaria para poder funcionar. Sin embargo, los modelos más modernos no la traen ya. En la actualidad, y como sucede con todos los sistemas de calefacción y de agua caliente sanitaria, la mayoría de calentadores se benefician de tener un display digital.

En función de su potencia pueden llegar a calentar varios litros por minuto. De este modo, permiten disfrutar de ACS a varias personas a la vez. Como es el caso de las viviendas compartidas o aquellos hogares con familias numerosas. En su exterior encontramos un termostato. Este nos permite regular la temperatura del agua.

El agua se calienta porque circula en un circuito cerrado sobre las llamas, que la van calentando para su consumo inmediato. La combustión se produce en una cámara hermética, expulsando los gases al exterior. En los que respecta a los precios de un calentador de gas, todo dependerá de su potencia.

Termo eléctrico

El termo eléctrico es un aparato de mediana capacidad recomendado para aquellas viviendas con un menor número de personas. El motivo reside en que, a diferencia de los anteriores, estos cuentan con un depósito de agua con una capacidad determinada. Por normal general, esta va desde los 10 hasta los 300 litros.

Los termos eléctricos emplean una resistencia eléctrica en el interior del depósito. Cuando el agua tiene la temperatura deseada, esta se detiene y se mantiene caliente gracias al material aislante del termo. Cuando vamos haciendo uso del agua caliente, agua fría entra en el depósito, por lo que la resistencia se activa nuevamente. La instalación resulta más sencilla ya que no necesitamos instalar bombonas ni suministro de gas. Únicamente necesitaremos enchufarlo a la corriente eléctrica para que pueda funcionar. Los precios también varían en función de la capacidad y el material.

Calentador de gas Termo eléctrico Calentador eléctrico instantáneo
Sin depósito de agua Con depósito de agua Sin depósito de agua
Además de enchufarse necesita suministro de gas Necesita corriente eléctrica Necesita corriente eléctrica
Agua caliente ilimitada o mientras dure el suministro de gas Agua caliente limitada por la acumulada en el depósito Agua caliente ilimitada
Recomendable para un consumo de agua elevado, como en las familias numerosas; al menos con gas natural El abastecimiento de agua en número de personas depende de la capacidad y la potencia Recomendable para un consumo de agua no muy elevado
Consumo eléctrico bajo Consumo eléctrico elevado Consumo eléctrico elevado

¿Necesitas presupuestos de instaladores profesionales?

¡Muy fácil! Sólo tienes que rellenar el formulario y en unos minutos gestionaremos tu solicitud gratis y sin compromiso. ¡Nosotros nos encargamos de todo!

Volver al menú de contenidos

¿Cuál es la diferencia entre un calentador de depósito y un instantáneo?

El calentador de depósito es más tradicional que el calentador instantáneo. Es un tipo de calentador que desde años atrás se usa a la perfección para disponer de un depósito de agua que almacene una cantidad de litros suficiente para darle uso en la vivienda en horas puntuales. Sin embargo en los últimos años ha tomado fuerza una nueva y muy diferente opción: el calentador eléctrico instantáneo.

Por un lado, si tu casa es de gran tamaño y la distancia entre el calentador y el servicio es grande, el calentador de depósito es lo que necesitas. Este calentador cuenta con un contenedor en su interior, el cual capta el agua y la calienta con un quemador que se ubica en la parte inferior. Este calentador de rápida recuperación posee un depósito que, dependiendo del modelo, puede almacenar mayor o menor cantidad de agua.

Por otro lado, el calentador eléctrico instantáneo o de paso es muy ligero y compacto, ya que no necesita un depósito para suministrar agua caliente. El agua se calienta durante el recorrido de la tubería interna y desde el momento en el que abrimos la llave el agua comienza a salir caliente. Además, este calentador funciona con gas LP o natural y baterías para el encendido electrónico. Y para que el calentador instantáneo funcione óptimamente, es importante instalarlo a no más de 8 metros del servicio y mantener una presión de constante de agua.

Tras este sencillo análisis, podemos concluir que si buscas agua ilimitada y un ahorro mayor de gas, el calentador eléctrico instantáneo es la solución que más se adapta a tu vivienda. Pero si tu demanda de agua caliente es muy alta, el calentador de depósito es la mejor opción. Para que puedas comprender mejor la diferencia entre ambos, puedes ver el siguiente video:

Volver al menú de contenidos

¿Cuál es el mejor calentador instantáneo?

Elegir el mejor calentador eléctrico instantáneo no es una tarea sencilla si no se tienen algunos aspectos importantes en cuenta. Por ello, es aconsejable que tengas algunos criterios, a la hora de comprar, en mente. Esto te puede permitir ajustar aún con más exactitud la relación calidad-precio del modelo de calentador eléctrico instantáneo que decidas. Y, por supuesto, elegir el más adecuado para tus necesidades. Veamos qué aspectos debemos tener en cuenta en la elección:

➪ Puntos de uso: Debes tener en cuenta que no necesitas el mismo calentador eléctrico instantáneo para un único punto de uso como el fregadero o el lavado, sino que también existen modelos que pueden surtir varios servicios de mayor potencia. Si solo deseamos un sistema para un único servicio te convienen modelos de calentador de agua no presurizados. Sin embargo, para mayores servicios es mejor que apueste por calentadores más potente.

➪ Potencia: La potencia de un calentador eléctrico instantáneo te ayuda a decantarte dependiendo de las prestaciones a nivel de caudal y temperatura. Del mismo modo, también te puede ayudar a saber el consumo energético y cómo afectará en la factura de la luz. Debes tener en cuenta que algunos modelos de calentadores instantáneos están diseñados para instalaciones monofásicas y otros para trifásicas. Por lo cual, debes asegurarte de que tienes contratada potencia suficiente para ello.

➪ Caudal de agua que puede suministrar: A diferencia de los termos eléctricos, los calentadores eléctricos instantáneos se ven más limitados en este aspecto. Por ello, es importante que compruebes que caudal de agua son capaces de procesar y elijas el modelo que más se adapte a tus requerimientos. Por ejemplo. si solo necesitas para un fregadero o un lavabo, puedes tener suficiente con 2 o 2,5 litros por minuto. En cambio, si también vas a utilizar en una ducha u otro servicio, precisas de un caudal de agua de 5 a 6 litros por minuto,

➪ Temperatura: Este tipo de sistemas cuentan con un dispositivo que regula la temperatura del agua dentro de un rango de valores. Además, integran un sistema para asegurar que la temperatura permanezca constante y sin cambios. De este modo, se evitan sorpresas desagradables como que en un

¿Necesitas presupuestos de instaladores profesionales?

¡Muy fácil! Sólo tienes que rellenar el formulario y en unos minutos gestionaremos tu solicitud gratis y sin compromiso. ¡Nosotros nos encargamos de todo!

Volver al menú de contenidos

Ventajas y desventajas de un calentador eléctrico instantáneo

Como cualquier otro sistema que suministre agua caliente sanitaria, el calentador eléctrico instantáneo tiene sus ventajas y desventajas. Además de hacer una valoración sobre estas, habrá que valorar si es el tipo de sistema que más se adapte a nuestras necesidades particulares.

Ventajas del calentador eléctrico instantáneo

✔ El calentador eléctrico instantáneo mucho más silenciosos que los de gas

Su instalación es muy sencilla

No requieren de ventilación

✔ Existen multitud de modelos

Se pueden instalar en cualquier ubicación

✔ Una instalación eléctrica es más segura que una de gas

Reducen el consumo de energía con respecto a los termos eléctricos

✔ Únicamente consumen electricidad cuando están en uso

Desventajas del calentador eléctrico instantáneo

Como en todos los sistemas de agua caliente sanitaria, el calentador eléctrico instantáneo también posee ciertas desventajas. La primera de ellas es que necesitan una potencia eléctrica elevada para poder funcionar. Por normal general, alrededor de los 8000 W (8kW). Para ello, los cables de alimentación deben ser más gruesos que los que se emplean para un termo, además de tener un precio más elevado.

En determinados edificios, habrá que renovar el sistema de cableado. En segundo lugar, un calentador eléctrico instantáneo es vulnerable a los minerales que tiene el agua. Los espacios en su interior son pequeños y estos pueden ir acumulándose, lo que afectará a su rendimiento.

En aquellas zonas de aguas duras, será necesario limpiar el circuito interno del calentador eléctrico instantáneo de forma periódica. Además, son sensibles a la presión. Así que si la que les llega no está en un rango de control, el calentador eléctrico instantáneo no funcionará como corresponde. Por ejemplo, no calentará bien o se encenderá cuando no corresponda.

Por último, conviene tener cuidado con las cantidades de agua caliente que se utilizan. Un calentador eléctrico instantáneo puede funcionar durante un período de tiempo corto y con cantidades de agua caliente reducidas. Si disponemos de varios chorros de hidromasajes en nuestro baño iremos deteriorando el aparato con mayor rapidez de la que debería.

Volver al menú de contenidos

¿Cuándo instalar un calentador eléctrico instantáneo?

En lo que se refiere a la instalación de un calentador eléctrico instantáneo, cabe decir que es muy sencilla ya que no es necesario incluir sistemas de ventilación, ni conectarlo con el suministro de gas de la vivienda. Únicamente es necesario conectarlo a la red eléctrica, dado que se sirve de esta para funcionar.

Por ello, el único requisito que hará falta es contar con la potencia suficiente. Cuando se activa, pega un tirón de la corriente, así que si esta no es lo suficientemente alta, podrá saltar el automático en la vivienda. Además de la potencia, el cableado también es más grueso, por lo tanto, debemos verificar nuestra instalación o saber que es probable que debamos cambiarla para que soporte el consumo eléctrico del calentador eléctrico instantáneo. Muchas viviendas antiguas no están preparadas para ello.

Al tratarse de un equipo de pequeño tamaño, no es necesario disponer con un espacio amplio para instalarlo. Así que puede adaptarse sin problemas a cualquier vivienda. En cuanto al consumo, el calentador eléctrico instantáneo calienta el agua a medida que esta se utiliza, por lo que el caudal es ilimitado.

De este modo, está indicado cuando el consumo de agua caliente no es muy elevado. Aunque aumenta el importe de las facturas, nos olvidamos de depender de la sustitución de la bombona de gas o de tener que esperar a que el agua vuelva a calentarse en el caso de contar con un termo eléctrico que utiliza un depósito.

En el caso de que las necesidades vayan a ser menores o que se trate de una vivienda de segunda residencia, será preferible decantarse por otras opciones con una capacidad más limitada y que hagan menos uso de la corriente eléctrica.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

Consejos básicos para el mantenimiento de un calentador eléctrico instantáneo

Para mantener un calentador eléctrico instantáneo habrá que tener una serie de cuidados como con cualquier otro sistema de agua caliente sanitaria.

Lo primero será prestar atención al tipo de agua de nuestra zona de residencia, ya que esta puede afectar a la acumulación de cal en el interior. Además de la dureza del agua, los minerales que esta tiene pueden ir quedándose en los pequeños orificios que el calentador eléctrico instantáneo tiene en su interior. Esto afectará al funcionamiento del mismo, que hará necesarias las reparaciones e incluso las sustituciones.

Puesto que funciona con la corriente eléctrica, también habrá que hacer un buen mantenimiento de esta. Evitar las subidas y bajadas de tensión y verificar que la instalación y el sistema de cableado funciona correctamente.

Hay que recordar también que estos equipos necesitan una potencia más elevada. La mayoría de los modelos utilizan trifásica, que por lo general no se dispone en las viviendas, sólo en comercios e industrias, o viviendas muy grandes. Si disponemos de varios grifos que van a funcionar a la vez, como es el caso de los masajes, habrá que revisar el funcionamiento del calentador con mayor frecuencia.

Por último, podemos acudir a un profesional para que cada cierto tiempo verifique que sigue funcionando como debe y haga una revisión de su interior y de la instalación eléctrica.

¿Te parece interesante la información que te ofrecemos? ¿Estas pensando en instalar un nuevo termo o calentador?, Hogarsense te ayuda a conseguir presupuestos para tu proyecto.

Otro tema de interés "↳Aerotermia para ACS"