Registro de empresa

¿Sistema termosifón o de circulación forzada?

Muchas personas están interesadas en instalar placas solares acs como calentador de agua solar. El motivo es muy sencillo. Utilizar placas solares acs para calentar el agua sanitaria de la vivienda tiene muchas ventajas. Por un lado, con el calentador de agua solar consigues ahorrar en combustible y electricidad al utilizar la energía del sol. Por otro, puedes acceder a una energía limpia, renovable y respetuosa con el medio ambiente. Y, sobre todo, muy accesible en nuestro país. Sin embargo, la mayoría de personas no sabe que hay dos sistemas de placas solares acs disponibles: el sistema termosifón o forzado. A continuación te explicamos la diferencia entre ellos, los pros y contras de cada uno, el rendimiento de cada sistema, para qué tipo de vivienda es más adecuado y el precio.
Menú de contenidos:

Sistema solar por termosifón

  • ¿Cómo funciona?

Un termosifón funciona de la siguiente manera. Se coloca el panel solar térmico de manera que transmita el calor al punto más bajo del circuito cerrado de agua. Esto pone el agua en movimiento, de tal forma que el agua caliente sube hasta el punto más alto del circuito. Este punto alto está en contacto con un acumulador, conectado a un circuito abierto de agua. En el acumulador se acumula agua fría. Gracias al calor que transmite el agua caliente del circuito cerrado, el acumulador, y a la vez el agua de su interior, se calienta. El agua del interior del acumulador es la que provee agua caliente a la vivienda mediante las placas solares acs.

Fuente de la imagen: ©mipan - Fotolia.com

  • Ventajas del termosifón

Como ves, la mayor ventaja del termosifón es la sencillez del sistema. No malgastas ningún tipo de energía en poner el agua en movimiento. Simplemente dejas que el panel solar térmico caliente el agua del circuito cerrado y esta, a su vez, caliente el agua sanitaria. Por lo tanto, no necesitas de bombas u otros mecanismos que puedan requerir reparaciones o mantenimiento. Tampoco malgastarás electricidad, algo muy importante cuando estás eligiendo entre un sistema termosifón o forzado. De esta forma, se consigue un sistema muy eficiente y ecológico, en el que no se malgasta nada de energía y se consiguen los máximos resultados.

  • Desventajas del termosifón

El principal problema del sistema termosifón es que, al estar el acumulador en el tejado, a la intemperie, está más expuesto a las inclemencias del tiempo. Esto aumenta la velocidad de desgaste hasta tres veces más que con el sistema forzado. Además, este sistema tampoco es óptimo cuando se manejan grandes cantidades de agua en el acumulador. Debes tenerlo en cuenta cuando vayas a tomar la decisión de compra entre un sistema termosifón o forzado.

  • Rendimiendo del termosifón

El circuito cerrado de agua del termosifón es de corto recorrido. Esto quiere decir que el agua que recorre camino hasta el interior de la casa es el agua sanitaria, no la del circuito cerrado. Gracias a eso, la pérdida de calor a la hora de calentar el acumulador es mínima, con un alto rendimiento del sistema de agua caliente sanitaria. Esta es una gran diferencia entre el termosifón y el sistema de circulación forzada.

  • ¿Qué tipo de vivienda es más adecuada para el termosifón?

El termosifón es especialmente adecuado para casas unifamiliares en zonas poco edificadas, sin construcciones que puedan quitarles luz solar. Asimismo, deben ser construcciones robustas que puedan soportar el peso de la instalación del termosifón en su estructura. Lo ideal, también, es orientación sur para poder aprovechar al máximo las horas de luz. Debes observar bien las características de tu vivienda cuando elijas entre el sistema termosifón o forzado.

  • Precio de las placas solares acs del termosifón

El termosifón es una instalación bastante económica, teniendo en cuenta que incluye en su precio las placas térmicas solares. Debido a su sencillez, comprar un termosifón es una alternativa más barata al sistema forzado de placas solares acs. Su precio varía entre los 650€ (para modelos económicos de 150 litros) y 1.200€ (en modelos sofisticados de 300 litros).

Volver al menú de contenidos

Sistema solar térmico por circulación forzada

  • ¿Cómo funciona?

El sistema de circulación forzada funciona de una manera muy distinta al termosifón, y debes tenerlo en cuenta cuando estés eligiendo que tipo de sistema vayas comprar. Aunque también se basa en un circuito cerrado de agua caliente que transporta el calor solar hasta el acumulador, tiene diferencias fundamentales. Una principal diferencia entre el termosifón y sistema de circulación forzada es que el circuito cerrado es muy amplio. Y no es necesaria la desnivelación, pues no aprovecha la física del agua para moverla dependiendo de la temperatura de las placas solares.

sistema-circulación-forzada

Fuente de la imagen: ©kiono- Fotolia.com

Efectivamente, el termosifón forzado se llama así porque fuerza el movimiento de agua en el circuito cerrado mediante una bomba, y esa es una gran diferencia con el termosifón. De esta forma, mueve de forma artificial el agua caliente no hasta el punto más alto del circuito cerrado, como pasaba con el termosifón, sino que lo hace bajar del tejado hasta el interior del agua, donde se encuentra el acumulador.

  • Ventajas del sistema de placas solares acs de circulación forzada

La ventaja principal del termosifón forzado es que ya no dependerás de la fuerza estructural de tu vivienda para poder colocar la pesada instalación del acumulador, algo muy importante que lo diferencia del termosifón. Sino que podrás colocar el acumulador dentro y en el tejado solo irán las placas solares acs que calientan el circuito cerrado de agua.

También podrás proteger de las inclemencias del tiempo el acumulador, con lo que alargarás su vida útil hasta tres veces más. Además, al instalar el acumulador en el interior de la vivienda tenemos la opción de instalar uno de tamaño mayor, que nos permita calentar masas de agua mayores de 300 litros, lo que podría inclinar la balanza cuando comparas sistema termosifón o forzado.

  • Desventajas del sistema forzado de acs solar

Ante todo, debes tener en cuenta que es un sistema más complejo. Cuenta con un mecanismo de bomba para forzar el movimiento del agua. Por ese motivo, el sistema forzado tiene más posibilidades de averiarse y dejar de funcionar. Esa característica debes tenerla en cuenta cuando eliges entre un sistema termosifón o forzado. Precisamente por eso, el sistema forzado no tiene tanta eficiencia energética. ¿Por qué? Porque necesitamos la electricidad para mantener la bomba en funcionamiento constante y no quedarnos sin agua caliente.

  • Rendimiento del sistema forzado de acs solar

Al recorrer más distancia, el agua del circuito cerrado que transporta el calor solar de las placas solares acs hasta el acumulador acaba perdiendo cierta potencia calorífica. Este es un factor que debes tener muy en cuenta cuando vayas a elegir entre un sistema termosifón o forzado.

  • ¿Qué tipo de vivienda es más adecuada para el sistema forzado?

¿En qué situaciones es el sistema forzado especialmente recomendable? En construcciones unifamiliares con una estructura demasiado frágil para colocar un acumulador en el tejado. También es muy recomendable para estructuras comunitarias, como edificios de viviendas. Gracias a la fuerza de la bomba de agua, el sistema forzado transporta el agua hasta el acumulador, recorriendo la distancia que sea necesaria. Como ves, las características de tu vivienda pueden cambiar tus prioridades al elegir entre un sistema termosifón o forzado.

  • Precio del sistema forzado

Este es un sistema más complejo que el termosifón y con una capacidad mayor en litros. Por ese motivo, el sistema forzado tiene un precio superior al de los termosifones. La horquilla de precios varía entre los 1.200€ y los 2.000€. El precio depende de la capacidad en litros del sistema y de las características más punteras, que aumentan el precio.

Volver al menú de contenidos

¿Sistema termosifón o de circulación forzada?

Como ves, el sistema termosifón o forzado es distinto. Cada uno tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Solo tienes que fijarte en qué características te son más útiles dependiendo de las circunstancias de tu vivienda y qué sistema puede adaptarse mejor. Sabemos que la decisión puede ser complicada al principio. Por eso te hemos preparado esta tabla. En ella encontrarás un resumen de la información que te hemos desarrollado de una forma sencilla y visual. Únete a los usuarios de energía solar para calentar el agua sanitaria. Así, empezarás a ahorrar de una manera segura, ecológica y limpia.

Sistema termosifón o forzado

Termosifón

Sistema forzado

  • Circuito cerrado corto, acumulador en el tejado
  • Circuito cerrado largo, acumulador en el interior de la vivienda
  • Movimiento del agua del circuito cerrado por medio de la física
  • Movimiento del agua del circuito cerrado por medio de una bomba
  • Ahorro de energía y un sistema menos propenso a averías
  • Alargamiento de la vida útil del acumulador y posibilidad de mayor capacidad del acumulador
  • Mayor desgaste del acumulador por estar a la intemperie
  • Mayor gasto de energía al mantener la bomba en funcionamiento
  • Perfecto para casas unifamiliares que puedan instalar el sistema en el tejado
  • Perfecto para casas que no pueden sostener un acumulador en el tejado o edificios comunitarios
  • Capacidad de entre 150 y 300 litros
  • Capacidad superior a 300 litros
  • Precio de entre 650€ y 1.200€
  • Precio de entre 1.200€ y 2.000€