Registro de empresa

¿Cuál es el mejor calentador de gas para ti?

Durante la época de más frío, es posible que te des cuenta de que necesitas un nuevo calentador de gas. Pero, con tanta variedad, ¿cuál es la mejor opción? Muchos consumidores se dan cuenta de que su calentador de gas ya no les funciona como antes, o que su familia ha crecido y ya no es suficiente con el que tienen. Si estás cansado de que te falle el agua caliente, podría ser el momento de comprar un calentador nuevo. Pero es difícil saber cuál es el mejor calentador de gas para tu hogar. Aquí haremos un repaso para que sepas qué calentadores de gas son los que mejor se pueden adaptar a tus necesidades.
Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©JackF - Fotolia.com

Número de personas en la vivienda

Como es lógico, el número de personas que habitan una vivienda condiciona, y mucho, la elección de un nuevo calentador de gas. No es lo mismo necesitar un calentador de gas que tenga listas duchas calientes para cuatro miembros de una familia que para una sola persona.

Para elegir tu nuevo calentador de gas, tendrás que tener en cuenta tus necesidades y las de tu familia. Cuantas más personas convivan en la misma casa, mayor será el consumo de agua caliente. No se trata de que a algunos miembros les toque sacrificarse con el agua fría ni que se derroche el agua, sino de tener cubiertas las necesidades reales y de saber, en general, qué calentador de gas es el mejor para ti.

Volver al menú de contenidos

Número de habitaciones con suministro de agua

Normalmente cuando se plantea el consumo de agua solo se piensa en las duchas. Sin embargo, hay más habitaciones de la casa que pueden tener acceso al agua corriente y que, por lo tanto, modifiquen las necesidades de agua caliente.

Aparte del aseo, por ejemplo, también usas agua caliente en la cocina. Es posible que también tengas aseos menores sin ducha pero con lavamanos. También necesitarás tenerlos en cuenta para cambiar el calentador de gas por uno nuevo. Tampoco es el mismo consumo el que implica un adulto dándose una ducha rápida antes de ir a trabajar que el de un niño pequeño al que se le llena la bañera normalmente de agua caliente.

Si tu casa cuenta con jardín, bañera de hidromasaje exterior, galería, etc., tendrás que poder suministrar agua caliente a todos esos puntos. Además, también tendrás que tener en cuenta si estos puntos de suministro van a gastar agua a la vez. Por ejemplo, si tu casa tiene dos baños con ducha, ¿se usan los dos al mismo tiempo? Tener en cuenta todos estos factores te ayudará a ser consciente de tus necesidades reales de agua y a saber qué calentadores de gas son los mejores para tu hogar.

Saber no solo el número de habitaciones con suministro de agua, sino también una estimación de gasto de cada uno de esos puntos, te ahorrará muchos problemas a la larga. Y, por supuesto, nadie conoce mejor los ritmos de tu familia que tú. Eres tú quien sabe si sus duchas son largas o cortas, si se dan una detrás de otra o, incluso, a la vez.

Volver al menú de contenidos

Consumo medio de litros de agua

Gracias a los puntos anteriores, podrás sacar un cálculo aproximado de cuánta agua se consume de media en tu hogar. La mayoría de calentadores tienen una capacidad limitada de agua caliente que pueden almacenar. Cuando se acaba esta reserva, hay que esperar para que el calentador almacene y caliente agua otra vez; de lo contrario, saldrá fría.

Por lo tanto, para poder elegir el mejor calentador de gas para ti, deberás tener muy claras las necesidades de tu hogar y de tu familia. Los calentadores de gas domésticos vienen con distintas capacidades que van desde los cinco litros a los veinte por minuto. Elegir uno con la capacidad de almacenamiento idónea es fundamental para comprar un nuevo calentador de gas. Y, como ya se ha dicho antes, nadie tiene esa información mejor que tú.

Volver al menú de contenidos

Lugar de la instalación

La instalación de un calentador de gas es algo que debe tomarse con suma precaución. Para evitar accidentes domésticos o situaciones que pongan en riesgo tu salud y la de tu familia, deben tomarse las medidas de seguridad adecuadas para garantizar no solo un buen servicio, sino la seguridad de las personas que habitan la vivienda.

Deberás tener en cuenta si el lugar de la instalación es un espacio interior reducido o con mala ventilación o si es exterior, amplio o con buena ventilación. Si el espacio disponible es amplio y bien ventilado, habrá espacio para un tiro natural que evacúe los gases de una forma sencilla. La única infraestructura necesaria es espacio para colocar un tubo de suficiente diámetro y que pueda colocarse en el grado de inclinación adecuado.

El problema existe, sobre todo, en espacios muy reducidos. Hay que tener en cuenta que un calentador de gas instalado de forma incorrecta supone un riesgo. Es necesario garantizar una evacuación adecuada de los gases hacia el exterior. En estos casos es mejor recurrir a un tipo de calentador de tiro forzado. Este sistema incorpora un ventilador que fuerza la evacuación de gases. Tiene el inconveniente de que necesita estar conectado a la corriente eléctrica para funcionar. Aun así, y dado que este sistema se usa sobre todo en espacios interiores, lo normal es que no haya problema al respecto.

Volver al menú de contenidos

Un extra de seguridad

En los mejores calentadores de gas, además, se instalan prestaciones de seguridad adicionales. El problema de tener una instalación de este tipo en un lugar pequeño y cerrado es la posibilidad de acumulación de gases que puedan llegar a producir un accidente. Un sensor de falta de llama, por ejemplo, detecta cuándo no se ha encendido la llama que permite que el agua se caliente. De esta forma, en caso de fallo de algún tipo, el calentador corta automáticamente el flujo de gas para evitar acumulación o cualquier otro problema que pudiera derivar de él.

El presostato de aire es otra manera de evitar que se acumulen los gases, aunque se centra en el sistema de evacuación. Si detecta que el ventilador no funciona o hay algún tipo de obstrucción, corta automáticamente el suministro de gas para evitar fallos o accidentes del calentador.

A modo de resumen: en el tiro natural, el ángulo del tubo y la corriente del espacio bien ventilado van sacando progresivamente los gases de manera natural. En el tiro forzado, dado que la ventilación es mala, se instala un ventilador eléctrico que fuerce y acelere la expulsión de los gases para evitar situaciones potencialmente peligrosas. El espacio de instalación es probablemente el elemento más importante a la hora de elegir el mejor calentador de gas para ti.

¿Y ahora qué?

Tras haber leído todo el artículo, has tomado nota de las características. Has observado tu casa, tu familia y tus circunstancias. Has estudiado con cuidado el lugar de la instalación del calentador de gas. Pero sigues estando abrumado. Sigues sin saber cómo estar seguro de que estás comprando el mejor calentador de gas.

La variedad en el precio de un calentador, productos y prestaciones tiene su lado positivo y negativo. Tener mucho dónde elegir suele ser una ventaja para el consumidor, pero tú necesitas un nuevo calentador de gas y no te vale con cualquiera: tiene que ser el ideal para ti. No te preocupes, a continuación tienes una tabla que esperamos pueda ayudarte a comprar el calentador que mejor se adapta a tus necesidades.

Un solo miembro o familia reducida

Familia de tres miembros

Familia numerosa (4 miembros o más)

Casa pequeña o con pocos puntos de suministro

Consumo escaso. 10 litros por minuto.

Consumo escaso. 12 litros por minuto

Consumo moderado. 14 litros por minuto.

Casa de tamaño medio o con varios puntos de suministro

Consumo escaso. 12 litros por minuto.

Consumo moderado. 15 litros por minuto.

Gran consumo. 17 litros por minuto.

Casa de gran tamaño, con muchos puntos de suministro

Consumo moderado. 15 litros por minuto.

Gran consumo. 17 litros por minuto.

Gran consumo. 20 litros por minuto.

Espacio reducido o mal ventilado para la instalación

Espacio amplio, exterior o bien ventilado

De tiro forzado

De tiro natural

Ahora sí, ya estás preparado para comprar el mejor calentador de gas para ti. Es el momento de ir a buscar los que cumplan los requisitos que necesitas. Una vez los tengas escogidos, solo te quedará comparar precios de cada calentador de gas y tomar la decisión. Y, si sigues estos consejos, puedes estar seguro de que habrás escogido el mejor calentador de gas.