Registro de empresa

Cómo elegir el termo eléctrico perfecto para tu hogar

Al contrario de lo que se pueda pensar, la elección del termo eléctrico para una vivienda no es una tarea sencilla. Y es que dicha decisión va a depender de diferentes factores como las características de la vivienda en cuestión, el número de personas que viven en ella, el tipo de suministro que tenga la vivienda o el consumo medio de agua. En el siguiente artículo vamos a darte las claves que debes tener en cuenta para elegir un termo eléctrico que se adapte a la perfección a tus necesidades.
Menú de contenidos:

Las ventajas que ofrecen los diferentes tipos de termos eléctricos respecto a los tradicionales calentadores de gas son tan numerosas que merecen un apartado introductorio en nuestro artículo para detallarlas. En primer lugar, los termos eléctricos no necesitan disponer de una instalación de gas anexa, con la disminución de riesgos que eso supone. Por otra parte, también se debe destacar que con los termos de agua eléctricos la temperatura con la que discurre el agua es constante en todo momento.

De igual forma, merece mencionarse también que al disponer estos termos eléctricos de un sistema propio de almacenamiento de agua se evitan los problemas de presión. A estas ventajas se suma también la facilidad a la hora de fijar la temperatura a la que se quiere que el termo mantenga el agua, y la escasez de riesgos para la integridad física de los residentes en el domicilio porque se evita el manipulado de bombonas de gas.

mejor-termo-eléctrico

Fuente de la imagen: ©Bosch

Aspectos a tener en cuenta para elegir un termo eléctrico:

Capacidad del termo de agua eléctrico

Como seguro que ya sabes, los termos eléctricos funcionan calentando el agua que se encuentra dentro de su depósito, la cual es la primera en salir cuando en uno de los grifos de la vivienda se acciona el grifo de agua caliente. A medida que el agua caliente se va utilizando, el calentador deja entrar en su depósito más agua de la conducción que comenzará a calentar. De esta forma, la capacidad que tenga el termo eléctrico es fundamental.

Por ello, las diferentes marcas que comercializan termos eléctricos ponen a la venta termos de diferentes capacidades. Por lo tanto, antes de proceder a elegir un nuevo termo eléctrico se debe calcular la capacidad que vamos a necesitar en el hogar. Para realizar el cálculo de una forma aproximada se deben tener en cuenta una serie de parámetros:

  • El número de integrantes de la unidad familiar. Puede parecer una tontería sin importancia, pero estamos seguros de que nos querrás quedarte sin agua caliente y elegir un termo eléctrico de pequeñas dimensiones que pueda suponer un problema.Por lo tanto, debes tener en cuenta que cada persona suele emplear una media de 30 litros de agua caliente cada día. De esta forma, si tienes sólo con un termo eléctrico de 50 litros tendrás más que suficiente, e incluso para dos personas también habrá de sobra. Pero la cosa cambia en el caso de familias más numerosas, porque si en casa sois más de 3 personas vais a necesitar un termo de al menos 80 litros. No te preocupes, pues las diferentes marcas especializadas comercializan termos eléctricos capaces de almacenar hasta 200 litros de agua caliente.
  • La importante elección entre ducha o baño, también es un factor que puede ayudarte a elegir el mejor termo eléctrico que se adapta a tus necesidades. Y es que como seguro que ya imaginas, un baño de agua caliente consume mucha más agua que una ducha. La diferencia de consumo puede oscilar entre 20 y 30 litros, por lo que un termo eléctrico de 50 litros no será suficiente y habrá que recurrir a otro de mayor capacidad.
  • La distribución del consumo es otro aspecto que se debe valorar antes de elegir entre los diferentes termos eléctricos y sus precios. Y es que si todas las personas que residen en la vivienda acostumbran a utilizar el agua caliente en la misma franja horaria, la capacidad que se va a necesitar para el consumo del termo eléctrico ascenderá de manera significativa.

Volver al menú de contenidos

El lugar adecuado para la instalación del termo

No hay que olvidar que un termo eléctrico es un aparato que suele tener unas dimensiones más o menos amplias y que una vez se encuentre lleno de agua, también tendrá un peso considerable. Por ello, el lugar para la instalación del termo eléctrico es otro de los aspectos que se deben tener en cuenta antes de la compra del aparato. En primer lugar, es importante seleccionar o habilitar un espacio para la instalación del termo eléctrico adecuado para las dimensiones del dispositivo.

De la misma manera, es preciso que en las inmediaciones del lugar elegido haya un enchufe y las correspondientes tuberías de entrada y salida de agua. Por supuesto, la pared debe ser lo bastante consistente como para soportar todo el peso una vez que se haya realizado la instalación . Como no puede ser de otra manera, para proceder a la instalación únicamente recomendamos a fontaneros profesionales con experiencia para el trabajo. Una instalación mal ejecutada o realizada por uno mismo puede acarrear averías y consecuencias muy negativas.

Volver al menú de contenidos


Termos de temperatura fija o regulable

Otra de las elecciones que se deben tomar antes de decantarte por un termo eléctrico, es si deseamos un termo de temperatura fija o si lo queremos de temperatura regulable. Ambos tienen una serie de ventajas e inconvenientes que vamos a detallar a continuación:

  • Termos de temperatura fija: se trata de aparatos que no permiten regular la temperatura del agua que calientan, la cual siempre estará a la misma temperatura. A decir verdad, si no es algo que te moleste en demasía, la opción de regular la temperatura en el caso de los termos de agua eléctricos no es algo que se utilice mucho.
  • Termos de temperatura variable: en principio, esta clase de termos eléctricos tienen un coste más elevado que los de temperatura fija. Sobre todo, esta opción se suele utilizar en función de la época del año. Aunque no se utilice mucho el regulador de temperatura, modificar los grados en verano puede hacer que ahorres unos cuantos euros en tu factura de energía.

Volver al menú de contenidos

El importante factor de la dureza del agua

Aunque te pueda parecer un asunto baladí, la dureza del agua es un factor que en buena medida va a afectar al termo eléctrico que elijas. El magnesio y el calcio son dos minerales que están presentes en el agua en diferentes porcentajes en función de la zona del país en la que residas. A mayor cantidad de estos minerales, mayor será la dureza del agua y mayor será el contenido de cal.

Zonas como Barcelona, Mallorca, Alicante, Murcia y Almería se caracterizan por tener el agua con mayor dureza de España. Debes tener en cuenta que la cal se suele acumular en el termo, por lo que si resides en alguna de estas zonas es fundamental que optes por uno de los termos de agua eléctricos que dispongan de sistemas antical.

Una vez que conoces todos los parámetros a tener en cuenta para la tomar la mejor elección a la hora de comparar precios de un termo eléctrico, ha llegado el momento de visualizar la tabla comparativa con las diferentes opciones que encuentras en el mercado.

Por regla general, en el mercado existen termos de agua eléctricos desde 10 hasta 300 litros. Cada uno de estos termos eléctricos está diseñado para cubrir una serie de necesidades. Ni todos sirven para todo, ni todas las facetas del hogar se pueden realizar con algunos termos de agua eléctricos . Para ayudarte a que tomes la mejor elección a la hora de elegir tu termo eléctrico hemos diseñado la siguiente relación:

Capacidad del termo eléctrico (Litros) Características
10 a 15 litros Se emplean generalmente para su uso en fregadores cuyo consumo de agua no exceda de 30 litros diarios.
30 litros Bastante económicos y funcionales.
Resultan perfectos para viviendas en las que resida una sola persona.
50 litros Seguramente el más comercializado dada su versatilidad.
Tienen una capacidad para dos duchas de forma simultánea.
Nivel de regeneración es bastante alto.
80 litros Perfecto para viviendas familiares de tres personas.
Pueden almacenar agua suficiente para más de dos duchas y todavía quedaría agua caliente para otros usos.
100 a 150 litros Destinados principalmente a viviendas donde residan más de tres personas.
Muy útiles en viviendas donde residan personas que prefieran un baño a darse una ducha.
200 litros Enfocado a viviendas de familias numerosas o incluso pequeñas residencias de estudiantes.
Hay que tener en cuenta que la instalación para esta clase de calentadores se tendrá que realizan en un lugar bastante amplio.
300 litros Termos con mayor capacidad del mercado.
Uso enfocado a clubes deportivos o residencias.
Esta clase de termo eléctrico acarrea un gasto extra en mantenimiento para evitar roturas.