Registro de empresa

El termo eléctrico y sus dispositivos

El termo eléctrico tradicional es un sistema bastante conocido y mediante el cual se busca como objetivo obtener la mayor cantidad de agua caliente sanitaria (ACS) y de esta forma tener el mayor confort en nuestro hogar. Pero sabes, ¿cuáles son los dispositivos que componen un termo eléctrico? o ¿cómo es su funcionamiento por dentro? En este artículo nos hemos concentrado en explicarte un poco más cómo es un termo eléctrico y sus componentes.
Menú de contenidos:

Componentes del termo eléctrico

Los termos eléctricos cuentan realmente de dos partes, por un lado tienen un componente eléctrico que genera calor y por otro una cuba o almacenamiento para el agua. Así mismo, podemos diferenciar los distintas partes y dispositivos de los termos eléctricos:

  • Aislamiento en poliuretano expandido
  • Calderín vitrificado a 850°C para evitar la corrosión
  • Resistencia eléctrica
  • Elementos de protección IP frente al contacto con el agua externa
  • Válvula de seguridad y de compensación con leva para vaciado
  • Ánodo de protección del calderín
  • Chapa de acero prepintada
  • Termostato de funcionamiento y de sobretemperatura

Volver al menú de contenidos

Calderín del termo eléctrico

Uno de los dispositivos del termo eléctrico es el calderín. Está compuesto de dos extremidades curvadas o casquetes en la parte inferior del mismo, pero también la parte superior. Suele tener un cuerpo cilíndrico, pero esto solamente para grandes capacidades. El calderín del termo eléctrico en una de sus extremidades está agujereada y a la vez con una platina en la que están instalados el termostato y la resistencia. Los dos tubos que se encuentran en el calderín en forma de rosca se encuentran soldados en la parte inferior del mismo y de esta forma poder permitir la entrada tanto de agua caliente como la entrada de agua fría. Pero ya que el calderín está en constante contacto con agua y al ser de acero, necesita protección y de esta forma evitar la corrosión o acción corrosiva que produce el agua.

La mayoría de los termos eléctricos suelen tener un material de esmalte vitrificado, que vendría siendo una cerámica que está compuesta de sílice y que viene aplicada de forma uniforme en la parte interna del calderín, y suele tener por lo menos un espesor que va en una media de 250 micras. El calderín suele calentarse a una media de 850°C, y esto hace que el esmalte se endurezca y se adhiera de forma perfecta al mismo.

El calderín y su referencia gráfica

1. Parte superior del mismo.
2. Cuenta con un tubo de salida para el agua caliente (Pueden haber diferentes tipos de salida de agua, pero el agua caliente , siempre ocupará o será tomada de la parte superior del calderín.
3. El calderín también cuenta con una parte inferior.
4. Todos los calderines tienen un borde para la pletina.
5. Al tener salida de agua caliente, también cuentan con una entrada de agua fría y esto se hace a través de un tubo que está destinado para lo mismo.
6. Difusor de ingreso. Es el que se encarga de evitar las turbulencias y mantiene el agua fría en la entrada de la parte inferior del calderín.

Otro de los dispositivos del termo eléctrico más importantes es la resistencia. Para conocer un poco más de las resistencias, haremos un breve repaso de los dos diferentes tipos de existen:

  • Resistencia sumergida: Su forma puede puede ser de horquilla, espiral o triple curva. Hay resistencias de cobre con brida estañada o también de latón y funda de termostato, que viene encastrada y conecta directamente los terminales fasten de dicha resistencia. Normalmente las resistencias de inmersión son mejor conocidas como resistencias con vaina, y que están en contacto con el agua. Suelen tener en promedio una temperatura operativa que ronda los 300-400°C. Pero las resistencias de inmersión son un poco más complejas y están dotadas de potencias y longitudes diversas. Las conexiones de las mismas, refiriéndonos a las conexiones eléctricas pueden ser monofásicas y trifásicas.

dispositivos-del-termo-eléctrico

Fuente de la imagen: ©trotzolga - Fotolia.com

  • Resistencia en Seco o Cerámica: Las resistencias en seco o cerámica están compuestas por un par de cilindros que están fabricados de cerámica refractaria, estás suelen ser muy resistentes a temperaturas muy elevadas, modelados con canales externos vacíos donde se entrelazan las espiras de la resistencia. Pero debemos tener en cuenta que sus elementos pueden variar de forma, longitud y potencia, y las conexiones eléctricas también son trifásicas o monofásicas. La resistencia está situada en un soporte de acero esmaltado, al que le conocemos (la vaina) y este se encarga de protegerlo del agua.

El dispositivo conocido como la vaina, también incluye el termostato y un soporte del ánodo. Lo que suele distinguir a estas resistencias y una de las principales ventajas que tiene es que no es necesario tener que vaciar el calderín al momento de querer cambiar dicha resistencia. Las mismas también son de gran resistencia a la corrosión y todo ello gracias a la vaina esmaltada. Son de gran resistencia a las incrustaciones ya que poseen una amplia superficie de intercambio constante de calor.

Volver al menú de contenidos

Termostato

Un termostato, otro dispositivo del termo eléctrico, es aquel que se encarga de controlar la temperatura del agua en el interior del termo eléctrico y a su vez tiene dos tipos de funciones. La primera es, controlar en todo momento la temperatura del termo eléctrico durante su normal funcionamiento. Esto permite que la persona que lo está utilizando, lo pueda ajustar manualmente a través de un selector externo.

dispositivos-termo-eléctrico1

Fuente de la imagen: ©kuchina - Fotolia.com

La otra función del termostato es establecer seguridad térmica. En caso tal, de que el equipo llegase a funcionar de forma incorrecta, la temperatura del agua podría en todo momento aumentar y posteriormente producir vapor. Pero esto se debe evitar, y para poder hacerlo, un dispositivo independiente de seguridad se encarga de quitar la alimentación eléctrica. Al momento de querer restablecerla, se requerirá un rearme manual. En lo que se refiere al termostato, además podemos diferenciar dos tipos:

  • Termostato de varilla: que está basado en un principio de diferencia de expansión térmica compuesta por dos materiales. Así mismo este tipo de termostato está compuesto por las siguientes partes:
1. Expansión térmica
2. Primer dispositivo de seguridad
3. Calderín
4. Expansión térmica
5. Lámpara de señalización
6. Resistencia
7. Segundo dispositivo de seguridad: Termostato temperatura máxima
8. Agua caliente
  • Termostato de bulbo: se le conoce, ya que el mismo, está basado en un principio neumático. Contiene un gas y la presión del gas puede variar al momento de variar la temperatura. Al momento de variar la misma, actúa en la célula presostática, que activa un contacto eléctrico.

Volver al menú de contenidos

Ánodo de sacrificio

Otro de los componentes más importantes del los dispositivos del termo eléctrico, ya que influyen en la durabilidad del mismo, es el ánodo de magnesio o también conocido como ánodo de sacrificio. Este componente que está incorporado en todos los termos eléctricos, tiene como principal objetivo evitar la corrosión de las partes metálicas que componen el termo. Una corrosión que sufriría el dispositivo ya que se encuentra en contacto directo y continuo con el agua.

Al hablar de la corrosión, hablamos de un proceso químico de forma natural y normal que se produce entre el metal del termo eléctrico y el agua que suele rodear los componentes de metal. Al producirse la corrosión, se producen perforaciones en el depósito (Calderín) del termo eléctrico, la resistencia mecánica se ve reducida de sus elementos y a la vez daña la resistencia.

Pero cómo podemos saber su durabilidad...

La vida operativa de este dispositivo del termo eléctrico dependerá de la calidad, cantidad y la temperatura del agua. Se encarga de obstaculizar la corrosión del calderín de acero y suele actuar por eléctrolisis. La corrosión no se logra impedir del todo, pero en este caso se daña el ánodo de magnesio pero el aparato no.

Funcionamiento del ánodo de sacrificio

En el ánodo, como dispositivo del termo eléctrico, está incorporado un circuito electrónico que se encarga de crear una diferencia de potencia entre el agua caliente, el calderín y un electrodo, de esta forma se crea una óptima protección y se evita la corrosión. Una corriente eléctrica desde el exterior es aplicada, y la corrosión logra reducirse a cero y el calderín nos sufre por lo general deterioro alguno.

Para poder asegurar un funcionamiento correcto del famoso sistema de protección, él mismo debe estar constantemente conectado a la corriente, hablando de 230 V y que de esta forma funcione el aparato de forma correcta. La mayoría de los termos eléctricos nuevos que encontramos en el mercado actualmente, cuentan con los dispositivos antes mencionados.

Las novedades del termo eléctrico, tanto de los termos ya sean horizontales o verticales, por lo general y si son modernos, están compuestos de materiales que evitan la corrosión, ya que se busca alargar al máximo la vida útil de los mismos. No existen muchas diferencias en cuanto a los dispositivos que conforman los termos eléctricos, independientemente de que sean verticales u horizontales. El hecho de comprar un termo eléctrico vertical u horizontal, tiene que ver más con el espacio que se le ha destinado al mismo.

Los expertos recomiendan comprar termos eléctricos actuales, ya que los materiales y dispositivos de los mismos se van actualizando más o menos frecuentemente, y por esta razón, un termo eléctrico eficiente y moderno, nos podría hacer ahorrar, a la hora de hablar de consumo en el termo, una buena cantidad de energía tanto a mediano, como a largo plazo.