Presupuesto para instalar un calentador eléctrico instantáneo

14 de enero de 2021
Si necesitas un sistema de producción de ACS para tu vivienda, es fundamental que compares diferentes presupuesto de calentadores eléctricos instantáneos. Son una excelente alternativa para viviendas de pequeño tamaño, negocios de hostelería y oficinas, que no cuentan con instalación de gas. Una de las grandes ventajas de los calentadores eléctricos instantáneos es que son capaces de suministrar agua caliente prácticamente de inmediato. Si estás pensando en comprar o instalar un calentador eléctrico instantáneo, a continuación te facilitamos todos los aspectos que debes tener en cuenta.
Artículo escrito por:
Neftali Barreto, Redactor de www.HogarSense.es
Agua calientePide presupuestoPresupuesto calentador eléctrico
Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©Hogarsense

¿Cuánto cuesta instalar un calentador eléctrico instantáneo?

El calentador eléctrico instantáneo o también comúnmente conocido como calentador instantáneo o calentador de agua eléctrico, se abastece de la corriente eléctrica para funcionar y calentar el agua que llega por las tuberías de forma inmediata. A diferencia de la versión que trabaja por acumulación, esta modalidad no cuenta con un depósito.

Si hacemos un análisis básico del coste medio, para instalar un calentador eléctrico instantáneo nuevo, suele oscilar alrededor de 100 – 400 €. Aunque claro está que, depende principalmente de la potencia de calentamiento, personas que residan en la vivienda y calidad de marca y material que se instale. Partiendo de lo más bajo el precio del calentador eléctrico instantáneo básico, ronda los 60 €; partiendo de este precio podemos ir viendo cuales son las necesidades de nuestra vivienda y que tipo de termo nos conviene instalar.

¿Estás pensando en cambiar tu calentador de gas o termo eléctrico? Te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto.

Volver al menú de contenidos

Coste medio de una instalación del calentador eléctrico instantáneo

Para instalar un calentador eléctrico instantáneo no es necesario hacer instalaciones complejas. A diferencia de un calentador de gas, la instalación de este sistema no conlleva la creación de huecos para la ventilación. Solo habrá que verificar que la potencia contratada sea la suficiente para que pueda funcionar. Asimismo, hay que tener en cuenta que afectará a las facturas de la luz. No obstante, a largo plazo el calentador eléctrico instantáneo supone un ahorro considerable.

Calcular el precio del calentador eléctrico instantáneo no es una tarea sencilla si no se tienen algunos aspectos importantes en cuenta. Por ello, es aconsejable que tengas algunos criterios, a la hora de comprar, en mente. Esto te puede permitir ajustar aún con más exactitud el presupuesto del modelo de calentador eléctrico instantáneo que decidas. Y, por supuesto, elegir el más adecuado para tus necesidades. Veamos qué aspectos debemos tener en cuenta en la elección:

Potencia

La potencia de un calentador eléctrico instantáneo te ayuda a decantarte dependiendo de las prestaciones a nivel de caudal y temperatura. Del mismo modo, también te puede ayudar a saber el consumo energético y cómo afectará en la factura de la luz. Debes tener en cuenta que algunos modelos de calentadores instantáneos están diseñados para instalaciones monofásicas y otros para trifásicas. Por lo cual, debes asegurarte de que tienes contratada potencia suficiente para ello.

Puntos de uso

Debes tener en cuenta que no necesitas el mismo calentador eléctrico instantáneo para un único punto de uso como el fregadero o el lavado, sino que también existen modelos que pueden surtir varios servicios de mayor potencia. Si solo deseamos un sistema para un único servicio te convienen modelos de calentador de agua no presurizados. Sin embargo, para mayores servicios es mejor que apueste por calentadores más potente.

Caudal de agua que puede suministrar

A diferencia de los termos eléctricos, el precio del calentador eléctrico instantáneo se ve más limitado en este aspecto. Por ello, es importante que compruebes que caudal de agua son capaces de procesar y elijas el modelo que más se adapte a tus requerimientos. Por ejemplo, sí solo necesitas para un fregadero o un lavabo, puedes tener suficiente con 2 o 2,5 litros por minuto. En cambio, si también vas a utilizar en una ducha u otro servicio, precisas de un caudal de agua de 5 a 6 litros por minuto,

Temperatura

Este tipo de sistemas cuentan con un dispositivo que regula la temperatura del agua dentro de un rango de valores. Además, integran un sistema para asegurar que la temperatura permanezca constante y sin cambios. De este modo, se evitan sorpresas desagradables cuando se requiera un nivel de temperatura ideal confortable.

Mano de obra (instalación)

En lo que se refiere a instalar un calentador eléctrico instantáneo, cabe decir que es muy sencillo ya que no es necesario incluir sistemas de ventilación, ni conectarlo con el suministro de gas de la vivienda. Únicamente es necesario conectarlo a la red eléctrica, dado que se sirve de esta para funcionar. Por ello, el único requisito que hará falta es contar con la potencia suficiente. Cuando se activa, pega un tirón de la corriente, así que si esta no es lo suficientemente alta, podrá saltar el automático en la vivienda.

Además de la potencia, el cableado también es más grueso, por lo tanto, debemos verificar nuestra instalación o saber que es probable que debamos cambiarla para que soporte el consumo eléctrico del calentador eléctrico instantáneo. Muchas viviendas antiguas no están preparadas para ello. Además, al tratarse de un equipo de pequeño tamaño, no es necesario disponer con un espacio amplio para instalarlo. Así que puede adaptarse sin problemas a cualquier vivienda.

Respecto a la mano de obra, un fontanero puede llegar a cobrar en tanto a 25 – 30 € la hora de trabajo. Dependiendo si se trata de un cambio, lo cual incluiría quitar el sistema e incorporar el nuevo, o instalar directamente el nuevo. Es decir, si tenemos que retirar el antiguo calentador, dependerá de las características del calentador eléctrico y el lugar donde esté instalado; pero de media, podemos sumarle unos 40 € al presupuesto final. Además a la tarifa anteriormente nombrada, se le puede agregar un pequeño sobrecoste de gastos de desplazamientos hasta el lugar dependiendo de donde se encuentre.

Costes de mantenimiento y revisión

Este dependerá del tipo de calentador, del tipo de avería que presente, así como el coste derivado de la mano de obra de cada profesional. Por lo general, el coste medio de este tipo de reparaciones o arreglos del sistema ronda en torno a los 100 - 200 €. Si se trata de un servicio de urgencia este precio puede ascender hasta los 200 - 400 €.

Costes de consumo eléctrico

El consumo eléctrico, como todo sistema, va a depender de la potencia necesaria del calentador de agua que, a su vez es directamente proporcional de la demanda de agua caliente.

Potencia (kW) Usos (servicios) Caudal (L/min) Precio (€)
3,7 Lavabo pequeño o lavamanos 2 - 3 150
4,5 Lavabo pequeño 2 - 4 200
5,5 Fregadero de cocina o baño 3 - 5 250
7,3 Lavabo y ducha 4 - 5 300
9 Bañera pequeña o ducha 5 Más de 350
11 a 27 Bañera 6 - 10 Más de 500
30 a 60 Bañera, fregadero y lavabo 10 - 13 Más de 1000

Volver al menú de contenidos

¿Qué tenemos que saber a la hora de comprar un calentador eléctrico instantáneo?

✔ Demanda instantánea

El calentador instantáneo es una solución flexible sin interrupción de “servicio”. El servicio es continuo cualquiera ya que no necesita un depósito para suministrar agua caliente. El agua se calienta durante el recorrido de la tubería interna y desde el momento en el que abrimos la llave el agua comienza a salir caliente. Además, este calentador funciona con gas LP o natural y baterías para el encendido electrónico. Y para que el calentador instantáneo funcione óptimamente, es importante instalarlo a no más de 8 metros del servicio y mantener una presión de constante de agua.

✔ Tamaño reducido

El calentador de agua instantáneo puede ser una fantástica solución para los espacios pequeños. Su reducido tamaño, en comparación a un termo eléctrico de 80 o 100 L, no tiene nada que envidiar a la hora de producir el agua caliente sanitaria para servicios de fregadero en la cocina, lavabos o duchas. Es una solución interesante si todas las fuentes de agua son de distancia corta. Es decir, un calentador puede ser suficiente para todas las necesidades de un pequeño apartamento (45 m2 y para 1-2 personas).

✔ Fácil de instalar

Los calentadores de agua instantáneos pueden ser instalados, por ejemplo bajo una encimera o bajo un fregadero, en armarios, o colocados en una pared si se trata de un modelo más potente. Por ejemplo, para un lavabo y ducha, un modelo de 7,3 kW puede tener las dimensiones siguientes: 20 cm x 30 cm x 12 cm con un peso de 3 kg.

Fuente de la imagen: ©stiebeleltronamericas.com

✔ Solución para viviendas de tamaño reducido o segundas viviendas

Tanto para viviendas de tamaño reducido como para segundas viviendas en las que no se requiere una cantidad y un uso frecuente de agua caliente sanitaria, es una solución eficiente. Al tratarse de un equipo de pequeño tamaño, no es necesario disponer con un espacio amplio para instalarlo. Así que puede adaptarse sin problemas a cualquier vivienda.

✔ Conexión eléctrica

En lo que se refiere a la instalación de un calentador eléctrico instantáneo, cabe decir que es muy sencilla ya que únicamente es necesario conectarlo a la red eléctrica. El único requisito que hará falta es contar con la potencia suficiente. Así que si esta no es lo suficientemente alta, puede que cuando pongamos el sistema en marcha, salte el automático de la vivienda.

Como hemos nombrado anteriormente, el cableado también debe ser el correcto ya que este es más grueso. Por lo tanto, debemos verificar nuestra instalación, si no por el contrario debemos ajustarla para que soporte el consumo eléctrico del calentador eléctrico instantáneo. Muchas viviendas antiguas no están preparadas para ello.

✔ Regulación electrónica en base a la temperatura de consigna

Los calentadores eléctricos instantáneos cuentan con un sistema de regulación electrónica que nos permite reducir el consumo energético entre un 10 y un 20 %. Este control electrónico regula la potencia, dependiendo de la temperatura de entrada y del caudal. Esto garantiza, que la temperatura de salida sea constantemente la seleccionada y no tengamos sobreconsumos en la línea.

✔ Mantenimiento sencillo

En comparación a otros sistemas de agua caliente sanitaria, estos aparatos tienen una longevidad alrededor de los 15 a 20 años si se realiza un mantenimiento adecuado y frecuente. Son dispositivos muy fiables y no requieren de un mantenimiento tan exhaustivo. Basta con revisar el consumo eléctrico, tener en cuenta el tipo de agua en nuestra zona (controlar el desgaste de la resistencia interna) y acudir a un profesional cada cierto tiempo para verificar que funciona el sistema a la perfección.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

Preguntas frecuentes sobre los termos eléctricos

¿Qué son exactamente los calentadores eléctricos instantáneos?

Un calentador eléctrico instantáneo nos permite disponer de un caudal de agua caliente de manera instantánea. A diferencia de los termos de agua que funcionan por acumulación, con este sistema la disponibilidad será ilimitada, ya que únicamente necesitamos tener corriente eléctrica.

¿Cómo calienta el agua un calentador eléctrico instantáneo?

En cuanto a su funcionamiento, la resistencia de calentamiento que se encuentra en el interior del sistema calienta el agua fría cuando entran en contacto. Esto produce que el aparato suministre agua caliente de manera instantánea y salga por los grifos.

¿En qué se diferencia un calentador eléctrico instantáneo de un termo eléctrico?

El termo eléctrico es más tradicional que el calentador eléctrico instantáneo. Es un tipo de calentador que desde años atrás se usa a la perfección para disponer de un depósito de agua que almacene una cantidad de litros suficiente para darle uso en la vivienda en horas puntuales. Sin embargo en los últimos años ha tomado fuerza una nueva y muy diferente opción: el calentador eléctrico instantáneo.

Por un lado, si tu casa es de gran tamaño y la distancia entre el calentador y el servicio es grande, el calentador de depósito es lo que necesitas. Este calentador cuenta con un depósito interior que almacena el agua mientras se calienta a través de un quemador que se ubica en la parte inferior. Por otro lado, el calentador eléctrico instantáneo o de paso, calienta el agua durante el recorrido de la tubería interna y desde el momento en el que abrimos la llave el agua comienza a salir caliente.

Tras este sencillo análisis, podemos concluir que si buscas agua ilimitada y un ahorro mayor de gas, el calentador eléctrico instantáneo es la solución que más se adapta a tu vivienda. Pero si tu demanda de agua caliente es muy alta, el calentador de depósito es la mejor opción.

¿Cuánto consume un calentador de agua eléctrico instantáneo?

Como hemos nombrado anteriormente, el consumo eléctrico de estos sistemas es muy relativo y va a depender de la potencia necesaria del calentador que, a su vez es directamente proporcional de la demanda de agua caliente en la vivienda. Esto se traduce en valores aproximados a unos 15 – 30 € de consumo medio por mes en calentadores eléctricos instantáneos que oscilan sobre los 4 – 9 kW.

¿Por qué es mejor que el calentador eléctrico sea instalado por un profesional?

Las instalación de un calentador eléctrico instantáneo no es de las más complicadas en comparación a otros sistemas de ACS. Aunque si no conoces bien del tema en fontanería u otros tipos similares de instalaciones, desde Hogarsense te recomendamos siempre acudir a instaladores profesionales y acreditados que sabrán recomendarte el mejor calentador eléctrico. Además, el mismo instalador se encargará de dejar la instalación con un correcto funcionamiento y tendrás certificación y acreditación de eficiencia.

Siguiente artículo