¿Ventilas tu vivienda correctamente?

7 de octubre de 2020
La ventilación es uno de los aspectos que más hay que cuidar en una vivienda. ¿Sabías que una mala ventilación es perjudicial tanto para la salud de los habitantes como para la casa? ¿Y que una ventilación natural, a través de las ventanas, renueva el aire de todas las estancias? Además, es recomendable para calmar la temperatura en los meses más calurosos y es muy importante para secar humedades. No olvidemos que la estanqueidad del aire puede llegar a causar problemas de humedades, hongos y moho. A continuación, te contamos como ventilar tu vivienda de la mejor manera.
Artículo escrito por:
Neftali Barreto, Redactor de www.HogarSense.es
Menú de contenidos:

ventilacion-ventanas

Fuente de la imagen: ©65ymas.com

¿Por qué es importante la ventilación cuando se tienen ventanas?

La calidad del aire es un elemento fundamental para nuestro bienestar, ya sea en nuestra vivienda, en el trabajo o en lugares de ocio. En nuestro hogar puede que tengamos muchos aparatos que generen contaminantes sin darnos cuenta de ello. Algunos como el sistema de calefacción, hornos, calderas, o las mismas personas que salen y entran constantemente de la vivienda, trayendo consigo algunos contaminantes del exterior. Por ello, es importante contar con un buen sistema de climatización o ventilación de ventanas natural.

Significativamente, también es importante el número de personas que residan día y noche en la vivienda. A mayor número de personas, mayor importancia de realizar una correcta ventilación de ventanas diarias. Se recomienda ventilar el hogar de forma periódica durante varias veces a lo largo del día. Gracias a esto, no se verá tan cargado el ambiente y se podrá respirar un aire natural y renovado.

En términos de humedad, creación de moho o acumulación de partículas de polvo, se sabe que pueden perjudicar gravemente la salud de las personas, por los accesos en las vías respiratorias. Diferentes tipos de alergias, intolerancias y malestar que se puede desarrollar si no se controlan los niveles de humedad y, sobre todo, la cantidad de polvo que se almacena en las viviendas cuando no se ventila correctamente. Es por esto que el gran beneficio e importancia de ventilar, mejore la salud de las personas.

¿Estás pensando en instalar ventanas nuevas en tu vivienda? Te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto.

Volver al menú de contenidos

El papel de una correcta ventilación de ventanas

Las ventilación de ventanas juegan un papel importante en el ahorro de energía. Sobre todo, en cuanto a valores de aislamiento y hermeticidad. Las ventanas modernas, pueden venir con un sistema adaptado de ventilación apto, especialmente importante para aportar aire puro y reducir la humedad en la vivienda. Lo esencial es asegurarse de que la humedad del aire no llegue a un nivel que pueda perjudicar la salud. Además, gasta más energía calentar el aire húmedo que el aire seco, y por eso se gasta más en invierno que en verano.

La humedad en la casa proviene de respirar y expulsar vapor de agua por la boca o de tomar una ducha, de cocinar y secar ropa…esto es totalmente normal. Pero demasiada humedad puede crear moho y pequeños sistemas de hongos. En casas con moho visible o oculto, se suelen ocasionar con mayor frecuencia enfermedades que se pueden equiparar con los de la gripe. Por tanto, un suministro regulado de aire puro es esencial para la casa.

ventana-humedades

Fuente de la imagen: ©murprotec.es

Por otro lado, todos conocemos las ventanas antiguas y las corrientes de aire que causan. Si te paras a pensar un segundo, seguro que alguna vez te has sentado enfrente de una en invierno y habrás notado la brisa fría en el cuello. Y, por consiguiente, el agarrotamiento que produce tal sensación. Hay que tener en cuenta que una ventilación de ventanas óptima parte de unas correctas condiciones con una corriente de aire controlada, sin obstrucciones que puedan suceder entre ventanas o puertas opuestas que se encuentren abiertas completamente.

Si conseguimos esto, solo nos llevará de 1 a 5 minutos renovar el aire del interior completamente. Por lo general, la ventilación debe ser breve pero regular, así se suministra aire puro rápidamente sin permitir que las paredes se enfríen. Conseguiremos que la casa llega pronto a una temperatura acogedora, pero el calor almacenado en las paredes no se pierda al completo.

En fin, hay que adaptar una rutina de ventilación para ahorrar energía, sobre todo al instalar ventanas nuevas. El bienestar en casa se asegura cuando tenemos unos niveles de humedad y temperatura ideales. Los valores medios deben comprender, en el caso de la humedad relativa entre 40-60% y un temperatura ambiental de 19 a 23 ºC. Si aún no lo has conseguido puedes ayudarte de un higrómetro para medir la humedad del aire en el baño, por ejemplo, después de la ducha. El higrómetro también nos dice cuanto tiempo hay que ventilar hasta que la humedad vuelva a lo normal.

Volver al menú de contenidos

Ventilación de vivienda y aislamiento: buena combinación (al contrario de lo que se piensa)

Ventilación de ventanas y aislamiento térmico son dos temas que van unidos, tanto en las viviendas de nueva construcción, como en las reformas de casas antiguas. Para lograr un buen confort térmico, es imprescindible contar comuna buena ventilación natural o mecánica y viceversa. Antiguamente, los edificios no contaban con prácticamente ningún elemento de estanqueidad, haciendo que el frío fuera muy notorio en invierno cuando abrías un segundo la ventana, y en verano era necesario abandonar las viviendas ya que las ventanas no aislan del calor.

Antes no se le prestaba tanta atención a este tipo de temas, ni se instalan mecanismos para solucionar estas deficiencias en la ventilación de las viviendas. Y mucho menos para tener que reformar las paredes o techos. Si además se trataba de una vivienda en un ático, el confort climático podía ser mínimo o nulo. Pero con los avances en los diferentes tipos de ventanas, se demuestra que ventilar es perfectamente compatible con que la vivienda tenga un buen aislamiento. Debemos tener en cuenta que ventilar durante 10 minutos es más que suficiente para renovar el aire y eso no va a hacer que la temperatura interior de nuestra vivienda cambie de forma significativa.

Actualmente, lo habitual es instalar sistemas de aire acondicionado o de calefacción en las nuevas viviendas, o invertir en unas ventanas de calidad para lograr de esa forma el suficiente confort en la climatización. No obstante, los sistemas tradicionales de calefacción y de aire acondicionado son muy costosos, y calentar o refrigerar estancias puede resultar, para algunos bolsillos, muy caro. Por tanto, un gran mayoría de personas aprovecha y ya que renueva sus ventanas, invierte un poco más y aporta soluciones a las necesidades térmicas de la vivienda.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

¿Cómo se ventila de la manera más eficaz?

Para tener una ventilación de viviendas con efectividad podemos hacerlo de tres formas:

Ventilación de ventanas natural

Este modo lo conseguimos de manera natural abriendo las ventanas de las habitaciones en el ángulo que deseemos. Con respecto a cuánto tiempo, podemos recomendar entre 5-10 min será suficiente, aunque dependiendo de la estación del año. Uniformemente puedes ventilar todas las habitaciones donde tengas ventanas, pero hay algunas que se recomiendan más que otras, por el tema de usos. Por ejemplo, los dormitorios, los baños, la cocina... Al ser las estancias donde pasamos más tiempo, necesitan mayor ventilación.

Ventilación de ventanas cruzadas

Es un sistema de ventilación que consiste en abrir puertas y ventanas que se encuentren en puntos opuestos del hogar. Así se consigue una corriente de aire cruzada que consigue pasar por toda la casa. Se renovará el aire de una manera más rápida y eficaz. Lo más conveniente es ventilar por la mañana.

Ventilación de ventanas forzada

Este sistema lo conseguimos empleando elementos o aparatos mecánicos como los sistemas de aire acondicionado, extractores, etc. Es decir, el aire que entra en nuestra vivienda es forzado, y en ningún caso de manera natural a través de la propia ventana.

Volver al menú de contenidos

¿Cuándo no se debe de ventilar?

Dependiendo de las estaciones del año, hay épocas donde conviene en mayor medida realizar una ventilación de ventanas natural que en otras, sobre todo por eso de los cambios de temperaturas y los factores climatológicos. Por ejemplo, si estamos en verano en hora punta, abrir en una ventana con 35ºC en el exterior, puede ser una locura. Además, si nuestra vivienda no se encuentra en un lugar de sobra se calentará aún más si abrimos una ventana. El poco fresco que se encuentra dentro, se esfumara en cuestión de segundo.

También si tu ventana se encuentra en lugares donde frecuenta mucho tráfico y las ventanas dan hacia la carretera. Conseguirás que una parte de los gases de los coches se cuelen en tu vivienda, generando malos olores, radicales libres contaminantes y toxinas de los carburos quemados.

Por último, en el caso de que te encuentres en invierno y utilices la calefacción porque en el exterior hace una temperatura cercana a bajo cero, abrir una ventana por completo hará que pierdas el confort térmico de la vivienda. Esto generará que tengas que volver a encender la calefacción y gastar más energía como consecuencia.

Volver al menú de contenidos

Ventilación natural: ¿Cómo se consigue una buena ventilación de ventanas de manera natural?

Una buena ventilación natural se consigue con una distribución más eficiente del espacio de trabajo y utilizando la apertura de los ventanales, especialmente durante las primeras horas de la mañana. Las personas, por lo general, se sienten mucho mejor en un espacio con ventilación natural que en uno climatizado. Una adecuada ventilación natural es fundamental para lograr el bienestar térmico de las personas, es decir, las condiciones interiores de temperatura, humedad y velocidad del aire que se encuentren en la vivienda, oficina y otro espacio.

Abrir las ventanas al principio o al final del día, puede generar una gran cantidad de beneficios en las personas. La ventilación de ventanas natural consigue renovar el aire en los espacios interiores, sacar olores de ambientadores o perfumes que pueden resultar muy fuertes para algunas personas. También contribuyen en la eliminación de hongos, bacterias o ácaros, que se suelen acoplar en cortinas, alfombras o moquetas, que en muchos casos acabamos respirando nosotros mismos.

También, liberar el aire interior de partículas nocivas para la salud como el humo de los cigarrillos o de velas de parafina, pinturas u otros. Por esto y mucho más, es determinante conseguir una buena ventilación natural. “Hay que abrir las ventanas y dejar que entre el aire fresco”.

Tabla: consejos de cómo y cuándo ventilar correctamente la vivienda

1. Ventila tu vivienda varias veces todos los días durante 5-10 min
2. Utiliza sistemas de filtración, extracción y purificación del aire
3. Ideal no fumar dentro de la vivienda, ni cerca de las ventanas
4. Usar la campana extractora siempre que se cocine
5. Decorar la vivienda con algunas plantas filtra los contaminantes del aire
6. Controlar los niveles de humedad en el interior
7. Revisar filtraciones de agua en las paredes y techos
8. Mantener una temperatura adecuada y confortable
9. Si tienes aire acondicionado, asegúrate de limpiar los filtros
Siguiente artículo