Ventanas con triple vidrio

7 de octubre de 2020
El triple acristalamiento consiste en combinar tres cristales y dos cámaras de aire. La alternancia de vidrios de al menos unos 4 milímetros y las dos cámaras que se rellenan con aire, permiten crear una ventana con un sistema de aislamiento muy bueno. Tanto térmica como acústicamente son unas de las ventanas más solicitadas del mercado. Si eres de los que crees que el triple acristalamiento es para tu vivienda, a continuación, te contamos todos sus ventajas y características.
Artículo escrito por:
Neftali Barreto, Redactor de www.HogarSense.es
Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©glassmanufacturer.com

¿Qué son los vidrios triple?

Los vidrios triples o ventanas con triple cristal, forman un acristalamiento de gran resistencia combinando tres hojas de vidrio intercaladas por dos cámaras de aire. Estos tipos de cristales son muy demandados en obras de construcción o renovaciones de ventanas, debido a que ofrecen unas propiedades de aislamiento térmico y acústico excelentes. Estas propiedades hacen que sean altamente recomendables y se vean instaladas en una gran mayoría de viviendas de nueva construcción.

Las múltiples combinaciones que nos permiten estos tipos de ventanas, de triple cristal, hacen que se denoten mayores prestaciones, a medida que combinamos diferentes tipos de vidrios en su composición. Entre las hojas, podemos incorporar otro gas inerte, que no sea aire, para mejorar las propiedades de aislamiento como puede ser argón o criptón.

Volver al menú de contenidos

Características de los vidrios triples

Este tipo de ventanas con triple cristal pueden tener una gran variedad de características destacables a razón de los diferentes vidrios que usemos para componer el conjunto final. Los más habitual, en cuanto a grosores es alternar 3 hojas de vidrio de unos 4 -6 mm y dos cámaras de 16 milímetros aproximadamente. Gracias a las cámaras de aire se mejoran las propiedades aislantes, reduciendo en gran medida el valor de transmitancia térmica (U) del acristalamiento. Cuanto menor es el valor de la transmitancia de la ventana en conjunto (vidrio + perfil), mayor es la capacidad de aislamiento.

Fuente de la imagen: ©Pinterest

Dependiendo de las dimensiones de la ventana, el material del marco, el grosor del vidrio y la cámara, y la posición dentro de la vivienda, se podrá hacer una valoración sobre el nivel de aislamiento que puede aportar a la vivienda. Por ejemplo, cuando se emplea un vidrio simple, la conductividad térmica oscila en torno a 1,16 w/m2 ºC; a medida que vamos añadiendo hojas de vidrio y cámaras de aire podemos ir reduciendo esta conductividad térmica hasta llegar a valores cercanos a 0,12 w/m2 ºC.

Otra de las características más determinantes de este tipo de ventanas con triple cristal es el ahorro cuantitativo de la energía gracias a la hermeticidad y estanqueidad que aportan. Se puede llegar concluir que alcanza hasta un 80% más de ahorro en comparación a un vidrio sencillo. De hecho, son tan herméticas que se suelen comparar con un muro de hormigón.

¿Estás pensando en instalar ventanas nuevas en tu vivienda? Te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto.

Volver al menú de contenidos

Ventajas de este tipo vidrio

Las ventanas de triple cristal se han popularizado en los últimos años debido al doble ahorro que ofrecen a nivel energético tanto para calefacción como para aire acondicionado. En estos casos, para satisfacer las necesidades y exigencias individuales, este tipo de ventanas son claramente ventajosas en algunos aspectos:

✔ Mejora del aislamiento térmico: Con el triple cristal y las respectivas cámaras se puede conseguir un incremento del aislamiento térmico de hasta un 35%.

✔ Mejor aislamiento acústico: Gracias a este tipo de ventanas de triple cristal se consigue reducir de manera notable la cantidad de ruido exterior que llega a nuestras oficinas o nuestra vivienda.

✔ Ahorro energético y económico: A mayor número de hojas de vidrio, mayor aislamiento y capacidad de almacenar el calor en el interior. Por ejemplo, en invierno al haber menos fugas de calor reducimos el gasto de energía, lo que quiere decir que pagamos menos en nuestra factura de luz o gas.

✔ Mayor seguridad: Al contener dos o más hojas de vidrios, estas ventanas gozan de ser más resistentes a impactos, golpes o roturas.

✔ Funcionalidad: Se suele llegar a pensar que, por tener mayor resistencia, pueden pesar más, y por ende perder funcionalidad. Y lo cierto, es que el peso no es algo que influya en tanta diferencia ya que, si el marco donde está instalada ofrece resistencia a la incorporación de tres hojas, no perderá funcionalidad.

Volver al menú de contenidos

¿Qué formas puede tener un vidrio triples?

Este tipo de ventanas con triple cristal son de las más seguras y resistentes del mercado ya que, a pesar del sistema de triple hoja y doble cámara, se instalan de tal manera que no exista ninguna fuga y su groso quede completamente estanco con el perfil. Ambas cámaras se encuentran envueltas por las hojas de vidrio que aíslan de las bajas y altas temperaturas del exterior. Si se asegura esta hermeticidad la forma de la ventana no sería una preocupación.

Hoy en día, este tipo de ventanas con triple cristal se pueden fabricar de diferentes formas y grosores dependiendo de los requerimientos del usuario. Cierto es que, los marcos y formas más usadas para estos tipos de ventanas tan aislantes son los cuadrados o rectangulares. Pero se pueden encontrar una infinidad de formas y diseños en el mercado, que se fabrican a medida. Entre ellos, también se pueden realizar formas circulares, ovaladas o triangulares, bajo pedido previo.

Volver al menú de contenidos

¿Es rentable instalar una ventana con triple vidrio?

La respuesta es claramente sí. No obstante, debemos considerar algunos aspectos a tener en cuenta, en base a nuestro presupuesto, necesidades de la vivienda, y si verdaderamente le vamos a sacar rendimiento a tan alto nivel de aislamiento. Para resolver esta incógnita vamos a ver en qué factores podemos decantarnos por una ventana de triple cristal:

➪ Ubicación geográfica: Si nuestra vivienda se encuentra en una zona geográfica en la que el clima invernal no alcanza temperaturas superiores a 5°C, no tiene sentido instalar un triple vidrio. El ahorro en pérdidas de calor sería de un 50% comparado con una ventana doble. Algo poco significativo, teniendo en cuenta que estamos en climas templados de temperaturas suaves. Si, por el contrario, nuestra vivienda puede alcanzar temperaturas por debajo de los -5°C, podremos sacarle una mayor rentabilidad.

➪ Orientación de la vivienda: En este caso se debe valorar hacia donde se orienta este lado de la vivienda donde está instalada nuestra ventana. En una orientación sur interesa, por ejemplo, valorar si valdrá la pena realizar una inversión de este tipo para ahorrar no más de 10-15 % de pérdidas caloríficas o, por el contrario, instalar un tipo de ventana de doble acristalamiento.

➪ Estado de la fachada: Si la fachada donde vamos a instalar este tipo de ventanas con triple cristal es vieja o tiene mal estado de aislamiento, no tendrá ningún sentido el montaje de esta. Si, por el contrario, es una nueva construcción o una vivienda en buen estado, será una decisión correcta.

Volver al menú de contenidos

Ejemplos: la combinación de distintas actuaciones posibles

La ventana con triple cristal tiene excelentes beneficios que pueden mejorar en gran medida el confort y las propiedades térmicas de tu vivienda. Tanto en seguridad y resistencia a impactos, como en aislamiento térmico y acústico. Por ello, es de total importancia combinar una ventana con triple cristal de alta calidad con un perfil acorde. Dependiendo del perfil que elijamos tendremos una conductividad térmica u otra. Por ejemplo, un perfil de PVC puede tener una conductividad térmica 1000 veces menos que un perfil de aluminio.

Analizando la transmitancia de una ventana con triple cristal de 4-16-4-16-4 mm (vidrio-cámara-vidrio-cámara-vidrio), por ejemplo, obtenemos valores que oscilan a U = 0,5 a 0,6 W/m2 ºK, pero si lo acompañamos de un buen perfil este valor puede reducir en la media total de la ventana. Para verificar este razonamiento, vamos a ver cómo puede variar la transmitancia térmica, utilizando diferentes perfiles de ventanas, con un vidrio doble:

Tipos de marcos

Marco de PVC: Combinar un perfil de PVC con un vidrio triple mejora los niveles de comportamiento térmico del conjunto de la ventana (vidrio + perfil). Al ser un material que tiene una baja transmitancia del calor, se consiguen muy buen aislamiento entre el exterior y el interior. Los valores de transmitancia oscilan a U = 0,5 – 0,6 W/m2 ºK.

Marco de madera: Puede ser otra de las combinaciones para mejorar los niveles de aislamiento térmico. Estos perfiles de madera tratada es una de las posibilidades que el mercado nos ofrece, dando un toque más rústico a las ventanas de la vivienda. Con un valor de transmitancia de U = 1 - 1,5 W/m2 ºK pueden mejorar los niveles de transferencia térmica del triple cristal.

Marco de metal: Normalmente de materiales como el aluminio o acero, con una transmitancia parecida al vidrio simple, U = 3,5 W/m2 ºK. Este tipo de perfiles los podemos encontrar con diferentes acabados como lacados en diferentes colores, recubrimiento imitación madera, anodizados, etc. No son los que más detienen el paso del calor, pero aportan muchas otras mejoras como son resistencia y estanqueidad.

Marco de metal con RPT: Podemos decir que este tipo de perfil es la versión 2.0 mejorada del marco de metal estándar. Para conseguir este beneficio de rotura de puente térmico, se incorporan varios elementos separadores de baja conductividad térmica que aíslan los componentes interiores y exteriores, mejorando el comportamiento térmico. Si la transmitancia térmica del metal estándar oscila en U = 3,5 W/m2 ºK, esta mejora baja este valor hasta U = 1,5 – 2,5 W/m2 ºK.

Otros tipos de marcos: Por ejemplo, aluminio-madera, poliuretano con núcleo metálico, metálicas con RPT rellenas de espuma aislante, que combinadas con un vidrio triple pueden ser una buena opción si no queremos gastarnos mucho en nuestras nuevas ventanas.

Volver al menú de contenidos

Precio medio de los vidrio triple

El precio de las ventanas con triple cristal varia en función de determinadas necesidades del usuario y parámetros en relación con: medidas (largo, ancho y grosor), diseño (mateado, lacado…) y forma (rectangular, ovalado, cuadrado...). Uno de los factores principales son las medidas ya que, lógicamente, cuanto mayor sea el cristal el precio aumentará. También en función del tipo de vidrio que elijas el precio variará. Si escoges una de las hojas del vidrio bajo emisivo, el precio será mayor que si eliges las tres hojas de vidrio simple.

Por todos estos factores, estos tipos de cristales para ventanas tienen un precio muy variable. Un ventana con triple cristal barato que puedes conseguir sería por un precio de unos 450 - 650€ que sería un vidrio pequeño transparente con tres hojas simples y dos cámaras de aire. A partir de ahí, el precio iría aumentando en función de todos los parámetros comentados anteriormente. Un vidrio triple de seguridad con la combinación de hojas templadas o laminadas puedes encontrarlo en los catálogos de las carpinterías rondando en torno a los 600-1000 euros.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

Tabla sobre las características de vidrio triple, doble y simple

Vidrios según N.º de hojas Características
Triple acristalamiento Acristalamiento formado por dos capas de aire encerrada entre tres vidrios. Si entre las capas se añade gas argón obtenemos transmitancias térmicas similares a un muro aislado.
Doble acristalamiento Ventana con doble cristal formada por dos láminas de vidrios separados entre sí por un espaciador herméticamente cerrado a lo largo de todo el perímetro.
Simple o monolítico Acristalamiento que solo tiene una capa de vidrio. Entre ellos podemos encontrar una gran variedad dependiendo de su composición química, espesor y especificaciones de fabricación.
Siguiente artículo