Ventanas con vidrio doble

7 de octubre de 2020
Un doble vidrio o acristalamiento es el conjunto constituido por dos o más vidrios paralelos, ensamblados entre sí por un espaciador perimetral, que encierra en su interior una cámara de aire deshidratado o gases pesados. Ofrecen grandes propiedades de aislamiento térmico y la atenuación acústica. Te permiten combinar diferente hojas de vidrio en base a tu necesidad. A continuación, veremos en que se caracterizan y todos sus beneficios.
Artículo escrito por:
Neftali Barreto, Redactor de www.HogarSense.es
Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©fenster.es

¿Qué son los vidrios dobles?

La ventana con vidrio doble, o también llamadas de doble acristalamiento, están compuestas por dos o más hojas de vidrio, separadas entre sí por una cámara de aire deshidratado. Esta combinación destaca por sus excelentes propiedades como aislante térmico y acústico, y reduciendo las condensaciones que puedan aparecer en el vidrio interior. Esto se consigue gracias a la separación que aporta la cámara.

Definiéndose como un pequeño perfil separador de aluminio, esta cámara alberga en su interior un producto desecante que, aparte de aire, también puede ser argón o criptón. Estos gases se encuentran totalmente estancos gracias al doble sellado perimetral que consiguen los sellantes orgánicos. El primer sellado se realiza con el compuesto butilo, aplicando en el perfil separados; y el segundo sellado se compone de polisulfuro, aplicado una vez ensamblamos los vidrios sobre el perfil separador. Con esto conseguimos un nivel alto de estanqueidad y seguridad.

Volver al menú de contenidos

Características de los vidrios dobles

Las características de esta ventana con vidrio doble van en función de las necesidades requeridas en nuestra vivienda y los diferentes tipos de vidrios que se incorporen al hueco de la ventana. Principalmente, el doble acristalamiento va a mejorar las prestaciones de la ventana en la que se instale en valores de aislamiento térmico y acústico. Si un vidrio simple, ya por si solo nos aísla y separa del exterior, imagínate dos hojas de vidrio.

Una ventana con doble vidrio posibilita de diferentes combinaciones en tanto a las distintas propiedades que compone a cada vidrio usado. Por ello, se pueden obtener beneficios en tanto al diseño de la propia ventana, aislamiento térmico o acústico, protección de seguridad, nivel de control solar o luminosidad, entre otros. Por ejemplo, si incorporamos un vidrio de control solar o bajo emisivo, podemos controlar y regular tanto la luminosidad como la sensación térmica, protegiendo además en épocas más invernales del frío.

Otra de las características, que pueden ser realmente importantes, es los beneficios que aporta la incorporación al doble acristalamiento de un vidrio de seguridad (laminado o templado). Si al menos una de las hojas que componen nuestro vidrio de doble acristalamiento, está formado por alguno de estos vidrios de seguridad, se puede evitar el riesgo de accidentes por roturas, caídas o cortes. También, si incorporamos un vidrio laminado acústico, podemos reducir en gran medida los ruidos externos y mejorar el confort de la vivienda.

Por otro lado, este tipo de acristalamiento no solo se basan en aportar seguridad y aislamiento a la ventana, sino que también pueden ser muy atractivos para aquellas viviendas que necesiten un cambio y modernizar el estilo arquitectónico. Esta solución reside, por ejemplo, en la utilización de algunas hojas como pueden ser vidrios decorados, vidrios lacados, vidrios laminados de color, vidrios grabados, etc. El cambio es notablemente visible y nos sorprenderá la infinidad de colores y decoraciones que se les puede agregar a estos vidrios.

En términos de eficiencia energética, los vidrios dobles colaboran con el mantenimiento y mejora del medio ambiente de forma indirecta. Al mejorar las condiciones de aislamiento en la vivienda, se reducen claramente los niveles de consumo energético. Consiguiendo a su vez, que se reduzcan las emisiones contaminantes de CO2, de los aparatos de calefacción o aire acondicionado.

¿Estás pensando en instalar ventanas nuevas en tu vivienda? Te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto.

Volver al menú de contenidos

Ventajas de este tipo vidrio

La mayoría de las características que aportan las ventanas con doble cristal son todo ventajas, si comparamos con un acristalamiento simple o un vidrio antiguo. No es el mejor acristalamiento, porque siempre se puede superar, pero si tuviéramos que darle una nota sería un 7. Que coincide con las siete ventajas que más destacan de esta ventana con vidrio doble y veremos a continuación:

✔ Reducción de pérdida de calor y frío: Con el doble vidrio se puede reducir la pérdida de calor o de frío según la época del ano y del clima de la estación. La cámara de aire aislante evita que entre el frío o el calor al interior de la vivienda.

✔ Ahorro energético: Este tipo de ventanas de doble cristal beneficia de un considerable ahorro de dinero a final de mes al evitar mayor uso del aire acondicionado o calefacción.

✔ Mejora en el confort: Una temperatura más cálida y natural de la vivienda ayuda a tener un mejor confort térmico.

✔ Diseños y decoraciones infinitas: Poner doble ventana que contenga una hoja lacada, mateada o decorada en alguna de sus caras. Tanto al exterior como el interior, destacan de otros tipos de ventanas y nos permiten decorarlas al gusto y diseño.

✔ Mayor seguridad: Al contener dos o más hojas de vidrios, estas ventanas gozan de ser más resistentes a impactos, golpes o roturas.

✔ Ocupan poco espacio: No por ser de mayor resistencia tiene que ser de diferente tamaño. Únicamente, este tipo de ventanas con doble vidrio solo ocupan un mayor grosor dentro del marco de la ventana. Por lo demás, se fabrican a las mismas medidas que se requiera en el hueco de la ventana.

✔ Funcionalidad: Se suele llegar a pensar que, por tener mayor resistencia, pesan exageradamente más y pueden perder funcionalidad. Y lo cierto, es que el peso no es algo que influya en tanta diferencia ya que, si el marco donde está instalada ofrece resistencia a la incorporación de dos o más hojas, no perderá funcionalidad. Al contrario, los beneficios que nos aporta un doble vidrio son visiblemente tangibles.

Volver al menú de contenidos

¿Qué formas puede tener un vidrio doble?

Este tipo de ventanas con doble cristal son muy seguras y resistentes ya que, a pesar del sistema de doble hoja, se instalan de tal manera que no exista ninguna fuga y quede completamente estanca. La cámara que se encuentra en el interior de ambas hojas se encuentra completamente hermética y bien sellada, siempre y cuando se asegure que el perfil está bien adaptado en conjunto con el vidrio. Si se asegura este hermeticidad la forma de la ventana no debería influir en su funcionamiento.

Hoy en día, este tipo de ventanas con doble cristal se pueden fabricar de diferentes formas y grosores dependiendo de los requerimientos del usuario. Estos vidrios se diseñan a medida, y por ello se debe medir exactamente el hueco, y el perfil donde se quiere instalar. Las formas que más se suelen demandar son las cuadradas o rectangulares, aunque también se pueden realizar formas circulares, ovaladas o triangulares, al gusto. Eso sí, ambas caras del vidrio deben cumplir las mismas medidas.

Volver al menú de contenidos

Vidrios dobles: aislamiento, confort térmico y seguridad

Cuando nos disponemos a estudiar la posibilidad de cambiar nuestras ventanas se deben tener en cuenta una serie de factores como son las necesidades de la vivienda, las medidas del hueco, el grosor del vidrio, el tipo de marco/perfil, los sistemas de climatización, zona geográfica, entre otros. Por todos estos aspectos, las instituciones obligan a las nuevas constructoras a cumplir las normativas y los estándares de eficiencia energética. Si se logra mejorar el vidrio y el marco en su conjunto, mejoramos el aislamiento, la seguridad y por tanto, el confort en nuestra vivienda.

Actualmente, es muy frecuente que los usuarios tomen conciencia sobre los efectos a largo plazo que puede suponer un buen acristalamiento en las ventanas de las viviendas. Esto hace que, a la hora de cambiar las ventanas, se decantan por mejorar los cerramientos y poner vidrio doble que permita reforzar el aislamiento térmico, dando importancia al ahorro energético y económico que supone. Ya que, un buen aislamiento térmico, puede suponer una diferencia a final de mes en la factura eléctrica o del gas, si se reducen en gran medida.

camara-vidrios-dobles

Fuente de la imagen: ©cristaluxglass.com

Por ejemplo, un aspecto que determinará en gran medida el aislamiento es la relación del grosor del vidrio doble y a la transmitancia térmica. A mayor espesor, disminuye la transmisión por radiación, por lo que el valor de la transmitancia térmica (U) disminuye. Estas condiciones se dan siempre y cuando se produzca convección, conducción o radiación del calor a través de la ventana en su totalidad (perfil + vidrio). Claro está, que si estas condiciones se logran estabilizar conseguiremos un confort térmico excelente.

Cabe destacar, que estas ventanas con vidrio doble ofrecen una gran resistencia en comparación a los vidrios monolítico de una sola hoja. Al poder combinar las hojas entre diferentes tipos como son: templado, laminado, armado u otros de seguridad; se consigue una resistencia notable a impactos, golpes o accidentes imprevistos.

Volver al menú de contenidos

La combinación de distintas actuaciones posibles produciría los siguientes resultados

La ventana con vidrio doble tiene excelentes beneficios que pueden mejorar en gran medida el confort y las propiedades térmicas de tu vivienda. Tanto en seguridad y resistencia a impactos, como en aislamiento y luminosidad. Por ello, es de total importancia combinar una ventana con doble cristal de alta calidad con un perfil acorde a las necesidades. Imagina por un momento que invertimos en un buen acristalamiento, pero lo adaptamos a un marco de baja calidad. No saldría rentable a la larga y a la larga, pueden ocasionar problemas derivados de fugas u otros.

Analizando la transmitancia de un vidrio doble de 4-16-4 mm (vidrio-cámara-vidrio), por ejemplo, obtenemos valores que oscilan a U = 2 a 2,6 W/m2 ºK, pero si lo acompañamos de un buen perfil este valor puede reducir en la media total de la ventana. Para verificar este razonamiento, vamos a ver cómo puede variar la transmitancia térmica, utilizando diferentes perfiles de ventanas, con un vidrio doble:

Tipos de marcos

Marco de PVC: Combinar un perfil de PVC con un vidrio doble mejora los niveles de comportamiento térmico del conjunto de la ventana (vidrio + perfil). Al ser un material que tiene una baja transmitancia del calor, se consiguen muy buen aislamiento entre el exterior y el interior. Los valores de transmitancia oscilan a U = 1 – 2,5 W/m2 ºK.

Marco de madera: Puede ser otra de las combinaciones para mejorar los niveles de aislamiento térmico. Estos perfiles de madera tratada es una de las posibilidades que el mercado nos ofrece, dando un toque más rústico a las ventanas de la vivienda. Con un valor de transmitancia de U = 2 - 2,5 W/m2 ºK pueden mejorar los niveles de transferencia térmica del doble acristalamiento.

Marco de metal: Normalmente de materiales como el aluminio o acero, con una transmitancia parecida al vidrio simple, U = 5,7 W/m2 ºK. Este tipo de perfiles los podemos encontrar con diferentes acabados como lacados en diferentes colores, recubrimiento imitacion madera, anodizados, etc. No son los que más detienen el paso del calor, pero aportan muchas otras mejoras como son resistencia y estanqueidad.

Marco de metal con RPT: Podemos decir que este tipo de perfil es la versión 2.0 mejorada del marco de metal estándar. Para conseguir este beneficio de rotura de puente térmico, se incorporan varios elementos separadores de baja conductividad térmica que aíslan los componentes interiores y exteriores, mejorando el comportamiento térmico. Si la transmitancia térmica del metal estándar oscila en U = 5,7 W/m2 ºK, esta mejora baja este valor hasta U = 2,5 - 4 W/m2 ºK.

Otros tipos de marcos: Por ejemplo, aluminio-madera, poliuretano con núcleo metálico, metálicas con RPT rellenas de espuma aislante, que combinadas con un vidrio doble pueden ser una buena opción si no queremos gastarnos mucho en nuestras nuevas ventanas.

Volver al menú de contenidos

Precio medio de los vidrios dobles

El precio de las ventanas con doble cristal es variable en función de determinadas necesidades del usuario y parámetros en relación con: medidas (largo, ancho y grosor), diseño (mateado, lacado…) y forma (rectangular, ovalado, cuadrado...). Uno de los factores principales son las medidas ya que, lógicamente, cuanto mayor sea el cristal el precio aumentará. También en función del tipo de vidrio que elijas el precio variará. Si escoges una de las caras del vidrio bajo emisivo, el precio será mayor que si eliges un vidrio simple.

Por todos estos factores, el precio es muy variable. Un ventana con vidrio doble más barato que puedes conseguir sería por un precio de unos 200-250 euros, que sería un vidrio pequeño transparente con dos hojas simples y cámara de aire. A partir de ahí, el precio iría aumentando en función de todos los parámetros comentados anteriormente. Un vidrio doble de seguridad con la combinación de hojas templadas o laminadas puedes encontrarlo en los catálogos de las carpinterías rondando en torno a los 300-500 euros.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

Tabla sobre las características de vidrio doble, triple y simple

Vidrios según N.º de hojas Características
Doble acristalamiento Ventana con doble cristal formada por dos láminas de vidrios separados entre sí por un espaciador herméticamente cerrado a lo largo de todo el perímetro. Aprovechando la baja conductividad térmica del aire, al encerrar entre dos paneles de vidrio una cámara de aire (6-20 mm), inmóvil y seco, se limita el intercambio de calor por convección y conducción. Valor de transmitancia térmica alrededor de transmitancia térmica a U= 3,3 W/m2 ºK
Triple acristalamiento Acristalamiento formado por dos capas de aire encerrada entre tres vidrios. Su transmitancia térmica oscila en valores de U= 1,8 W/m2K. Si entre las capas se añade gas argón obtenemos transmitancias térmicas similares a un muro aislado
Simple o monolítico Acristalamiento que solo tiene una capa de vidrio. Entre ellos podemos encontrar una gran variedad dependiendo de su composición química, espesor y especificaciones de fabricación. Como valor de referencia podemos tomar un valor de transmitancia térmica de U = 5,7 W/m2 ºK
Siguiente artículo