Parte II: Forma, color, combinación y montaje

21 de agosto de 2020
Una vez que ya tenemos claro aspectos como el tipo de apertura, material, acristalamiento cumpliendo con los niveles de seguridad y de aislamiento explicado en la primer parte de este guía, nos queda decidir el diseño, forma, color y si queremos combinar nuestra nueva ventana con otros elementos. Todo ello, será el paso previo para ponernos en manos de los mejores profesionales en la instalación de ventanas con total seguridad y de manera hermética. Empecemos.
Artículo escrito por:
Neftali Barreto, Redactor de www.HogarSense.es
Pasos para elegir correctamente una ventana:


Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©westwing.com

5. Forma y diseño

Existen infinidad de tipos de ventanas y de elementos decorativos que pueden cambiar por completo el diseño de los hogares. No olvides que, aunque el tipo de ventana no posea su forma tradicional, la transmisión de luz natural al interior de la vivienda puede ser igualmente elevada, por lo que influirá mucho a la hora de elegir la decoración de las estancias, los colores de los complementos y la distribución de los muebles. Entre la diversidad de formas podemos encontrar algunas muy curiosas como:

Ventanas redondas

Sin embargo, las ventanas redondas son un caso aislado muy poco visto en España. Exceptuando el clásico ojo de buey en el desván, en nuestro país no resulta nada común encontrarse con ventanas redondas en los hogares, y menos en mitad de un salón o de una habitación. Sin embargo, si lo que se desea es romper por completo con los esquemas establecidos, este tipo de ventana puede ser una opción perfecta para aportar personalidad a la vivienda.

Estos tipos de ventanas para casas destacan, principalmente, por su componente decorativo y estético. Además de crear ese estilo moderno y contemporáneo, también ayudan a enmarcar el paisaje de una forma completamente diferente.

Ventanas de tejado

Estos tipos de ventanas para casas se pueden instalar, tanto en cubierta inclinada como plana, y en todo tipo de estructuras, ya sean de hormigón o de madera, teja, pizarra, chapa, etc. Una ventana de tejado duplica la luz que entra por una ventana vertical del mismo tamaño. Además, si las instalas en grupo convertirás el techo en un lucernario, pudiendo beneficiarte de la ganancia pasiva de calor solar y de los beneficios que para la salud tiene la luz natural y la ventilación eficaz.

Ventanas guillotina

Estos tipos de ventanas para casas pueden ser una alternativa muy práctica en pequeños huecos o espacios muy angostos, donde otros tipos de ventanas para casas (abatibles, practicables, batientes, pivotantes, etc.) que requieren un mayor espacio para su instalación y apertura, no puedan instalarse; y se requiera una solución que resulte menos invasiva.

La ventana de guillotina es una ventana corredera de apertura vertical (de abajo a arriba). El desplazamiento de las hojas se produce a través de unas guías instaladas en los laterales del marco de la ventana. En las ventanas de guillotina, la hoja inferior de la ventana se desliza hacia arriba de manera suave y segura. Un mecanismo permite fijarla en cualquier punto del recorrido. Es importante que este tipo de ventana elegida esté equipada con un sistema de bloqueo, impidiendo su apertura desde el exterior.

¿Estás pensando en instalar ventanas nuevas en tu vivienda? Te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto.

Ventanas plegables

Las ventanas plegables son aquellas estructuras de ventanas correderas en forma de acordeón o fuelle. Son especialmente útiles para huecos de gran anchura. Estos tipos de ventanas están compuestas por un conjunto de hojas articuladas que se abren hacia el exterior girando sobre su eje vertical lateral. De esta forma, las ventanas consiguen una apertura total gracias a su mecanismo de librillo de las hojas móviles.

Los travesaños, postes y vidrios no afectan en la apertura de éste tipo de ventana, ni impiden el paso; lo que las convierte en una gran opción para terrazas, balcones y patios, que permite integrar espacios interiores y exteriores. Según las necesidades y hueco existente, se pueden instalar ventanas plegables de diferentes divisiones (3, 4, 5, 6 o hasta 7 elementos). Las hojas pueden recogerse fácilmente hacia el interior o el exterior de la vivienda, y pueden deslizarse indistintamente hacia la derecha y/o izquierda, desplazándose casi silenciosamente en rieles con guía superior e inferior.

Ventanales grandes y cortinas de cristal

Los ventanales grandes ayudan a obtener una mayor fuente de luz, además de convertirse en un elemento principal si hablamos de la decoración y espacio dentro de la casa. El vidrio utilizado debe ser resistente, ya que sus dimensiones lo requieren en gran medida.

Los cerramientos sin perfiles o cortinas de cristal son un novedoso sistema que permite cerrar estructuras cubiertas como terrazas o porches, con hojas que no lleven perfiles. Con estos sistemas, además de no alterar la estética de los edificios, se logra una apertura completa del espacio: las hojas se cristal se van deslizando por las guías hasta recogerse en uno o dos de los extremos.

Volver al menú de contenidos

6. Estética y color

Cuando se trata de elegir los diferentes tipos de ventanas para casas, se evalúa el tipo de perfil, de cristal, el material e incluso el color. Es así que, para ventanas exteriores se recomienda que el color se ajuste al de la puerta de la entrada o a la del garaje. También se puede tener en cuenta el tejado, la cornisa y los elementos que componen la vivienda o el edificio.

Si se trata de las ventanas interiores, para elegir su color hay que tener en cuenta el suelo, la puerta y el rodapié. Lo importante es que el color de las ventanas mantengan la armonía estética de la vivienda. Si bien es cierto, los diferentes materiales de ventanas ofrecen una diversidad de colores, sobre todo cuando se trata de ventanas de PVC. Partiendo de este aspecto, se pueden definir los siguientes colores más comúnmente utilizados en los diferentes tipos de ventanas para casas:

Color Características
Blanco El color más común en las ventanas es el blanco. Un color clásico que combina con cualquier estilo y decoración. Ideal para espacios minimalistas y diáfanos. Si tu idea es olvidarte de problemas y no romperte la cabeza entonces apuesta por el color blanco
Madera Las ventanas de madera es otra muy buena alternativa para conseguir un ambiente más acogedor. De la misma manera, las ventanas de madera pueden ser pintadas de otros colores utilizando una pintura adecuada para este material. Lo único que habrá que tener en cuenta es que necesitarán un mantenimiento anual
Negro El negro es otro color que combina con cualquier estilo. Ofrece un aspecto elegante a la estancia y resalta el resto de elementos de la vivienda. Puede ser de acabado mate o grafito
Gris Es uno de los colores más habituales en oficinas y empresas porque otorgan un aspecto más moderno. También da seriedad y elegancia al espacio y además, es ideal para ventanas de grandes dimensiones. Se puede encontrar en tonalidades metálicas y lisas
Verde y azul Son colores ideales para viviendas ubicadas cerca de la costa o el mar. Le darán a tu vivienda un aspecto fresco y marino, y un aspecto diferente al diseño
Ventanas Bicolor Las ventanas bicolor son aquellas en las que se combinan dos tipos de colores: uno en el interior y otro en el exterior. La idea es que consigas mantener la estética exterior del edificio o de la vivienda y a su vez lograr mantener su armonía en el interior

Volver al menú de contenidos

7. La posibilidad de combinar

Ventana con persiana

Fuente de la imagen: ©Freepick

Una de las posibilidades de instalar ventanas nuevas en tu vivienda es que, de paso puedes montar unas persianas que se adapten a tus necesidades. Las ventanas con persianas básicas, ya incorporan el conocido sistema de cinta que nos proporciona múltiples formas de manejo, a cual mas cómodo y eficaz. Pero si somos más modernos y tenemos algún sistema inteligente en casa, podemos instalar ventanas con persianas motorizadas. Las podemos manejar con mando a distancia o desde el móvil, dándonos un mayor manejo, confort y seguridad

Ventana con mosquitera

Fuente de la imagen: ©Domondo

Combinar este tipo de ventana con una mosquitera es la solución que estás buscando para poder ventilar o mantener las ventanas abiertas sin miedo a los mosquitos o insectos. Estas pueden instalarse también entre la ventana y la persiana (en el caso de tenerla), dando ventilación a la vivienda y filtrando el aire de insectos que puedan introducirse en épocas calurosas de verano.

Ventana con contraventana

Fuente de la imagen: ©Cristaleriapelayo

Instalar un sistema de contraventanas, interiores o exteriores, es una fantástica idea. Mejoran sensiblemente las prestaciones térmicas de la vivienda, atenúan los ruidos y permiten un oscurecimiento total del hueco. Además, existen diseños para todos los gustos que no solo protegen del sol, sino también mejoran la seguridad de tu hogar. Por ejemplo un contraventana de estilo rústico se puede instalar tanto en renovación como en cualquier tipo de ventana nueva.

Ventana con rejas

En viviendas unifamiliares o plantas bajas, se emplean rejas en ventanas y puertas para proteger la casa de un posible acceso no deseado. La función principal de una reja es la de proteger nuestro hogar. No obstante, tampoco debes desestimar el aspecto estético más acorde a la vivienda.

Rejas fijas

Suelen estar compuestas de forja o hierro galvanizado pintada a fuego, para mayor resistencia al exterior. Se componen de un marco plano en forma de rectángulo y dentro del mismo, barrotes y travesaños simples, planos o tubulares. Estos pueden crear formas u ornamentos que dan una visión más decorativa de la propia reja. La colocación de estas rejas pueden ser atornilladas, de fácil instalación, o con garras, para lo que se precisa realizar obra.

Fuente de la imagen: ©Freepick

Rejas extensibles

Al igual que las rejas fijas, son de material de hierro galvanizado, lacado a fuego. Se componen de una o dos hojas, dependiendo del tamaño, de apertura extensible y abatible. Las hojas son de pequeños perfiles unidos, unos con otros, actuando en forma de tijeras que permiten ser plegadas sin esfuerzo e incorporan unas bisagras giratorias de 180º. Se adaptan fácilmente a cualquier hueco de ventana o puerta, convirtiéndose en un elemento de seguridad y diseño ideal para hogares, comercios e industrias.

Fuente de la imagen: ©Latiendadecerrajeria

Rejas abatibles

En la misma línea, puedes instalar rejas abatibles. Este modelo se caracteriza por ser una pieza rígida instalada sobre bisagras con tornillos de seguridad. Puedes abrirlas y cerrarlas a tu gusto. Suelen estar hechas con hierro fundido y pintura al horno.


Fuente de la imagen: ©Cristaleriapelayo

Rejas bandit

Se emplean para proteger ventanas deslizantes y se pueden colocar tanto en vertical como en horizontal. Se suelen fabricar en aluminio y son las más utilizadas en las ventanas de los sótanos.

Fuente de la imagen: ©Eurorejas

Volver al menú de contenidos

8. Montaje e instalación

A muchos propietarios les asaltan las dudas sobre cómo instalar diferentes tipos de ventanas en casa, sobre todo, cuando tienen que encontrar al profesional más adecuado para ello. La garantía y la fiabilidad de este tipo de cerramientos no solo dependen de la calidad de sus componentes, sino también de la mano de quién las coloca y las integra en la estructura global de la vivienda. Por esto, siempre que planeamos la instalación de ventanas nuevas, la búsqueda de auténticos profesionales constituye una parte esencial en la preparación del proyecto.

Desde el año 2016 existe una normativa de Aenor (Asociación Española de Normalización y Certificación) que establece y define los requisitos de una correcta instalación. La normativa es la “UNE 85219:2016 Ventanas, colocación en obra” y permite a los profesionales, y a cualquiera que lo desee, disponer de las directrices más relevantes a la hora de realizar una instalación en obra.

A grandes rasgos podemos destacar 2 aspectos vitales en la instalación:

➪ La necesidad de que la ventana esté correctamente nivelada y fijada mecánicamente, mediante tornillos o garras, a la fachada. Las uniones con la fachada son vitales ya que son las encargadas de transmitir las cargas (ej: presión de viento) a la estructura del edificio y, por tanto, son las que proporcionan la resistencia a la ventana.

➪ Otro punto relevante del proceso de instalación es el sellado de la ventana. Este proceso dota a la unión entre el cerramiento y fachada de la estanqueidad necesaria para que las ventanas y la envolvente del edificio realicen correctamente su función: aislar el interior de la vivienda de las inclemencias exteriores.

En torno a estas especificaciones, existen dos maneras de colocar las ventanas:

1. Instalación con premarco (recomendado)

El premarco es un marco de madera, metal o PVC que se coloca en el hueco de la pared, en el transcurso de la obra, para facilitar la posterior introducción de la ventana.

2. Instalación sin premarco

Generalmente el sellado se realiza con espumas flexibles de poliuretano (PU), membranas de estanqueidad, bandas precomprimidas autoexpansivas y selladores de alta densidad.

Por último, para que entiendas el proceso y el tiempo de una instalación de una ventana que necesita el profesional de carpintería al que le pidas presupuesto para llevar a cabo el proyecto en tu casa te dejamos un video explicativo:

Siguiente artículo