Ventanas oscilobatientes: precisión y hermeticidad

1 de septiembre de 2020
Las ventanas oscilobatientes destacan por su sistema de apertura en vertical y horizontal, gracias a la combinación batiente y oscilante en una sola hoja. Con la apertura batiente horizontal podemos conseguir hasta una ventilación máxima de 180°. Si por el contrario, queremos una microventilación podemos cambiar la apertura con la manilla a oscilante de 45° en la parte vertical superior. Además, son de las más herméticas del mercado. ¿Quieres saber más sobre ellas? Sigue leyendo.
Artículo escrito por:
Neftali Barreto, Redactor de www.HogarSense.es
Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©Sevialup.com

¿Qué es un ventana oscilobatiente?

Las ventanas oscilobatiente son las más funcionales de todos los tipos de aperturas. Se puede decir que estas ventanas son un 2x1. Combina los sistemas de apertura batiente y oscilante en una sola hoja. Tanto en el eje vertical como en el horizontal, esta ventana puede ventilar nuestro espacio de una manera bastante sencilla y práctica de abrir y cerrar.

En el caso de tener una vivienda con ventanas antiguas que necesiten renovarse y que tengan diferentes tipos de aperturas, estas ventanas pueden ser una solución para no extrañar las anteriores. „Son herméticas hasta la médula“ como se diría y contienen unas propiedades de aislamiento que, dan una seguridad y un confort a la vivienda, dignas de admirar.

Si necesitamos mucha ventilación podemos dar uso de la apertura batiente. Y si por el contrario, no queremos tanto exceso de aire cambiamos con la manilla a la apertura oscilante. Se cambiará de una apertura de 180° en horizontal a uno vertical de 45°. Lo cual, reducirá el paso del aire al interior de la vivienda en un 70%.

Volver al menú de contenidos

Características de una ventana con apertura oscilobatiente

1. Gran aislamiento y hermeticidad

Estos tipos de aperturas consiguen tener una gran capacidad de aislamiento térmico y acústico gracias a la presión que ejerce el cierre de la hoja contra el marco. Se consigue una propiedad hermética bastante notable con respecto a otros tipos de aperturas, a lo largo de todo el contorno del marco.

2. Presentan distintas variaciones de apertura hacia interior y exterior

En la actualidad, podemos encontrar este tipo de ventanas con apertura hacia el interior y exterior. No obstante, las que más se suelen ver son los tipos de aperturas hacia interiores ya que son más fáciles de limpiar y las bisagras quedan en el interior protegidas de los factores climatológicos. Pero por poder, se puede realizar una apertura hacia el exterior.

La apertura batiente permite una mejor ventilación

La apertura batiente es una de las posiciones que puede adoptar este tipo de ventanas, aunque no la única. Pero con este tipo de apertura conseguimos una ventilación máxima, ya que la ventana realiza la apertura en 180° permitiendo que todo el aire pueda entrar en el interior de la vivienda. Se debe tener en cuenta, que los cambios de las corrientes del viento pueden acabar en un “portazo o golpe brusco” sobre el marco de la ventana.

3. Permite opciones de automatización

A este tipo de ventanas se le puede llegar a instalar un sistema de cerradura y apertura domótica que se controle a distancia. Si se programa adecuadamente, se podría controlar cuando abren o cierran dependiendo de la ventilación que necesite la vivienda en ciertas épocas de calor o frío.

4. Disponibles en todos los sistemas tanto para puertas como ventanas

Lo cierto es, que este sistema es de los más utilizados en los diferentes tipos de aperturas hacia el exterior que podemos encontrar en las viviendas. Desde ventanas simples hasta puertas de balcón que pueden abrirse no solo de manera batiente, sino oscilante, dejando pasar el frescor hacia el interior de la vivienda. Siguen siendo determinantes, tanto en ventanas como en puertas, el perfil del marco y el acristalamiento para mejorar las características de hermeticidad y aislamiento.

¿Estás pensando en instalar ventanas nuevas en tu vivienda? Te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto.

Volver al menú de contenidos

Formas de apertura de una ventana oscilobatiente

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es

Como hemos comentado anteriormente, las ventanas oscilobatientes tienen la capacidad de tener tres tipos de posiciones dependiendo de cómo giremos la manilla. Los tres tipos de posiciones que pueden darse son:

Posición A: La manilla se encuentra en la posición inicial, con dirección hacia abajo en la que la ventana se encuentra en estado cerrada. La hoja se encuentra ejerciendo la presión hacia el marco consiguiendo ese grado de hermeticidad que las caracteriza.

Posición B: Moviendo la manilla hacia el lado contrario de las agujas del reloj, hasta la zona intermedia, conseguimos que la ventana realice una apertura batiente. Con ella, podemos elegir cuanta apertura deseamos hasta un máximo de 180°.

Posición C: Si seguimos moviendo la manilla hasta que esta mira hacia el techo, conseguimos que la ventana realice una apertura oscilante con un ángulo de apertura de 45°. La hoja oscilante solo se separa del marco unos 12-15 centímetros para permitir la ventilación del hogar. Hay sistemas para reducir esta separación.

Volver al menú de contenidos

Ventajas y desventajas de una ventana oscilobatiente

Ventajas

✔ Este tipo de ventanas oscilobatientes se caracterizan por tener un funcionamiento muy cómodo, seguro y sencillo. Son más versátiles que otras aperturas y se adaptan muy bien a los espacios de la vivienda.

✔ Las ventanas oscilobatientes favorecen el confort y ahorro energético de la vivienda ya que se disminuye el uso de sistemas de calefacción o aire acondicionado. Por tanto, menor emisión de CO2 que expulsamos a la atmósfera.

✔ Contienen un herraje perimetral adaptado que hace de la ventana un sistema más eficiente y aislante tanto térmica como acústicamente. Este empaque o herraje crea una hermeticidad de la hoja al marco impidiendo la entrada de aire y ruido hacia el interior de la vivienda. Este herraje, si se combina con un doble vidrio puede resultar sumamente efectivo.

✔ Lo anterior destacado en cuanto a la apertura, este tipo de sistema de ventana permiten una apertura batiente y una segunda apertura oscilante muy útil para ventilar y airear los espacios interiores.

Desventajas

✘ Respecto al peso de la ventana, el mecanismo oscilante añade un peso extra que se debe compensar con un herraje de gran seguridad.

✘ Cuando utilizamos la posición de la apertura batiente, se necesita un mayor espacio interior para permitir su apertura completa sin tener obstáculos de por medio. Además los obstáculos que puedan aparecer cuando se abre o cierra la ventana pueden golpearla sufriendo graves deterioros o roturas del marco.

✘ Por último, podemos comentar que este tipo de aperturas contienen una superficie acristalada menor que un sistema deslizante común, ya que se requiere un cerco mayor y por tanto, el marco o perfil aumentarán gradualmente en tamaño. Debido a esto, las ventanas oscilobatientes pueden ofrecernos una ligera cantidad menor de luminosidad.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

¿Para qué tipo de estancias o lugares se recomienda la instalación de ventanas oscilobatientes?

La ventana oscilobatiente tienen la ventajas de tener un apertura horizontal de 180º y una apertura vertical de, aproximadamente, 45º, lo que es perfecto tanto para ventilar viviendas o espacios grandes como almacenes u oficinas donde se necesite renovar el aire constantemente. Otra de las posibilidades es su instalación de grandes edificios, hoteles o estructuras de altura, ya que si montamos una apertura hacia el interior, se puede limpiar y mantener con facilidad.

Si ponemos la vista a otro lado, este tipo de aperturas también se suelen instalar en aulas de estudios como escuelas, bibliotecas o guarderías donde se consigue ventilar el espacio sin necesitar realizar una apertura completa cuando se encuentren usuarios en las aulas. Con una apertura de 45° la ventilación es menor pero también se consigue una entrada de ruido menor. También aíslan del frío en mayor medida y se mejorar el confort de los estudiantes.

Y si tomamos el ejemplo de las guarderías, la ventana oscilobatiente es sencilla de usar y segura, por lo que no tenemos que preocuparnos de si los más pequeños quieren acceder a ellas. Algunos tipos de oscilobatientes cuentan con un seguro para evitar que las abran sin que lo sepamos. Cuando existan niños en el interior del aula, este tipo de apertura oscilantes nos protege de posibles golpes de los más pequeños contra las esquinas de las ventanas. Y cuando no se encuentren dentro, podremos ventilar con una apertura máxima de 180°.

Volver al menú de contenidos

Precio medio de ventanas oscilobatiente: ventana, montaje e instalación

Para hacernos una idea del precio medio que puede costar este tipo de ventanas 2x1 debemos prestar atención al tipo de marco, acristalamiento, tamaño en m2, diseño, forma y el montaje e instalación. Para ello, dependiendo de las necesidades de nuestra vivienda podemos encontrarnos ventanas oscilobatientes con un coste total de 400 - 700 € (medidas aproximadas 1,2 x 1,2) hasta algunas más especificas por 600 - 1500 €. Para ello, hemos creado esta tabla resumen con precios aproximados para que puedas visualizar mejor el precio total de la ventana oscilobatiente:

Tipo de ventana practicable (1,2 x 1,2)
- Según el tipo de material del perfil -
PVC 200-350 €
Madera 250-450 €
Aluminio 300-500 €
Acero 500-1000 €
Media aproximada 250-450 €
- Según el tipo acristalamiento -
Acristalamiento sencillo 150-300 €
Doble acristalamiento 300-600 €
Triple acristalamiento 500-1000 €
Media aproximada 200-500 €
- Mano de obra -
Hora de trabajo 20-25 €
Trabajo por metro lineal 15-25 €/m²
Desmontaje de ventanas anteriores 15-30 €/m²
Eliminación de ventanas anteriores 15-20 €/m²
Media aproximada 100-300 €
Total media de gastos estimados = 400 - 700 €

Volver al menú de contenidos

Instalación y montaje de ventanas oscilobatientes

Este tipo de montajes se debe realizar con precisión, ya que las propias ventanas se caracterizan por tener un cerramiento altamente hermético y luego el marco de la ventana no está bien sujeto, nos puede dar problemas de filtraciones. Para asegurarnos una instalación hermética, una de las cosas más importantes es tener medido correctamente el hueco donde se instalarán y comprobar que este, esté en las condiciones apropiadas. Una instalación en un lugar donde pueden existir grietas, humedades u otras enfermedades de la pared, puede complicarnos la estancia en nuestra casa.

La instalación de las ventanas oscilobatientes, debe asegurar al finalizar, que la ventana realiza el tipo de apertura “oscilante” de tal forma que no tropiece con el marco cuando se realiza el cerramiento. Estas ventanas cuentan con un abertura de posición en el marco, que aseguran que la ventana se mantenga en la posición deseada con respecto a la manilla. En el caso de oscilante la abertura se encuentra en el eje horizontal bajo, y en el caso de apertura batiente este agarre se encuentra con las bisagras en el eje vertical del marco.

Por último, para la instalación de ventanas batientes debemos diferenciar entre dos tipos de montajes: con premarco, y sin premarco. La diferencia entre una opción y la otra es básicamente dependiendo si es una instalación nueva o un cambio de ventana por otra.

Con premarco

Si la vivienda ya está construida, y no queremos hacer obras, se suele optar por aprovechar el marco existente. Sobre este, se instalará la nueva ventana, ajustándola, y forrando con material nuevo las partes del viejo marco que se puedan ver, para que parezca una nueva instalación.

Sin premarco

En cambio, en obra nueva o reforma, si necesitaremos un premarco, que ira adaptado a la estructura de la pared, y sobre él se atornillara la ventana. Para poder seguir las pautas generales para una correcta instalación con premarco puedes navegar en nuestra web y acceder a nuestro artículo especifico de instalación de ventanas. En él, resolverás todas tus dudas sobre como instalar estos sistemas de ventanas y cualquier otro tipo de apertura.

Volver al menú de contenidos

¿Qué otras decisiones afectan al tipo de apertura de la ventana?

A parte del tipo de apertura que podamos seleccionar para el hueco donde queremos instalar nuestra ventana, debemos centrarnos en analizar que factores son los que verdaderamente necesita nuestra vivienda. Dentro de estos factores podemos encontrar seguridad, confort, aislamiento térmico o acústico, luminosidad, cambio de diseño y forma, entre otros.

El lugar, es uno de los aspectos que también debemos tener en cuenta para la instalación de este tipo de aperturas oscilobatientes. Sería ideal medir con exactitud los alrededores de la apertura de la ventana y realizar un perímetro para cuando se de el caso de abrir en su máxima amplitud, no tope con ningún obstáculo que pueda impedir la entrada de aire. Si nuestra ventana no puede realizar ambas aperturas en el mismo lugar donde está instalada, mejor que nos decidamos por una ventana oscilante (de 10 – 20 cm de apertura vertical) a modo de microventilación.

También, debemos prestar atención al uso que vamos a darle a la ventana y si este tipo de apertura satisface las necesidades de la vivienda, en cuanto a ventilación o aislamiento. Por lo general, estos tipos de aperturas son versátiles para cualquier tipo de espacios donde se les de un uso frecuentemente. Por ello, se pueden instalar en oficinas, locales o habitaciones donde es necesario ventilar en épocas donde se sobrecarga mucho el aire y se requiere renovar el aire urgente. En una vivienda individual, adosado o chalet, se recomiendan por su facilidad de limpieza y accesibilidad.

Volver al menú de contenidos

Diferentes tipos de apertura

Tipo de apertura Características
Fija Es el tipo de apertura más básicas ya que no contiene de manillas, ni bisagras y se limitan a dejar pasar la luz en las viviendas
Practicable o abatible Este tipo de apertura de ventana horizontal permite tener máxima accesibilidad al poder abrir las dos hojas a la vez. Es la apertura más común y permiten máxima ventilación de la vivienda
Batiente Las aperturas batientes se pueden dirigir hacia el interior o exterior de manera horizontal. Son las aperturas más instaladas en aseos o baños para evadir humedades y ventilar el espacio
Corredera Este tipo de ventanas superponen dos hojas en un riel del marco de la ventana, dando facilidad de desplazamiento de apertura entre una y otra de forma horizontal
Osciloparalela Combinan dos tipos de apertura de ventanas, las cuales son corredera y oscilante. Este sistema tiene la gran ventaja de ser perfectamente hermético, y destacan en su gran capacidad de aislamiento térmico y acústico
Pivotante Giran en torno a un eje central y suelen usarse en tejados y buhardillas. Nos ofrecen múltiples beneficios de estanqueidad y de insonorización gracias a su cierre a presión
Plegable Se componen de estructuras u hojas de ventanas correderas que se abren y cierran en forma de acordeón o fuelle. Pueden deslizarse indistintamente hacia la derecha y/o izquierda, desplazándose por encima de rieles
Combinada Se consigue integrando diferentes hojas con diversas opciones de apertura en una misma ventana. Tiene un alto valor decorativo y permiten ventilar la vivienda desde diferentes perspectivas
Guillotina Es un tipo de apertura corredera, pero en lugar de encontrarla de forma horizontal, la encontramos de manera vertical
Velux Destacan por su montaje e instalación en tejados donde permiten una máxima incidencia de luz y ventilación gracias a la extracción del aire caliente que asciende en la vivienda
Siguiente artículo