Lo mejor de cambiar tus ventanas

24 de agosto de 2020
Son muchas las razones por las que es muy ventajoso cambiar las ventanas antiguas por unas nuevas: mejorar la eficiencia energética en el hogar; disfrutar de un ambiente luminoso, aportar más seguridad o mejorar el confort térmico en las distintas estancias son algunas de los motivos más destacados, pero ¿qué es necesario para cambiar una ventana? Te lo explicamos.
Artículo escrito por:
Neftali Barreto, Redactor de www.HogarSense.es
Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©shutterstock.com

Ventanas antiguas vs modernas: diferencias a nivel de instalación y técnico

Cuando decidimos cambiar ventanas en nuestra vivienda por otras más “modernas” debemos tener presente algunos aspectos técnicos importantes, ya que no es un decisión del día a la mañana. Esto te servirá para crear un mapa mental sobre la necesidad que tiene tu vivienda y que cantidad de ventanas puedes cambiar:

Apertura y perfil

Analizando la estructura y el aspecto que tiene la ventana podemos apreciar si debemos cambiar tanto el marco, como los cerramientos. Puede ser que con el paso de los años, humedades u otros factores, se encuentren desgastados los cerramientos y parte de la pared donde esta sujeta el marco de la ventana.

Acristalamiento

Quizás el vidrio empleado en la ventana se encuentra “con humedad condensada u opaco”, y ya no tiene ese porcentaje de transparencia que tenía antes, por lo cual no deja entrar tanta iluminación. También puede que el vidrio se encuentre arañado o estallado por algún lugar, lo cual te facilita la decisión de renovarlo.

Aislamiento

Puede que tu ventana ya no aislé como en años anteriores. Tanto a nivel térmico como acústico. Las condiciones meteorológicas cada vez son más drásticas y puede que un vidrio monolítico que hace 30 años aislaba bien del frío, hoy en día haga falta un doble o triple acristalamiento.

Ubicación:Las ventanas actuales pueden ser de muchos tipos dependiendo de los distintos materiales que la componen. Pero lo más importante a la hora de cambiar una ventana es tener en cuenta dónde va a ir situada o si mantiene su ubicación. Por la incidencia del sol, la zona geográfica donde vivimos y el espacio que tenga nuestra vivienda. Cambiar ventanas por unas nuevas es una de las obras más demandadas, en la actualidad, en España.

Fuente de la imagen: ©ralaluminio.com

Volver al menú de contenidos

Cambiar ventanas: calidad, aislamiento, eficiencia energética y costes

Durante el invierno o los períodos fríos, notamos que ese vientecillo helado que entra a través de las ventanas o por debajo de la puerta, nos hace agarrar la manta y taparnos al completo. Para salir de este malestar, recurrimos a encender la calefacción cuanto antes y constantemente. Pero cuando la apagas, desaparece todo el calor y vuelve el dichoso frío.

La causa principal de que entre este frío helado recae sobre la deficiente calidad de la ventana instalada en nuestros hogares. Las ventanas al exterior son las zonas por donde se escapa todo el calor de la vivienda y por donde puede entrar una gran cantidad de frío. Durante mucho tiempo, el aislamiento ha sido un tema que se ha diseñado a la ligera en las obras, y especialmente en las zonas de clima más benigno. Por lo general, vamos a pasar más frío en las viviendas que estén situadas en zonas climáticas más cálidas, pero que no están convenientemente aisladas, que en aquellas otras situadas en climas más fríos pero bien aisladas.

Existe una solución para esta perdida de calor, y es conectar la calefacción las 24 horas del día. Y no es lo más correcto si queremos mejorar la eficiencia energética de nuestra vivienda. Ya que la calefacción debe estar conectada de forma continua, debido al deficiente aislamiento existente. En cuanto apaguemos la calefacción, el calor se perderá rápidamente por nuestras ventanas. Y hablando de costes, tener la calefacción 24/7 podría hacer ascender las facturas a final de mes considerablemente.

Otra solución que puede ayudarnos a reducir costes, más eficiente y ecológica, tomando medidas de ahorro energético, es la de cambiar ventanas antiguas por unas nuevas con mejores prestaciones energéticas: por ejemplo, las ventanas con vidrio doble o triple acristalamiento con índice bajo de emisividad. Estas ventanas están constituidas por dos vidrios, siendo al menos uno de ellos especial, y entre ellos existe una cámara que los separa. Los vidrios están soportados por unos perfiles que pueden ser de distintos materiales, como aluminio, madera o PVC.

¿Estás pensando en instalar ventanas nuevas en tu vivienda? Te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto.

Volver al menú de contenidos

Lugar y ubicación de las ventanas

Aprovechando que nos disponemos a cambiar ventanas, es el momento idóneo para estudiar si la apertura, el material o el acristalamiento son los adecuados para el lugar en el que está instalada. Por qué decimos esto, es sencillo, te lo explicamos.

Si por ejemplo, sobre la ventana que queremos cambiar, incide una gran cantidad de rallos solares durante el día y queremos mantener ese confort térmico y lumínico, el acristalamiento que debemos instalar tiene que ser acorde con no disminuir estos „beneficios ecológicos“. Elegir la mejor orientación de las ventanas te permitirá incorporar los rayos del sol en los meses fríos y regulando el calor en los meses cálidos.

Fuente de la imagen: ©Maydisa.com

Haciendo referencia al ejemplo anterior, podemos decir que si instalamos una ventana con un material, el cual requiere mantenimiento más asiduo, la decoloración y desgaste del material marco, puede sufrir cambios en mayor medida. Por lo cual, el material de la ventana tiene que ver y mucho, en la ubicación de la ventana

Otro ejemplo, puede ser cuando queremos cambiar ventanas por otro tipo de apertura porque el espacio donde esta situada no lo permite. En este caso, se debe estudiar que tipo de aperturas permite el espacio del que disponemos, si no queremos hacer obras grandes.

Volver al menú de contenidos

Cambiar ventanas con o sin obra

Dependiendo de la Comunidad autónoma que quieras realizar el cambio de ventanas, necesitarás Licencia Urbanística o no. En aquellas obras que modifiquen el aspecto exterior de los edificios por lo general, se necesita licencia de obra. Pero, si vamos a cambiar ventanas por otras que son idénticas a las existentes o no son exteriores, no sería necesario solicitar licencia siempre y cuando se trate de obras menores que no requieran de especial complejidad.

Por otro lado, las Comunidades de España han redactado leyes que regulan la ordenación urbanística y en algunos casos, como, por ejemplo, Madrid, se exige de licencia a todos los tipos de obra exteriores sin excepción. En otras, como Andalucía, no se regula este concepto y sería posible cambiar ventanas sin solicitar licencia.

Si por el contrario no se solicita licencia de obra, el promotor de la obra puede ser denunciado y sancionado; además, en el caso de que la obra objeto de la denuncia fuesen compatibles con la normativa, éstas deberán legalizarse abonando las tasas correspondientes y aportando la documentación que fuese necesaria. En caso contrario, deberán revertirse las obras hasta restituir el edificio a su estado anterior.

Además de, la licencia municipal de obras, puede ser necesario el permiso de la Comunidad de Propietarios cuando se trate de obras que afecten a la estética exterior del edificio o cuando así esté recogido en los Estatutos de la Comunidad de Propietarios. Es bastante común que los propios Ayuntamientos no permitan que se acometan este tipo de cambio de ventanas sin la preceptiva autorización de la Comunidad de Propietarios especialmente si los elementos a renovar modifican su aspecto final con respecto de los originales. La Comunidad de Propietarios tiene la facultad acudiendo a los tribunales de obligar al propietario a restituir a su estado original.

Volver al menú de contenidos

Consejos para un cambio de ventanas correcto

1. Los precios no debe ser factor decisivo

Cambiar ventanas de una casa puede ser una gran inversión. La buena noticia es que es una inversión que se amortiza o se recupera en poco tiempo. Ya que se ahorra dinero en energía para climatización, con el menor gasto tanto de la calefacción en invierno o como del aire acondicionado en verano.. No obstante, cambiar las ventanas es la opción más eficiente y ecológica para mejorar el aislamiento.

Además, mejora el atractivo exterior e interior de un inmueble, le da categoría al mismo tiempo, aumentando su precio de reventa. Se trata de una obra que va a mejorar nuestro confort considerablemente. Además podemos elegir unos diseños realmente elegantes o modernos, y con muchas posibilidades en cuanto a colores. En este sentido existen muchas carpinterías, realmente profesionales, y que estarán encantadas de asesorarte, ampliar la información y darte el mejor presupuesto para tu obra.

En definitiva, cambiar ventanas es una obra ecológica, que va a mejorar nuestro confort, y que va a mejorar la estética de nuestra vivienda de forma considerable. En pocas palabras: una obra diez.

2. Organizar cuando quieres cambiar tus ventanas

La decisión de cambiar ventanas de madera antiguas o decantarte por sustituirlas por unas nuevas no es del día a la mañana y ha de depender de los siguientes factores:

Estado de deterioro: A la hora de cambiar ventanas, primero debemos comprobar en que estado se encuentran y verificar en que estado se encuentran las partes expuestas al exterior y si se encuentran en buen estado. Así mismo, debemos comprobar que las hojas se ajustan correctamente a los marcos y siguen teniendo esa transparencia al paso de la luz. Cuando los acristalamientos son antiguos o han sido afectados por las inclemencias meteorológicas (frío, lluvia, sol…), lo más acertado es que su cambio se produzca sin ningún problema.

Fuente de la imagen: ©istockphoto.com

Tipo de vidrio: La mayoría de ventanas antiguas vienen equipadas con vidrios monolíticos o sencillos, cuyas prestaciones a nivel de aislamiento son inferiores a los actuales sistemas de doble o triple acristalamiento. Más allá del aspecto de diseño o forma, las ventanas cumplen un papel vital en términos de ahorro de energía en calefacción y refrigeración. También juegan un papel importante en la mejora del aislamiento acústico y en el incremento de la seguridad de la vivienda. En el caso de ventanas antiguas con vidrio sencillo, se podrá medir el grueso de las hojas, y saber si tenemos suficiente espacio para adaptarle un vidrio con cámara.

3. Buen asesoramiento del tipo de acristalamiento

La importancia de un buen asesoramiento respecto al tipo de acristalamiento que debemos montar en el marco de nuestra vivienda, nos puede ahorrar a la larga muchos despilfarros de energía, ya que nuestra ventana cumple con su función tras haberla cambiado. Sobre todo a la hora de elegir precios entre un acristalamiento u otro.

Por ejemplo, si estamos cerca de un aeropuerto y necesitamos reducir el nivel acústico utilizando un vidrio de doble o triple capa. Quizás por otro ejemplo, un acristalamiento de vidrio laminado o uno templado, si en el caso de rotura puedan evitarse accidentes frente a niños o ancianos. O si simplemente tu casa esta cerca de un campo de futbol y a veces suele llegar alguna pelota a tu vivienda. Si elegimos bien el acristalamiento nos podemos evitar muchos sustos a la larga.

4. Solicitar compra, instalación y montaje de la ventanas

Desde Hogarsense, podemos ayudarte facilitándote toda la información necesaria con respecto a los diferentes tipos de ventanas que puedes instalar, así como acercarte a los mejores instaladores profesionales más cercanos a tu vivienda. Una ves tienes la información correcta y las ideas claras, puedes solicitar presupuesto en nuestra web de Hogarsense, y nosotros podemos ponerte en contacto con empresas especialistas que te facilitaran presupuestos para tu proyecto.

Un instalador podrá darte la seguridad y las garantías de que a la hora de cambiar ventanas, estas estarán correctamente selladas y aptas para su utilización de manera eficiente. Además, como empresas profesionales, te pueden asesorar sobre que perfiles y tipos de acristalamientos te pueden beneficiar en mayor medida, con respecto a tus necesidades.

5. Informarte sobre permisos de obra para cambiar ventanas

Como bien explicábamos antes, la necesidad de un permiso de obra cuando queremos cambiar ventanas, reside en la ordenación urbanística de cada Comunidad autónoma. Primero, debemos informarnos en el caso de que haya que solicitar algún permiso, y si no hace falta, podemos realizar la compra de ventanas para ponernos manos a la obra.

6. Posibilidad de Plan Renove para ventanas

Algunas Comunidades Autónomas, como Castilla-la Mancha, Aragón, Madrid, Extremadura, Andalucía, Galicia o Valencia han desarrollado distintos planes de incentivación mediante subvenciones para cambio de ventanas y carpinterías exteriores. En la mayoría de comunidades se propone sustituir las ventanas antiguas o obsoletas, y que formen parte de la envolvente exterior del edificio, por otras con mejores prestaciones para fomentar el ahorro energético. A favor, se bonifica con diversas ayudas económicas.

Por ejemplo en Madrid, el plan renove prevé subvenciones para cambiar ventanas de hasta 70 €/m2 de acristalamiento con vidrio doble con aislante térmico reforzado según las condiciones. En el Pais Vasco, los beneficiarios de este plan renove, recibirán hasta el 25% del coste total de los nuevos acristalamientos, con un límite de 1500 euros. La comunidad Valenciana al igual que Aragón, han desarrollado también un plan renove que beneficiará entre 15-75 €/m2 (sin superar el 30 % del coste subvencionable) para renovaciones completas de las ventanas o puertas-ventana (acristalamiento, marco y premarco).

Volver al menú de contenidos

Beneficios de cambiar tus ventanas

Beneficios Características
Mantenimiento El mantenimiento de ventanas pasa a segundo plano, ya que con materiales como el de PVC no requiere ningún cuidado especial. No obstante, siempre hay que mantenerlas cada cierto periodo de tiempo y verificar que, no solo la ventana, sino alrededor del marco se encuentre la pared en buen estado
Mejoran la seguridad y el comportamiento acústico
No hay nada mas satisfactorio que sentirte seguro y tranquilo en tu vivienda. Y no solo de posibles robos, sino frente a ruidos extraños y molestos o posibles accidentes que, por desgracia uno no puede controlar, pero pueden suceder.
Inversión de valor Invertir en mejorar tus ventanas, no solo le dan otro aspecto más moderno a tus viviendas, sino que también revalorizan el coste de esta. Unas ventanas con buen aspecto, muestran que la vivienda tiene un bienestar frente a cambios de temperaturas o humedades
Reducción de la factura energética Al tener mejor aislamiento térmico del exterior, la vivienda sufre menos pérdidas de energía con respecto a calefacción y aire acondicionado. Este ahorro se refleja en las facturas a la larga
Obras poco costosas y sencillas Dependiendo del n°de ventanas que nos disponemos a cambiar, puede llevarnos 1-2 días de trabajo. Es una tarea sencilla de realizar y con poca dificultad
Decoración Mejoran el aspecto de la vivienda tanto exterior como interiormente. Puedes combinar infinidad de formas, tamaños y colores
Siguiente artículo