Elegir el mejor tipo de apertura de ventana

24 de agosto de 2020
El tipo de apertura de la ventana es clave en el resultado de la búsqueda de la ventana nueva. Tanto si es para exterior como para interior, la apertura de la ventana es la característica que determinará el nivel de aire, luz y calor o frío, que entrará en nuestra vivienda. Tanto en eficiencia energética como en aislamiento, la apertura de nuestra ventana es una decisión que debemos adoptar con razonamiento. Para elegir la apertura que se adapte mejor a nuestra vivienda vamos a repasar cada una, analizando sus ventajas y características.
Artículo escrito por:
Neftali Barreto, Redactor de www.HogarSense.es
Menú de contenidos:


Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es

Características importantes sobre la apertura de las ventanas

A la hora de comprar ventanas nuevas o cambiar las ventanas antiguas de una vivienda, se deben tener en cuenta algunos aspectos importantes. Además del tipo de ventana, material o perfil, lugar de instalación, aislamiento, seguridad o diseño, es determinante elegir el tipo de apertura de ventana que más se adapta a las características de nuestra vivienda.

El tipo de apertura de ventana que se quiera diseñar, debe elegirse con cierto tiempo de estudio y razonamiento, en relación al tamaño, espacio de apertura, ocupación o lugar de montaje, entre otros. A continuación, vamos a analizar los factores que hacen de la apertura de la ventana, una característica determinante para instalar en un lugar u otro, de la vivienda. O incluso tener que crear un hueco nuevo (requiere obra) para la instalación de cierta ventana con apertura deseada:

➪ Accesibilidad

La apertura de la ventana debe satisfacer la necesidad de abrir con cierto grado de facilidad, sin dificultad y sin barreras para la apertura completa. Si lo que se pretende es tener la mayor superficie de accesibilidad a la manilla de la ventana debe ser algún tipo de ventana, que otorgue su apertura con sencillez y sin esfuerzo desde dentro. Por ejemplo, los modelos de ventana con apertura practicable son muy fáciles de acceder a la manilla de apertura desde dentro.

➪ Mobiliario de la habitación

En la mayoría de viviendas suele ser un factor añadido que dificulta la apertura de algunos modelos de ventanas. Por ello, hay que prestar atención en caso de que el mobiliario no permita abrir la ventana en su plena amplitud y pueda topar con algún mueble. Para estos casos, debemos plantearnos necesariamente que la apertura de nuestra ventana sea de corredera o estilo combinado.

➪ Mayor aislamiento térmico y acústico

Esta característica común en la mayoría de viviendas, tanto en zonas del norte como del sur. donde las temperaturas alcanzan valores tan drásticos, juegan un papel fundamental en el tipo de apertura de ventana que se elija. Tanto como llegar a eludir algunos ruidos acústicos que pueden resultar molestosos a la larga. Para estos aspectos debemos tener en cuenta que el acristalamiento de la ventana será doble o tiple, y que la apertura debe ser de gran resistencia a pérdidas térmicas (cerramientos y bisagras).

➪ Eficiencia energética en la vivienda

Un factor importante, y que recientemente se le esta dando mayor valor es la eficiencia energética y las perdidas térmica de una vivienda. Si lo que se pretende es ahorrar la máxima energía (calefacción y aire acondicionado) debe ser un tipo de apertura de ventana que cuando cierre quede bien hermética. En su defecto pueden adaptarse bastante bien las aperturas de ventanas practicables.

➪ Ventilación

En este aspecto, si la ventana en el lugar que esta situada, solo tiene la principal función de ventilar podemos optar por aperturas del tipo abatibles u oscilantes. Estos tipos de aperturas de ventanas combinan bien con mosquitera que filtra el aire de pequeños insectos. Cuanto mayor es la apertura de la ventana, mayor ventilación puede entrar en la vivienda.

➪ Ancho de hoja

Si el ancho de la ventana, por ejemplo, es superior a 2 metros la ventana debe ser del tipo corredera que permite hasta hojas de 3 metros con perfiles especiales. También puede darse el caso de ventanales de grandes dimensiones, en los que la apertura de estas vidrieras tienen mayor longitud y pueden adaptarse aperturas del estilo plegable u oscilobatiente (por hoja).

➪ Presupuesto

A la hora de elegir el tipo de apertura de ventana que más se adapte a nuestra vivienda tenemos que prestar atención al presupuesto final y el gasto de cada ventana por separado. Aparte del precio de las ventanas debemos contar con el coste de la instalación y mano de obra del especialista, así como el transporte.

Si tenemos todos estos factores en cuenta, cuando nos decantemos por cambiar la apertura de nuestras ventanas, podremos evitar problemas que puedan afectar a la fase de montaje o instalación. A continuación, veamos las diferentes tipos de aperturas de ventanas que más se instalan en la actualidad y en que se diferencian.

¿Estás pensando en instalar ventanas nuevas en tu vivienda? Te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto.

Volver al menú de contenidos

Tipos de aperturas de ventanas

Fija

Fuente de la imagen: ©bp.blogspot.com

Este tipo de ventanas son las más básicas con respecto a la apertura, ya que no contiene de manillas que permitan su apertura, sino simplemente se limitan a dejar pasar la luz en las viviendas. No contienen ningún tipo de cerramiento ni bisagras. Se suelen usar mucho en viviendas y edificios climatizados (donde no se necesita ventilación) y su función es dar luminosidad con luz natural. Con las ventanas fijas, conseguimos no perder las vistas hacia el exterior en lugares donde no tenemos la necesidad de que las ventanas se abran.

Practicable o abatible

Fuente de la imagen: ©ventglas.com

Las ventanas practicables, también llamadas abatibles, son las que realizan su apertura hacia el interior de nuestra vivienda. Esto tiene la ventaja de que se pueden limpiar de una forma muy cómoda y fácil. También existe la posibilidad de que abran hacia fuera o exterior, aunque en España no es muy habitual verlas. Son el tipo de apertura que más se instala, por lo general, ya que se pueden montar de manera sencilla colocando una o dos hojas que se cierran y se abren con facilidad.

Este tipo de apertura de ventana permite tener máxima accesibilidad al poder abrir las dos hojas a la vez. Y también permiten mayor aislamiento térmico y acústico debido a que al cerrarse con las hojas con el marco hacen un bloque perfecto que no permite pasar ni el aire ni el ruido. También ofrece la ventilación máxima cuando se abren al completo.

Batiente

Fuente de la imagen: ©pinimg.com

Las ventanas batientes son, en general, uno de los tipos de apertura de ventanas más herméticas que podemos encontrar en el mercado. Las aperturas batientes se pueden dirigir hacia el interior o exterior, aunque debe tomar en cuenta que cuando abren hacia el exterior, las bisagras quedan expuestas al exterior, punto que puede volverla vulnerable e incrementa su mantenimiento.

Oscilobatiente

Fuente de la imagen: ©mlstatic.com

La apertura de ventana oscilobatiente es una combinación entre la apertura oscilante y practicable en la misma hoja. Este tipo de apertura de ventanas es otra de las más habituales en nuestro país, además de ser la que más se recomienda por sus características.

Con este tipo de apertura de ventana podremos abrir nuestra ventanas en dos posiciones distintas. Con una sola manivela tendremos los dos modos de apertura, con un solo giro de la misma podremos cambiar de una a otra sin ninguna complicación. Esto mejorará la eficiencia energética de nuestra casa y el confort de la misma.

Por un lado, la apertura practicable abre en su totalidad aprovechando así todo el hueco de la ventana y es muy cómoda para limpiar. Y por otro lado, la apertura oscilante es muy recomendable cuando lo que queremos es ventilar la vivienda sin tener la ventana abierta del todo.

Corredera

Fuente de la imagen: ©bp.blogspot.com

Este tipo de apertura de ventana nos ofrece la posibilidad de abrir la ventana tanto a un lado como a otro, izquierda o derecha, por medio de un mecanismo deslizante. Este tipo de ventanas superponen dos hojas en un riel del marco de la ventana, dando facilidad de desplazamiento de apertura entre una y otra de forma horizontal.

El uso de las ventanas correderas se recomiendan sobretodo para habitaciones pequeñas o donde existan obstáculos (mobiliario, etc.) para la apertura de las ventanas. Nos permiten una apertura del hueco parcial pero, nunca en su totalidad. Lo cual, si queremos una ventilación completa, no es el tipo de apertura más indicado.

A modo de desventaja, con respecto a otros tipos de aperturas de ventanas, podemos destacar que son menos herméticas aunque los cierres de las hojas han mejorado mucho en los últimos años. Y bajo la experiencia de usuarios, se suele decir que a la hora de limpiarlas por su cara exterior, es algo más complicado y en ocasiones será necesario sacar del marco de la ventana, la hoja para limpiarla.

Osciloparalela

Fuente de la imagen: ©googleusercontent.com

Son ventanas que combinan dos tipos de apertura, las cuales son corredera y oscilante. Este sistema tiene la gran ventaja de ser perfectamente hermético, por ello destaca en su gran capacidad de aislamiento térmico y acústico. Sin embargo, este tipo de apertura de ventanas une las ventajas de luminosidad y espacio que nos ofrecen las ventanas correderas, con la seguridad y estanqueidad de las ventanas de apertura practicable.

La apertura osciloparalela está pensada para grandes ventanales de salones o terrazas que precisan una apertura de gran resistencia con un deslizamiento suave y silencioso. El herraje puede ser manual o automático y sin ninguna duda es el mejor herraje del mercado para conseguir las máximas prestaciones de estanqueidad.

Pivotante

Fuente de la imagen: ©instalum.es

Estas ventanas giran en torno a un eje central y suelen usarse en tejados y buhardillas. Si están colocadas a alturas que dificultan el alcance pueden ser motorizadas. Por otro lado, el sistema de apertura pivotante nos ofrece múltiples beneficios de estanqueidad y de insonorización gracias a su cierre a presión, campo de visión muy amplio y poca invasión del espacio interior.

Los tipos de aperturas de ventanas pivotantes permiten regular la cantidad de ventilación, ayudando a obtener el nivel térmico deseado dentro de la vivienda. Otra ventaja es que son muy fáciles de limpiar desde el interior y no requieren desmontar la hoja del marco para limpiar el lado exterior

Plegable

Fuente de la imagen: ©made-in-china.com

La apertura plegable se compone de estructuras de ventanas correderas en forma de acordeón o fuelle. Son especialmente útiles para huecos de gran anchura lo que se nos va a permitir es cerrar grandes espacios, como terrazas, etc.. Este tipo de estructuras están compuestas por un conjunto de hojas articuladas que se abren hacia el exterior girando sobre su eje vertical lateral.

Según el hueco existente, se pueden instalar ventanas plegables de diferentes divisiones (3, 4, 5 hasta 7 divisiones). Las hojas pueden recogerse fácilmente hacia el interior o el exterior de la vivienda, y pueden deslizarse indistintamente hacia la derecha y/o izquierda, desplazándose casi silenciosamente en rieles con guía superior e inferior.

Las ventanas plegables, por decirlo de algún modo, abren en forma de libro, con lo que al abrirlas el espacio quedará totalmente libre, lo que nos da la comodidad de poder usar la terraza tanto en verano como en invierno.

Combinada

Fuente de la imagen: ©cabanyero.es

Estos tipos de aperturas de ventanas ofrecen en una sola unidad varios sistemas de apertura: oscilobatiente, corredera, abatible, osciloparalela o incluso fija. Se consigue integrando diferentes hojas con diversas opciones de apertura en una misma ventana. Tiene un alto valor decorativo y permiten ventilar la vivienda desde diferentes perspectivas. Entre las ventajas de combinar diferentes tipos de aperturas de ventanas se pueden destacar facilidad de limpieza, comodidad de accesibilidad y confort de ventilación.

Guillotina

Fuente de la imagen: ©ytimg.com

Es el tipo de apertura de ventana más antiguo y visible en casas históricas en España. Esta apertura es una apertura corredera, pero en lugar de encontrarla de forma horizontal, como estamos acostumbrados, la encontramos de manera vertical, es decir, hacia arriba o hacia abajo. Al igual que la ventaja de la apertura de ventana corredera, el hueco que podemos abrir es parcial y no se consigue la ventilación completa.

Normalmente en este tipo de apertura de ventana, una de las dos hojas de la ventana es fija, no se mueve, y la otra tiene movilidad. Aunque podemos encontrarlas también las dos móviles. Este tipo de apertura se usa sobre todo para huecos altos y estrechos.

Velux


Fuente de la imagen: ©puertascalvente.com

Por último pero no menos importante, tenemos el tipo de apertura de ventana Velux que garantizan un perfecto sellado de carpintería y forjado de cubierta del tejado. Entre sus ventajas destacan la ventilación de espacios pocos usuales como pueden ser el desván o buhardilla; y consiguen climatizar el interior de las viviendas, ya que el aire caliente tiende a subir consiguiendo crear una corriente de aire ascendente. También nos proporcionan gran luminosidad, pues permiten una mayor entrada de luz con menos ocupación.

Volver al menú de contenidos

Diferentes tipos de apertura de ventanas

Tipo de apertura Características
Fija Es el tipo de apertura más básicas ya que no contiene de manillas, ni bisagras y se limitan a dejar pasar la luz en las viviendas
Practicable o abatible Este tipo de apertura de ventana horizontal permite tener máxima accesibilidad al poder abrir las dos hojas a la vez. Es la apertura más común y permiten máxima ventilación de la vivienda
Batiente Las aperturas batientes se pueden dirigir hacia el interior o exterior de manera horizontal. Son las aperturas más instaladas en aseos o baños para evadir humedades y ventilar el espacio
Oscilobatiente La apertura de ventana oscilobatiente es una combinación entre la apertura oscilante y practicable. Con una manivela podemos cambiar el modo de apertura sin ninguna complicación
Corredera Este tipo de ventanas superponen dos hojas en un riel del marco de la ventana, dando facilidad de desplazamiento de apertura entre una y otra de forma horizontal
Osciloparalela Combinan dos tipos de apertura de ventanas, las cuales son corredera y oscilante. Este sistema tiene la gran ventaja de ser perfectamente hermético, y destacan en su gran capacidad de aislamiento térmico y acústico
Pivotante Giran en torno a un eje central y suelen usarse en tejados y buhardillas. Nos ofrecen múltiples beneficios de estanqueidad y de insonorización gracias a su cierre a presión
Plegable Se componen de estructuras u hojas de ventanas correderas que se abren y cierran en forma de acordeón o fuelle. Pueden deslizarse indistintamente hacia la derecha y/o izquierda, desplazándose por encima de rieles
Combinada Se consigue integrando diferentes hojas con diversas opciones de apertura en una misma ventana. Tiene un alto valor decorativo y permiten ventilar la vivienda desde diferentes perspectivas
Guillotina Es un tipo de apertura corredera, pero en lugar de encontrarla de forma horizontal, la encontramos de manera vertical
Velux Se destacan por su montaje e instalación en tejados donde permiten una máxima incidencia de luz y ventilación gracias a la extracción del aire caliente que asciende en la vivienda
Siguiente artículo