El papel de la eficiencia energética en las ventanas

24 de agosto de 2020
La eficiencia energética de las ventanas nos ayuda en la climatización de nuestra vivienda, sin incurrir en gastos energéticos. Las ventanas eficientes son aquellas que ayudan con el aislamiento térmico y acústico de la vivienda, de forma que cierran perfectamente el hueco y no existe ranuras entre sus hojas, o entre estas y el marco o el hueco de obra. Esto asegura que no haya filtraciones indeseadas de aire, que provocan un mayor consumo de calefacción o de aire acondicionado.
Artículo escrito por:
Marcos Carbonell, Redactor de www.HogarSense.es
Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es

La eficiencia energética en España

El IDAE es el instituto, dependiente del gobierno español, que durante sus muchos años de actividad ha acumulado una vasta experiencia en la ejecución de planes, participación técnica en proyectos, financiación y otras iniciativas destinadas a mejorar la eficiencia energética en nuestro país.

En el campo de la edificación, el Real Decreto 47/2007, que era la transposición de la Directiva europea 2002/91/CE, inicio el camino para la certificación energética de los edificios de nueva construcción, y que ya afectaba a las ventanas eficientes, como parte de la envolvente de los edificios. Desde entonces ha habido diferentes modificaciones y nuevas directivas o leyes que han ido concretando y restringiendo las características de los edificios, y de las ventanas que en ellos se instalan.

Más concretamente en lo que afecta a las ventanas eficientes de nuestras viviendas y edificios, fue en el año 2009, cuando la Unión Europea aprobó la Directiva 2009/125/CE sobre criterios ecológicos de diseño. Esta normativa se traspuso en España con el Real Decreto 187/2011, en el que se establecían los requisitos de diseño ecológico aplicables a los productos relacionados con la energía, haciendo mención expresa en su campo de aplicación a las ventanas con eficiencia energética.

Volver al menú de contenidos

¿Qué es la eficiencia energética?

De forma genérica, podemos definir la eficiencia energética como el uso eficiente de la energía. Es decir, un aparato, proceso o instalación es energéticamente eficiente cuando consume una cantidad de energía inferior a la media de sus homólogos, para realizar una actividad. Un equipo o producto eficiente, además de necesitar menos energía para realizar el mismo trabajo, también busca abastecerse, si no por completo, con la mayor cantidad posible de energías renovables.

Es evidente que las ventanas de eficiencia energética, de por si no consumen ninguna energía, pero si son un factor, como ya hemos comentado, que ayuda a que la perdida o conservación de energía que sufren las viviendas, hacia el exterior, sea mínima. Las ventanas eficientes se catalogan en función de la cantidad de energía que permiten perder hacia el exterior de la vivienda.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

¿Porqué ventanas eficientes? ¿Qué nos aporta su instalación?

Aunque podamos mirar otros factores o características de las ventanas eficientes, aquí hemos incluido los 4 factores que consideramos más importantes tener en cuenta cuando elegimos las ventanas de eficiencia energética alta para nuestra casa y, que por supuesto un profesional del ramo nos explicará y asesorará sobre la mejor opción para nuestra vivienda.

☞ Nivel de hermeticidad de la ventana

El nivel de hermeticidad de las ventanas eficientes nos ayuda a conseguir un buen aislamiento térmico. Por ello las ventanas con eficiencia energética alta son muy herméticas, o lo que es lo mismo no permite el paso de corrientes de aire. De esta forma en invierno, la hermeticidad de las ventanas eficientes evita pérdidas de temperatura.

Por el contrario, en verano ayuda a mantener la baja temperatura conseguida con los equipos de aire acondicionado. Por ello tanto en verano como en invierno, las ventanas eficientes contribuyen a un mayor ahorro energético.

☞ El vidrio de la ventana

El vidrio es otro de los elementos importantes, y debemos decir que críticos también, en las ventanas eficientes. Hoy en día, todos tenemos claro que las ventanas con eficiencia energética alta tienen vidrios dobles o triples, y separados por una cámara de aire.

De esta forma distinguimos las ventanas con cristales sencillos, también llamados monolíticos, los dobles y triples con cámaras de aire, los cristales con tratamiento acústico, que son los vidrios laminados a los que se les añade un PVB acústico (Polivinil Butiral), y los vidrios de baja emisividad térmica.

Fuente de la imagen: ©Saint Gobain – SGG CLIMALIT

¿Quieres cambiar las ventanas de tu casa, y necesitas contactar con profesionales? Hogarsense te pone en contacto con los mejores instaladores.

☞ Sistema y perfil de la ventana

El marco o perfil de las ventanas con eficiencia energética alta está compuesto de dos perfiles diferenciados. Por un lado, el que se une a la pared y la hoja de apertura, la cual esta constituida de una estructura adecuada para contener el vidrio. Los perfiles de aluminio con rotura de puente térmico consiguen un buen nivel de hermeticidad y aislamiento termoacústico, aunque los de PVC están considerados mejores.

El sistema o tipo de apertura de las ventanas eficientes también es determinante. Las ventanas se clasifican en dos grupos según el tipo de apertura: corredizas y batientes. A su vez estos dos grupos tienen diversas variaciones con sus propias características.

☞ Materiales de la ventana

El material que conforma la ventana, o mejor dicho, el perfil de la ventana y del marco o premarco también influye en las ventanas de eficiencia energética alta. Ya que cada material tiene una capacidad para transmitir la temperatura y esto ayuda a la perdida de energía o a su preservación. Por ejemplo, las perfilarías metálicas transmiten muy bien el calor, por lo que en la actualidad se dota a este tipo de perfiles de elementos aislantes para conseguir la rotura del puente térmico.

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es sobre base de ASEFAVE

Volver al menú de contenidos

Etiqueta de eficiencia energética: ¿qué es, que significa?

La etiqueta tiene como finalidad identificar las ventanas con eficiencia energética, en función de unos parámetros preestablecidos en la normativa, y dándoles una graduación. Y debe servir como criterio objetivo al particular que está considerando el cambio de las ventanas en su vivienda, siendo en la actualidad el sector de la rehabilitación el que ofrece más actividad.

La etiqueta fue establecida a medidos del año 2013, aunque de momento es de carácter voluntario para los fabricantes. No obstante, esta pasará a ser obligatoria en pocos años.

La etiqueta de las ventanas eficientes distingue una clasificación de invierno y una clasificación de verano. La clasificación de invierno tiene siete niveles de eficiencia, que van desde el color rojo y la letra G para las menos eficientes, hasta el color verde y la letra A para las ventanas más eficientes. En cambio, la clasificación de verano tiene tres niveles de eficiencia, una estrella para el doble acristalamiento, dos estrellas para el acristalamiento con baja emisividad y tres estrellas para las ventanas con acristalamiento con control solar.

En cuento al nivel sonoro, la clasificación del aislamiento acústico de las ventanas con eficiencia energética tiene cinco niveles de aislamiento en función del nivel de ruido que aísla la ventana.

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es

Volver al menú de contenidos

Beneficios de las ventanas eficientes energéticamente

Beneficio Explicación
Alto aislamiento ☺ Las ventanas eficientes consiguen un aislamiento térmico alto, ayudando a que la climatización interior no se pierda hacia el exterior de la vivienda
Ahorro económico ☺ A consecuencia del alto aislamiento, las ventanas con eficiencia energética alta consiguen que el consumo de nuestra calefacción o aire acondicionado este bajo control y por ello el gasto en dinero de las facturas del combustible o electricidad
Menos ruido ☺ Las ventanas de eficiencia energética alta, al mismo tiempo que ayudan con la perdida de calor o frio, también ayudan en la mitigación de los ruidos exteriores
Confort ☺ Derivado de los beneficios anteriores, relativos al aislamiento térmico y acústico, las ventanas eficientes aumentan el confort de los habitantes de la vivienda
Ayuda al medio ambiente ☺ Ya que las ventanas eficientes nos ayudan a consumir menor gas o electricidad con nuestro suelo radiante o con el aire acondicionado, estamos favoreciendo la reducción de las emisiones de CO2 al medio ambiente, con lo que ayudamos a mantener nuestro planeta un poco más verde
Decoración ☺ Las ventanas eficientes son también un elemento decorativo, que intentamos que se adecuen a la fachada, tanto en color como en diseño


Artículos relacionados que te pueden interesar:
Siguiente artículo