Parte I:Apertura, perfil y acristalamiento

21 de agosto de 2020
En esta primer parte de la guía hablaremos sobre los diferentes tipos de apertura, perfiles o materiales del marco, tipos de acristalamiento y niveles de aislamiento y seguridad. Todos estos pasos te sirven como punto de partida en el montaje de las nuevas ventanas en tu hogar. Empecemos.
Artículo escrito por:
Neftali Barreto, Redactor de www.HogarSense.es
Pasos para elegir correctamente una ventana:


Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©staluminumprofiles.com

1. Tipo de apertura

Lo primero que debemos seleccionar para la instalación de nuestra nueva ventana es el tipo de apertura deseada:

➪ Ventana fija

Este tipo de ventana es completamente cerrada, con cristal aislante que se suele utilizar en habitaciones climatizadas donde existe otra fuente de ventilación exterior. También se pueden colocar en tabiques interiores, en techos para crear claraboyas o cuando se quiere dar una mayor luminosidad a una determinada sala sin necesidad de aumentar la ventilación.

➪ Ventana practicable o abatible

Normalmente suelen ser de una o dos hojas, que se abren de forma vertical sobre el mismo eje hacia afuera o hacia adentro. Este tipo de ventana permite una mayor entrada de aire y ventilación, además de un alto valor de aislamiento térmico y acústico. Su mayor problema es que este tipo de ventana ocupa bastante más espacio.

➪ Ventana batiente

En este caso la hoja gira sobre un eje vertical, apoyándose en bisagras. Es el tipo de ventana más común, ya que deja libre todo el hueco y solo ocupa un espacio de barrido que debemos dejar libre. Cuando hablamos de este tipo de aberturas, quizás lo mejor es pensar en el tipo de ventana que se elige con frecuencia para cocinas o baños. Son aquellas que se abren de manera inclinada hacia el interior. Apenas permiten asomarse, pero cumplen con la función de aportar luz y algo de ventilación.

➪ Ventana oscilo-batiente

Estos tipos de ventanas para casas combinan las dos anteriores. Puede abrirse sobre su eje vertical u horizontal. Al tener ambas posibilidades es una ventana muy versátil.

➪ Ventana corredera

El movimiento de abrir o cerrar se consigue mediante un desliz horizontal. Tienen como principal ventaja el hecho de que no ocupan espacio adicional al abrirse, por lo que resultan recomendadas para lugares reducidos o en aquellos rincones que están atravesados por columnas. Como punto débil, está su mantenimiento ya que para una limpieza profunda, se deben retiras las hojas. También se debe tener en cuenta que la apertura total es de una hoja.

➪ Ventana oscilo-paralela

En este caso se combinan los tipos corredera y oscilante, haciendo una solución con múltiples posibilidades.

➪ Ventana pivotante

Este tipo de ventana es similar a la oscilante/proyectante, pero tiene el eje de apertura en el centro de la ventana. Si este es vertical será pivotante, mientras que si es horizontal se llama basculante.

➪ Ventana plegable

Esta ventanas o puertas (también fabricadas en garajes) pueden plegarse en forma de libro, de manera que pueden dejar libre todo el hueco ocupando un espacio muy reducido.

➪ Ventana combinada

Esta ventana ofrece en una sola unidad varios sistemas de apertura: oscilobatiente, corredera, abatible, osciloparalela o incluso fija.

➪ Ventana guillotina

Estos tipos de ventanas para casas están divididas en dos partes, bien en horizontal o en vertical. Se desplazan sobre carriles en la dirección contraria a su división. Al contrario que las batientes, no necesitan un espacio libre para abrirse, aunque solo puede hacerse al 50%. Además, existe una versión de ventanas correderas denominadas "elevables", que permiten desplazar la hoja con mayor facilidad aun siendo muy pesadas.

➪ Velux: Este tipo de ventana es utilizadas en los tejados de la vivienda, dando una refracción directa de la luz. Se pueden encontrar fijas, giratorias, proyectantes, o incluso de terraza.

Aquí te dejamos a modo resumen todos los tipos de ventanas según su apertura:

Fuente de la imagen: ©hogarsense

Volver al menú de contenidos

2. Tipo de perfil, material y marco

Una vez tenemos claro el tipo de apertura que queremos para nuestra vivienda, debemos elegir el material principal del perfil y marco de nuestra ventana:

⇒ Ventana de madera

Estéticamente suele ser el favorito e incluso es obligado colocar este tipo de ventana en muchas zonas (especialmente centros históricos). Hay muchos tipos de maderas, cada uno con sus propiedades específicas, pero por regla general es un material resistente, relativamente pesado y que no transmite bien el calor. Por lo que colocar estos tipo de ventana es una buena forma de ahorrar energía.

El lado malo es que este tipo de carpintería suele necesitar un mantenimiento continuado y puede ser muy sensible a variaciones de humedad y temperatura, aunque cada vez se avanza más en este sentido y existen carpinterías tratadas que apenas precisan cuidados.

⇒ Ventana de PVC

Es el material cuyo uso es el más popular, debido principalmente a su ligereza, buen precio y buena resistencia térmica. Se presenta lacado en cualquier color o imitando madera y, si la carpintería está bien realizada, el aspecto es muy bueno, aunque también se ven carpinterías que tienen aspecto de “plástico malo” en las ofertas de algunas cadenas comerciales.

La perfilería de los marcos de estos tipos de ventanas pueden ser mixtas. Por ejemplo, es habitual encontrar carpinterías de aluminio que tienen PVC en el centro para provocar la rotura del puente térmico (de la que hablaremos más adelante), carpinterías de PVC con alma de aluminio o acero para conseguir más resistencia y elaborar perfiles más delgados, o carpinterías de madera con aluminio en el centro para rebajar el peso y evitar deformaciones por cambios en la temperatura y la humedad.

⇒ Ventana imitando a madera

Estos tipos de ventanas para casas de PVC o aluminio imitando madera son aquellas que, gracias a una técnica de acabado que llamamos foliado, son capaces de replicar con asombroso realismo la apariencia estética de diversos tipos de madera. El foliado consiste en la unión mediante calor de una película -o folio- de color al perfil de la ventana.

El folio, además de cambiar el aspecto del perfil, mejora algunas de sus prestaciones, ya que es capaz de asegurar una alta resistencia ante la polución ambiental, la radiación solar, la salinidad, la humedad, el frío, el calor y la corrosión. Es fundamental poder asegurar la estabilidad y la durabilidad del acabado con el paso del tiempo.

Fuente de la imagen: ©pinterest.com

⇒ Ventana de aluminio

Este tipo de marco es el más habitual desde hace muchos años. Se presenta en varios formatos; lacado en color, anodizado, con imprimación imitando madera, etc.

El mantenimiento de este material es prácticamente nulo, resiste muy bien el paso del tiempo ya que, no se oxida y su relación peso/resistencia es muy buena por lo que es muy indicado para ventanales grandes. Por el otro lado transmite muy bien el calor, lo que significa que si el diseño no está bien hecho las perdidas de energía pueden ser muy grandes.

⇒ Ventana de acero

Aunque el acero es un material conductor y por tanto, puede resultar ineficaz energéticamente, se sigue utilizando en diferentes tipos de ventanas. Sobretodo por la ventaja de la resistencia y capacidad portante de su perfilería, necesitando perfiles de menor tamaño que con otros materiales no conseguiríamos.

Además de tener un aspecto siempre limpio, el acero inoxidable es un material higiénico y fácil de limpiar, debido a la ausencia de porosidad en la superficie, siendo su durabilidad uno de los mayores beneficios, debido a su resistencia a la corrosión y al paso del tiempo, además de su bajo mantenimiento. Además, no se degradara al emplear productos de limpieza o al entrar en contacto con la humedad.

⇒ Ventana de hierro

Las ventanas de hierro se utilizan con mayor frecuencia en edificaciones de poca altura, o viviendas de un piso. Estos tipos de ventanas se dividen en solidas capas que se encuentran formadas con perfiles de hierro hechos en caliente y rollos de diseño especial. También se puede encontrar gran variedad de protecciones o apliques fundidos que son fabricados y elaboradas manualmente para detallar las ventanas. Las ventanas de hierro tienen la ventaja de ser muy resistentes pero son muy susceptibles a la oxidación, por lo cual necesitan de un mantenimiento continuo.

Aquí te dejamos a modo resumen todos los tipos de ventanas según su material o tipo de marco:

Fuente de la imagen: ©hogarsense

Volver al menú de contenidos

3. Tipos de vidrio (acristalamiento)

El vidrio normalmente usado para acristalamientos es un vidrio plano, compuesto principalmente por vidrios sodocálcicos con una elevada capacidad de transmisión de la luz. Conviene destacar que el comúnmente llamado “cristal” de la ventana no es en realidad cristal sino vidrio, al no contener óxidos de plomo característicos del cristal, que son los que aportan el brillo y el sonido metálico. En el mercado, podemos encontrar los diferentes tipos de vidrios para ventanas:

★ Vidrio sencillo (monolítico)

Se define como vidrio monolítico al acristalamiento que solo tiene una capa de vidrio. Entre ellos podemos encontrar una gran variedad dependiendo de su composición química, espesor y especificaciones de fabricación. Y además pueden llevar diferentes métodos de tratamiento, para cubrir de esta forma distintas necesidades. Los podemos encontrar con espesores que van desde 2-25 mm. Y de hecho, este vidrio será la base fundamental sobre la que se estructurará la fabricación del resto de vidrios. Ya sean templados, laminados, doble acristalamiento e incluso de ángulo curvo.

Las prestaciones térmicas de un vidrio monolítico, como la transmitancia térmica y el factor solar, pueden considerarse estables para los vidrios incoloros habituales. Sus características se ven reducidas al aumentar el espesor. Como valor de referencia podemos tomar un valor de transmitancia térmica de U= 5,7 W/m2 K, y un factor solar en torno a g=0,83.

➥Vidrio templado

Un vidrio templado es básicamente un vidrio monolítico sometido a un proceso de calentamiento (entre 575°C y 635°C) y enfriamiento en un corto espacio de tiempo. De esta forma, se aumenta notablemente su resistencia tanto a las tensiones de origen mecánico como a las de origen térmico. Su principal característica es su gran resistencia a impactos. Ademas, estos vidrios tienen un buen comportamiento a la flexo-tracción y son resistentes a diferencias de temperaturas, aportando variaciones hasta 200°C.

Por lo que son más conocidos, es por que tienen una rotura muy característica, en pequeños trozos. Minimizando los accidentes por cortes profundos. A diferencia del laminado, el templado al romperse, los trozos de vidrio no se van a quedar adheridos, pero aun así siguen siendo un excelente componente para la seguridad. Por supuesto, a partir de estos vidrios templados, se podrán hacer vidrios compuestos como doble acristalamiento o laminados.

¿Estás pensando en instalar ventanas nuevas en tu vivienda? Te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto.

★★ Vidrio doble

Vidrios con cámara o doble acristalamiento. Conjunto formado por dos láminas de vidrios monolíticos separados entre sí por un espaciador herméticamente cerrado a lo largo de todo el perímetro. Aprovechando la baja conductividad térmica del aire, al encerrar entre dos paneles de vidrio una cámara de aire (6-20mm), inmóvil y seco, se limita el intercambio de calor por convección y conducción. Este tipo de vidrios, se pueden combinar con otras funcionalidades de aislamiento, tanto acústico reforzado como control solar, baja emisividad, refuerzos de seguridad, anti-suciedad, etc...

La principal consecuencia es un fuerte aumento de su capacidad aislante, llegando a rebajar su transmitancia térmica a U= 3,3 W/m2K, para la composición más básica. El aumento progresivo del espesor de la cámara proporciona una reducción paulatina de la transmitancia térmica. Esta reducción deja de ser efectiva cuando se producen fenómenos de convección dentro de la misma.

➥Vidrio laminado

Los vidrios laminados se componen de dos o más vidrios templados unidos por interposición de 1 o varias láminas de plástico. Normalmente butiral de polivinilo. Esta unión se realiza mediante tratamiento térmico y de presión. Variando el número o el espesor de cada uno de los componentes, se consiguen distintas composiciones de vidrio laminado. Se puede aumentar la seguridad colocando entre sus capas varios vidrios templados, consiguiendo aun más resistencia a los impactos. En caso de rotura, los fragmentos de vidrios quedarán adheridos al butiral y el contenido siempre quedará dentro del marco.

➥Vidrio de baja emisividad

Se caracterizan por tener una emisividad de la superficie del vidrio muy baja. Es un vidrio energéticamente eficiente, de alta calidad, que puede reflejar hasta el 70% del calor interior. Por lo que te ayuda de alguna forma a aislar térmicamente sin mermar la cantidad de luz que deja pasar. Se trata de un vidrio doble térmicamente reforzado, al que se le añade una fina capa transparente en una de sus láminas. Esto impide que la energía, ya sea frio o calor generada en el interior de la vivienda, se escape. Al tener baja emisividad, anula el efecto de pared fría. Tienen la capacidad de reducir la transmitancia térmica en más de un 60%. Este tipo de vidrios es muy recomendable en zonas donde los inviernos son fríos y largos, en los que realmente es necesario aprovechar el calor generado por calefacción.

➥Vidrio con control solar

Es un vidrio doble térmicamente reforzado, muy similar al de baja emisividad. En este caso, la lámina que se le añade entre sus dos vidrios, reduce la cantidad de calor solar o energía de onda larga. Lógicamente ,este tipo de vidrios son útiles si se colocan en ventanas que reciben radiación solar directa no deseada. Dentro de los vidrios de control solar, podemos encontrar los vidrios de alta selectividad que permiten el paso de altos porcentajes de luz.

★★★Vidrio triple

Si una capa de aire encerrada entre dos vidrios aísla bastante, mucho más si lo duplicamos y tenemos dos cámaras de aire entre tres vidrios. Su transmitancia térmica oscila en valores de U= 1,8 W/m2K. Si entre las capas se añade gas argón obtenemos transmitancias térmicas similares a un muro aislado.

➥Vidrio armado

El vidrio armado es un vidrio impreso que lleva en su interior incorporado una malla metálica de retícula cuadrada soldada. Son considerados vidrios de seguridad, ya que en caso de rotura los trozos quedan sujetos a la malla evitando su caída y que éstos puedan producir lesiones.

Vidrio inteligente

Se denominan vidrios inteligentes aquellos vidrios que son capaces de cambiar alguna propiedad frente algún cambio en el ambiente en el que se encuentran. Dentro de este grupo se encuentran los vidrios fotocrómico, que varían su transparencia en función de la intensidad de la luz incidente. Los vidrios termocrómicos que funcionan igual con respecto a los cambios de temperatura. Y los vidrios electrocrómicos, que pierden su transparencia al aplicarle una corriente eléctrica.

➥Vidrio lacado impreso

Es un vidrio plano decorativo, incoloro o traslúcido que se obtiene a través de un grabado impreso sobre la superficie de una de las caras del vidrio.

➥Vidrio mate

Es un tipo de vidrio que tiene un tratamiento específico al ácido con un acabado en la superficie de estética mate. De esta forma evita que las huellas dactilares se impriman en ella. Se fabrica a partir de un vidrio flotado de alta calidad, que tras el tratamiento con el ácido, se consigue una superficie que difumina la luz y transforma el vidrio inicial en translúcido. El vidrio mate puede ser parte de la decoración del interior, o para dar intimidad con respecto a zonas que den a exteriores.

Aquí te dejamos a modo resumen de como se ve el tipo de vidrio:

tipo-de-vidrio

Fuente de la imagen: ©hogarsense

Volver al menú de contenidos

4. Niveles de seguridad, nivel térmico y aislamiento

Seguridad

La seguridad de una ventana depende del punto más débil. Este puede encontrarse en el vidrio, en el marco o perfil, o en el cierre o herraje de la ventana. Los distintos niveles de seguridad que encontramos en una ventana los define la norma UNE-EN 1627 “Puertas peatonales, ventanas, fachadas ligeras, rejas y persianas. Resistencia a la efracción. Requisitos y clasificación” considerando la efracción como los intentos de entrada forzada utilizando la fuerza física y con la ayuda de herramientas predefinidas en un área protegida.

Según esta norma, las ventanas se pueden clasificar en 6 clases de resistencias, según el método empleado por el ladrón y el tiempo que debe superar la resistencia del acristalamiento:

➝ RC1: Ladrón ocasional utilizando fuerza física dispuesto a asumir un riesgo bajo. Tiempo de resistencia nulo.

➝ RC2: Ladrón ocasional con herramientas sencillas dispuesto a asumir un riesgo bajo. Tiempo de resistencia 3 minutos.

➝ RC3: Ladrón ocasional con herramientas manuales dispuesto a asumir un riesgo medio. Tiempo de resistencia 5 minutos.

➝ RC4: Ladrón con práctica con herramientas motorizadas dispuesto a asumir un riesgo mayor. Tiempo de resistencia 10 minutos.

➝ RC5: Ladrón experimentado y organizado con herramientas eléctricas dispuesto a asumir un riesgo alto. Tiempo de resistencia 15 minutos.

➝ RC6: Ladrón experimentado y organizado con herramientas complejas dispuesto a asumir un riesgo alto. Tiempo de resistencia 20 minutos.

Aislamiento térmico

Buscando siempre la mejora en la eficiencia energética de las edificaciones, una vez tenemos avances significativos en los diferentes tipos de ventanas para casas, le vuelve a tocar al vidrio mejorar sus prestaciones. De esta forma han salido al mercado diversos tipos de ventanas (acristalamiento) que igualan el aislamiento de un muro. Actualmente se comercializan como productos habituales, vidrios para aislamiento térmico reforzado y de protección solar. El acristalamiento de una ventana se produce por la superposición de diferentes capaz de vidrio que van sumando prestaciones de aislamiento, seguridad y diseño.

Aislamiento acústico (insonorizadas)

Es la capacidad de impedir la entrada de ruido aéreo al interior del habitáculo. Esta propiedad depende tanto del acristalamiento como del sistema de carpintería. El vidrio acústico es un vidrio compuesto en el exterior por un vidrio laminado de dos láminas unidas entre sí por una capa de plástico (butiral de polivinilo – PVB).

Diseñado para reforzar el aislamiento acústico, contiene una cámara de gas inerte (aire) y un segundo vidrio interior, que puede ser un vidrio simple (transparente o mateado al ácido para preservar la intimidad). También podemos encontrar un vidrio laminado con función de aislamiento térmico, control solar, baja emisividad o de seguridad.

Un vidrio sencillo (monolítico) puede lograr una atenuación de 30-32 dB. Con un vidrio doble acústico normal se logra una atenuación acústica de 36-40 dB. Con un vidrio doble acústico elevado se logra una atenuación acústica de 42-45 dB.

Volver al menú de contenidos

Beneficios de instalar ventanas nuevas

Beneficios Características
Eficiencia ☺ Las propiedades de aislamiento térmico y acústico se ve reflejado en el ahorro energético y económico de nuestra vivienda hasta un 50%
Seguridad ☺ Con unas ventanas adecuadas unidas a una instalación profesional, proporcionaras una fuerte barrera contra la entrada de intrusos
Valor ☺ Un vivienda con unas ventanas nuevas, puede revalorizar su valor en ocasiones incluso más de lo que supone el coste de las mismas ventanas
Durabilidad ☺ Instalar ventanas nuevas con perfiles de hierro, acero o PVC alarga la vida útil hasta alrededor de 40-50 años
Diseño y decoración ☺ Las ventanas son personalizables con diferentes tipos de vidrios según la necesidad, manillas, herrajes u otros complementos
Siguiente artículo