Ventanas fijas para nuestra vivienda

1 de septiembre de 2020
Las ventanas fijas son una solución que permiten visibilidad completa al exterior. Se recomienda su uso en lugares donde se requiere iluminación pero sin ventilación y se pueden adaptar a cualquier tipo de vivienda de nueva construcción o reforma. Además, destacan por tener un coeficiente de aislamiento tanto térmico como acústico muy notable, ya que se instalan en cualquier pared de manera hermética. A continuación, todos los detalles de las ventanas fijas.
Artículo escrito por:
Neftali Barreto, Redactor de www.HogarSense.es
Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©pinimg.com

¿Qué es una ventana fija?

Las ventanas fijas son las apropiadas si lo que queremos es proporcionar vistas panorámicas hacia el exterior sin tener obstáculos de por medio. Nos podrán proveer de luz natural tanto en el interior del hogar como en espacios o trasteros que den una salida hacia el exterior, pero aun así tengan demasiada oscuridad. Son ideales para cualquier tipo de viviendas y se pueden fabricar en grandes dimensiones sin comprometer el diseño de la vivienda en sí.

Es una de las opciones más económica que existe en el mercado, ya sea para uso en viviendas o edificios. Se recomienda su uso en lugares donde se requiera iluminación pero sin ventilación. Las ventanas fijas son una solución que permiten visibilidad completa al exterior de manera hermética dando seguridad de filtraciones.

Volver al menú de contenidos

Tipos de ventanas fijas según el material

Cuando nos disponemos a elegir una ventana fija, ya sea nueva o como cambio de acristalamiento, apertura o diseño, también aprovechamos para cambiar el perfil o marco de la ventana. Esta elección puede reforzar la estructura de la ventana en sí, si elegimos el material adecuado y que mejor se adapte a nuestro acristalamiento. Entre los diferentes materiales más usados para perfilería de ventanas fijas encontramos:

PVC

Este material es de los más económicos y más instalados del mercado. Su mantenimiento es unas de las características por las que más se decantan los compradores. Así como su capacidad de actuar como aislante térmico. En resumen, son más resistentes y duraderas que las ventanas de madera y más aislantes que las de aluminio.

Madera

No son las ventanas número uno en ventas, pero se utilizan en algunas exposiciones y como aislantes en espacios internos donde no incide tanto los factores climatológicos. Si se instalan en exteriores, el desgaste puede que nos lleve a realizar el mantenimiento constantemente, posiblemente en la ventana que menos uso se le de en la vivienda.

Metalizadas

Podemos encontrar desde aluminio, hierro o acero dependiendo de la seguridad que requiera la ventana. Este tipo de materiales como el aluminio son de los más demandados, aunque su no tengan tan buenas propiedades frente al aislamiento térmico. Además, si se le aplica algún lacado de protección de corrosión pueden durarnos unos buenos años, sin tener que realizar mantenimiento.

Volver al menú de contenidos

Características de las ventanas fijas

Una de las cualidades de las ventanas fijas es que se caracteriza por una sencillez que las hace económicas para todos los clientes. Sus características propias, logran un gran valor de estanqueidad, al no tener elementos móviles (manilla o bisagras) que puedan realizar la apertura. Lo que garantiza, además, un buen rendimiento si nos fijamos en detalles como el aislamiento térmico.

Por sus ventajas, se instalan con mayor frecuencia en edificios climati­zados, en donde se debe tener contratado un sistema de limpieza exterior, o profesionales que puedan realizar este trabajo. Si la instalación se realiza en viviendas individuales puede resultar más sencillo limpiar este tipo de ventanas desde el exterior. Aun así, queremos darte a conocer las ventajas que tiene instalar ventanas fijas en tu vivienda, para que puedas tenerlas presentes a la hora de elegir un tipo u otras:

✓ Ahorro de energía: Con el montaje de ventanas fijas podemos aprovechar, dependiendo del lugar, una gran cantidad de luz que puede entrar en la vivienda. Esto se traduce en aprovechar la luz natural, y no tener que gastar energía eléctrica para generar luz. Por ende, pueden ayudar a ahorrar energía hasta un 10% en la factura de luz.

✓ Aislamiento térmico: Gracias a las propiedades herméticas se evitan grandes perdidas de energía calorífica en las viviendas y edificios climatizados. Con esto se evita que ese calor generado por la calefacción se evada por pequeñas aperturas. Al mismo tiempo se puede evitar que entre frio o calor del exterior.

✓ Aislamiento del ruido: Otra de las propiedades que aporta este tipo de ventana es el aislamiento frente a posibles variaciones acústicas del exterior. Si tu vivienda esta situada en algún lugar, por ejemplo, un aeropuerto y necesitas que tus ventanas disminuyan ese indice de ruido; este tipo de ventanas puede ser una buena solución.

✓ Aportan seguridad: Al no tener manera de realizar la apertura, aportan una gran solución de seguridad para viviendas donde solo se pretenda dar luminosidad sin ventilación. La única manera de derribarla es romperla, y si le acompaña un cristal de seguridad, "pobre del ladrón que quiera plantearse este desafío“.

✓ Tamaño y forma: Las podemos encontrar de diferentes formas y medidas. Para todo tipo de huecos que queramos acristalar, si medimos bien el tamaño para acoplar el marco, no habrá ningún problema de instalar. Ventanas redondas, alargadas, de medidas asimétricas, etc...

¿Estás pensando en instalar ventanas nuevas en tu vivienda? Te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto.

Volver al menú de contenidos

¿Para qué tipo de estancias o lugares se recomienda la instalación de ventanas fijas?

En viviendas particulares o rehabilitación de casas, se pueden emplear este tipo de aperturas para destacar espacios que ya existían fabricados y que al montar este tipo de ventanas, dan mayor luminosidad. Esto hará destacar la fachada y consigue incorporar una vista desde el interior hacia el paisaje, como si se tratara de cuadros decorativos.

Las ventanas fijas se pueden utilizar en infinidad de combinaciones, junto con otros tipos de aperturas de ventanas o por separado. Se pueden combinar para completar huecos demasiado amplios para una sola ventana o simplemente colocarse de una forma aislada en lugares de difícil acceso, ojos de luz de escaleras, desván, cocinas, etc.…

Fuente de la imagen: ©pinimg.com

Por otra parte, este tipo de ventanas nos pueden servir si necesitamos crear cerramientos transparentes. Sin tener que construir muros opacos, aportan así un nuevo diseño estético, por ejemplo al fondo de un pasillo, dejando ver los recorridos de la vivienda por el interior.

Otra forma de usarlas es para conformar paredes de ventanas fijas, las que permiten separar estancias sin perder iluminación, o simplemente iluminar una estancia que no se desee que tenga acceso al exterior.

Volver al menú de contenidos

Como limpiar ventanas fijas

Este tipo de ventana, puede que parezca más complicadas de limpiar que otros tipos de ventanas que se puede tener acceso desde el interior, pero esto no es así. No requiere más tiempo que una ventana con otro tipo de apertura y por lo general, la limpieza de la parte exterior te será sencilla si la ventana se encuentra a una altura que no necesites escalera o andamio. Si por el contrario, se trata de una ventana de un edificio en la 2-3 planta, debes contar con ayudas de profesionales de limpieza.

Para el proceso de limpieza es muy sencillo. Solo tienes que utilizar un paño de microfibra y un producto que no sea demasiado abrasivo, sobre todo si tu ventana tiene un marco o perfil al que un producto con químicos le pueda afectar en mayor medida, como puede ser la madera. El producto puedes utilizar limpiacristales o detergente del lavavajillas sin hacer mucha espuma. Escurre el paño para que no chorree y pásalo por toda la superficie, insistiendo donde hay suciedad adherida. También es recomendable no limpiar el vidrio cuando este esté recibiendo la luz del sol directa.

Una vez hayas acabado con la parte interior, podrás pasar a la exterior. Cuando la suciedad no se pueda eliminar por medio del paño húmedo, lo mejor es que utilices esponja parecida a la de lavar los platos con agua y jabón. Y por último, para realizar el secado, si no quieres que queden con algunas gotas, puedes utilizar otro paño seco, espátula de goma, papel de cocina o papel de periódico.

Volver al menú de contenidos

Precio medio ventana fija: ventana, montaje e instalación

El precio medio para la instalación de los sistemas de ventanas fijas depende, por lo general, del tipo de marco, acristalamiento, tamaño en m2, forma, diseño y el montaje e instalación. Para ello, dependiendo de las necesidades de nuestra vivienda podemos encontrarnos ventanas con un coste total de 300 € hasta algunas más especificas por 400-600€ (medidas aproximadas 1,2 x 1,2). Para ello, hemos creado esta tabla resumen con precios aproximados para que puedas visualizar mejor el precio total de la ventana fija:

Tipo de ventana fija
- Según el tipo el material del perfil -
PVC 50-150 €
Madera 150-170 €
Aluminio 50-125 €
Acero 150-300 €
Media aproximada 50-200 €
- Según el tipo acristalamiento -
Acristalamiento sencillo 50-200 €
Doble acristalamiento 300-500 €
Triple acristalamiento 500-1000 €
Media aproximada 50-300 €
- Mano de obra -
Hora de trabajo 20-25 €
Trabajo por metro lineal 15-25 €/m²
Desmontaje de ventanas anteriores 15-30 €/m²
Eliminación de ventanas anteriores 15-20 €/m²
Media aproximada 60-150 €
Total media de gastos estimados = 200 - 400 €

Volver al menú de contenidos

Instalación y montaje de ventanas fijas

Para una correcta instalación y montaje de ventanas fijas, debemos tener medido correctamente el hueco donde se montarán y comprobar que este esté en las condiciones apropiadas para la instalación de la ventana. Una instalación en un lugar donde pueden existir grietas, humedades u otras enfermedades de la pared, puede crearnos una mala experiencia a corto plazo.

Por otro lado, para la instalación de ventanas fijas debemos diferenciar entre dos tipos de montajes: con premarco, y sin él. La diferencia entre una opción y la otra es básicamente dependiendo si es una instalación nueva o un cambio de ventana por otra. Si la vivienda ya está construida, y no queremos hacer obras, se suele optar por aprovechar el marco existente. Sobre este, se instalará la nueva ventana, ajustándola, y forrando con material nuevo las partes del viejo marco que se puedan ver, para que parezca una nueva instalación.

En cambio, en obra nueva o en reformas, si necesitaremos un premarco, que ira adaptado a la estructura de la pared, y sobre él se atornillara la ventana. Para poder seguir las pautas generales para una correcta instalación con premarco puedes navegar en nuestra web y acceder a nuestro artículo especifico de instalación de ventanas. En él, resolverás todas tus dudas sobre como instalar estos sistemas de ventanas fijas y cualquier otro tipo de apertura.

Volver al menú de contenidos

¿Qué otras decisiones afectan al tipo de apertura de la ventana?

Las ventanas fijas son un elemento estructural de la vivienda que además de dar estéticamente personalidad a la fachada, cumplen otras funciones mucho más importantes como son la iluminación natural, y el aislamiento térmico u acústico de los espacios. Por ello, debemos considerar algunos aspectos sobre este tipo de ventanas si queremos crear un espacio confortable.

Cuando elegimos el tipo de ventanas fijas, lo normal es que te fijes en el tamaño, el diseño, la forma, el color, y no prestes atención a lo más importante, que es el material o acristalamiento que necesitamos para nuestra vivienda. Para elegir el material se debe tener en cuenta cuál es la situación geográfica de la vivienda, ya que afecta considerablemente en la decisión a tomar. No será lo mismo una vivienda en una zona de clima cálido, que una de clima frío de montaña, ni una vivienda orientada al norte o sur.

Conjuntamente, el material más importante y que mayor parte de la superficie ocupa en una ventana es el vidrio. Este influye notablemente en el comportamiento tanto térmico como acústico de la ventana y su grosor o el número de vidrios que lo compongan afectará en el resultado final de la ventana fabricada.

Además, estos sistemas de ventanas fijas podemos combinarla con infinidad de mosquiteras, persianas u otros tipos de protecciones que mejorarán las propiedades de la vivienda. Por poner un ejemplo, las lamas de las persianas que se utilizan en la actualidad en cualquier tipo de ventana, suelen ser de aluminio con un interior relleno de aislamiento. Por lo que, si nuestra ventana fija aun no consigue aislar térmicamente, esta combinación puede resultar eficiente.

Por último, queremos enfatizar en la gran labor profesional del instalador que se encargará de asesorarte sobre que tipo de forma, acristalamiento o perfil del marco se adapte más a tu vivienda. Y se asegurarán, que en el proceso de instalación y montaje, la ventana cumple con la normativa CTE y queda herméticamente sellada a tu vivienda.

Volver al menú de contenidos

Diferentes tipos de apertura

Tipo de apertura Características
Practicable o abatible Este tipo de apertura de ventana horizontal permite tener máxima accesibilidad al poder abrir las dos hojas a la vez. Es la apertura más común y permiten máxima ventilación de la vivienda
Batiente Las aperturas batientes se pueden dirigir hacia el interior o exterior de manera horizontal. Son las aperturas más instaladas en aseos o baños para evadir humedades y ventilar el espacio
Oscilobatiente La apertura de ventana oscilobatiente es una combinación entre la apertura oscilante y practicable. Con una manivela podemos cambiar el modo de apertura sin ninguna complicación
Corredera Este tipo de ventanas superponen dos hojas en un riel del marco de la ventana, dando facilidad de desplazamiento de apertura entre una y otra de forma horizontal
Osciloparalela Combinan dos tipos de apertura de ventanas, las cuales son corredera y oscilante. Este sistema tiene la gran ventaja de ser perfectamente hermético, y destacan en su gran capacidad de aislamiento térmico y acústico
Pivotante Giran en torno a un eje central y suelen usarse en tejados y buhardillas. Nos ofrecen múltiples beneficios de estanqueidad y de insonorización gracias a su cierre a presión
Plegable Se componen de estructuras u hojas de ventanas correderas que se abren y cierran en forma de acordeón o fuelle. Pueden deslizarse indistintamente hacia la derecha y/o izquierda, desplazándose por encima de rieles
Combinada Se consigue integrando diferentes hojas con diversas opciones de apertura en una misma ventana. Tiene un alto valor decorativo y permiten ventilar la vivienda desde diferentes perspectivas
Guillotina Es un tipo de apertura corredera, pero en lugar de encontrarla de forma horizontal, la encontramos de manera vertical
Velux Destacan por su montaje e instalación en tejados donde permiten una máxima incidencia de luz y ventilación gracias a la extracción del aire caliente que asciende en la vivienda
Siguiente artículo