Diferencias entre ventanas modernas y antiguas

9 de noviembre de 2020
Las ventanas de antes no tienen que ver con las ventanas modernas. La realidad es que han evolucionado notablemente en diferentes propiedades como son aislamiento, hermeticidad, seguridad, confort o eficiencia. De una ventana de madera con apertura de guillotina o corredera hasta incorporar ventanas con perfiles de PVC o aluminio RPT con aperturas oscilobatientes y triple acristalamiento. Los avances en las ventanas están ahí y han venido para quedarse. A continuación, te contamos las diferencias entre una ventana moderna respecto a una antigua.
Artículo escrito por:
Neftali Barreto, Redactor de www.HogarSense.es
Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©Pinterest

El paso del tiempo en las ventanas

Cuando una vivienda tiene más de 40-50 años, hay elementos que forman parte de la misma a los que se le nota el paso del tiempo y empiezan a mostrar indicios de el desgaste. Y es normal, cuando algo no está bien en casa, se nota por pequeños ruidos o filtraciones de aire o agua que antes no existían. Pues en el caso de las ventanas son particularmente muy comunicativas y es que, además, a medida que pasa el tiempo y sin darnos cuenta, una pequeña fuga de aislamiento puede suponer grandes pérdidas de energía con el paso de los años.

Renovar las ventanas antiguas por unas más modernas puede ser muy conveniente. En algunos casos, ni el mismo mantenimiento de barnizado o limpieza pertinente, puede mejorar sus propiedades. De no hacer un cambio a tiempo, puede que lleguemos a gastar, más dinero a la larga, intentando restaurar constantemente el aislamiento de la ventana antigua. Aunque no duren para siempre, las ventanas de alta calidad y bien mantenidas pueden durar unos 20 años, pero dependerá de muchos factores, que veremos a continuación.

¿Estás pensando en instalar ventanas nuevas en tu vivienda? Te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto.

Volver al menú de contenidos

Seguridad

En la actualidad, el tema de los robos y los intentos de intrusión en las viviendas, cada vez son más frecuentes en España. Y como todo en esta vida, uno no le da importancia hasta que te sucede la primera vez. Las ventanas son el acceso preferido que suelen utilizar los ladrones como punto de entrada a la vivienda. Por ello renovar nuestras ventanas antiguas, instalando unas ventanas modernas, puede mejorar significativamente la protección antirrobo de la vivienda.

Algo que caracteriza las ventanas modernas, a diferencia de las antiguas, son los sistemas de cierres optimizados. Estos dificultan mucho más la entrada a los agresores, ya que les llevará un poco más de tiempo flanquear o romper la ventana para poderla abrir. También en las ventanas modernas es posible instalar un sistema de cierre con llave o montar un vidrio de seguridad, que evita que se rompa dando acceso al ladrón a la vivienda. Por otro lado, este tipo de vidrios de seguridad también tiene un papel importante en el aislamiento térmico y acústico. Con un vidrio doble o triple de seguridad, se pueden conseguir unos niveles de aislamientos, muy diferentes a los que podíamos tener hacer 50-60 años con una ventana normal.

Volver al menú de contenidos

Hermeticidad

Cuando analizamos un modelo moderno de ventana en comparación con una ventana antigua, podemos observar varias desventajas en hermeticidad y aislamiento térmico y acústico. Claro está que una ventana moderna siempre va a ser más hermética que una antigua. Partiendo del desgaste que pueda ir adquiriendo con el paso de los años la ventana, la junta de presión del perfil con el marco se puede ir aflojando, el sistema de apertura puede llegar a deformarse o no encajar como antes, alguna fuga de aislamiento que puede darse en el perímetro del marco, etc. Todos estos aspectos se deben tener en cuenta cuando nos sabemos porque nuestra ventana pierde hermeticidad.

Si nos damos cuenta de que nuestras ventanas empiezan a tener este desgaste, tiene mucho sentido decidir una renovación o sustitución completa por una ventanas modernas. El nivel de hermeticidad que podemos elegir para nuestra ventana nueva parte desde el sistema de apertura que queramos, la calidad del marco que incorporemos a la pared, el material de sellado, el tipo de perfil que montemos en la ventana y todo ello, apoyado por un vidrio de alta calidad.

Volver al menú de contenidos

Confort

El cambio de una ventana antigua a una moderna, a la larga puede resultar altamente positivo para la tranquilidad y la salud de las personas en la vivienda. Siempre y cuando se estudie bien el cambio y se adapte la ventana moderna a lo que verdaderamente necesitamos conseguir, puede ser una decisión acertada. Con el tiempo podemos ir observando cómo mejoran algunos aspectos que, antes eran insignificantes, como la disminución del ruido externo, temperatura dentro de la vivienda constante en pleno verano de 35 ºC, encendemos menos los sistemas de climatización, luminosidad y ventilación natural o quizás más espacio en la vivienda, gracias al nuevo sistema de apertura.

Una de las mejores sensaciones de cambiar es las ventanas antiguas por unas modernas, es llegar a la vivienda y notar de golpe todos los aspectos que hemos hablado anteriormente. Y no solo para ti, sino para las personas que también viven contigo. Además, no lo hemos nombrado, pero es que si instalamos unos materiales que no requieren tanto mantenimiento constantemente, podemos liberarnos un poco. En el pasado, las ventanas de madera nos hacían muy dependientes a ellas en cuanto a limpiar, barnizar y mantener. Esto con las ventanas modernas cambia mejorando nuestro confort.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

Eficiencia

La eficiencia es un tema que está y estará a la orden del día a lo largo de muchos años en adelante. Como dato curioso “las ventanas de una vivienda en 2020 aíslan 300% más que las de una vivienda de hace 12 años atrás”. Y es totalmente razonable ya que, las ventanas con el tiempo han ido adaptando mejoras que las hace muy eficientes. Algunas de las mejoras en relación al tipo de marco, el material del perfil incorpora rotura de puente térmico, el tipo de acristalamiento, los materiales aislantes de sellado, el propio sistema de apertura, los sistemas combinados de persianas o contraventanas.

Con las nuevas normativas de técnicas de edificación, las ventanas tienen una mayor importancia respecto al ahorro energético en las viviendas. Ya no forma un elemento más, sino que ahora forma una de las partes más importante de la vivienda. Es el elemento más débil de una fachada, en cuanto a pérdidas de energía y por eso hay que elegir con especial atención a su calidad y sus características.

Esta importancia se está viendo reflejada en los diferentes tipos de ayuda que está planteando el gobierno en cada comunidad autónoma, para la renovación de ventanas antiguas por unas ventanas modernas. El objeto y finalidad de estas ayudas es reducir la demanda energética de las viviendas, disminuyendo la factura energética de los usuarios y mejorando las condiciones de confort de las estancias. Por lo que, si en algún momento has considerado cambiar tus ventanas, este es el momento para hacerlo.

Volver al menú de contenidos

Sostenibilidad

Basándonos en temas de sostenibilidad, el simple hecho de cambiar unas ventanas antiguas por unas modernas, con su respectivo desmontaje y clasificación, ya nos ayuda a reutilizar al 100% los materiales de la ventana desechada. En estos aspectos, las empresas comienzan a tener mayor constancia de reutilización, dañando menos el medio ambiente y el consumo de recursos naturales. Se habla de economía circular, en cuanto a la reutilización de las ventanas para fabricar otras aprovechando los materiales.

Fuente de la imagen: ©bloqueras.org

Por ejemplo, respecto a la fabricación de los perfiles de PVC, con la reutilización de otros materiales se puede eliminar metales pesados como el cadmio o el plomo y se sustituyen por elementos más ecológicos como el zinc o el calcio. Además ,gracias este reciclaje y reutilización, la fabricación de perfiles de PVC vierte a la atmósfera un 161 % menos de dióxido de carbono, comparándolo con la fabricación de perfiles de aluminio; y si lo comparamos con la fabricación de perfiles de madera un 52 % menos. Por tanto, si tuviéramos que englobar los beneficios de la renovación de ventanas antiguas por unas modernas podrían ser:

1. Economía circular y alta durabilidad de las ventanas.

2. Mejoras en la eficiencia energética y hermeticidad de la vivienda: a mayor aislamiento térmico, menor consumo.

3. Reutilización de material respetuoso con el medio ambiente.

Volver al menú de contenidos

Diseño

El estilo de una ventana puede afectar a su nivel de aislamiento o hermeticidad. Como hemos comentado, hay perfiles y tipos de aperturas que contienen un nivel más alto de aislamiento y cierre que otros. Por lo cual, es sumamente necesario si queremos mejorar el nivel de aislamiento de nuestras ventanas antiguas, fijarnos en el diseño y forma que va a tener nuestras ventanas modernas. Por ejemplo, las ventanas de una sola hoja o ventanas con apertura de guillotina o tipo corredizas tienen mayor riesgo de fuga de aire que las ventanas con apertura batientes, abatibles u oscilobatientes.

También el diseño de un perfil adecuado puede marcar la diferencia. No será lo mismo el aislamiento y la transmitancia térmica (U) que nos ofrece un perfil de PVC, que uno de aluminio. Mientras que el aluminio contiene una transmitancia bastante alta, el PVC se caracteriza por tener un valor de transmitancia bastante bajo, ideal para aislar térmicamente una vivienda en zonas de temperaturas muy variantes. Por ende, el diseño no siempre debe ser en relación a los estético, sino también en base a las propiedades que nos pueda aportar en conjunto las diferentes partes de la ventana.

Volver al menú de contenidos

Tabla comparación entre ventanas antiguas y ventanas modernas

Diferencias Ventana antigua Ventana moderna
Seguridad Seguridad básica en cuanto al tipo de acristalamiento o perfil reforzado Mejoras en cuanto al tipo de cerramiento de la apertura, vidrios de seguridad reforzados, cierres por llave o manivela
Hermeticidad Poca hermeticidad y aislamiento, vidrios simples y perfiles de madera o aluminio, los cuales tienen una transmitancia térmica alta Vidrios de doble o triple acristalamiento, bajos emisivos, perfiles de PVC o aluminio RPT, transmitancia térmica baja
Confort Posibles ruidos externos con fugas en el perímetro del marco, cerramiento no estanco y la temperatura se cuela fácil en la vivienda Hermeticidad perimétrica gracias a la junta de presión que ejerce el tipo de apertura, cerramientos bien sellados y vidrio con propiedades de aislamiento acústico y térmico
Eficiencia Posibles escapes de calor y entrada de brisa fría, lo cual genera mayor gasto de calefacción y aire acondicionado Disminución y ahorro en el gasto energético gracias al buen nivel de cerramiento diseñado para de la ventana
Sostenibilidad Materiales que por el estado no se reciclan y se pierde más energía fabricando uno nuevo que reutilizando el mismo Empleo para la fabricación de la ventana materiales reutilizables de acuerdo a las normativas sostenibles del medio ambiente
Diseño El diseño era muy característico pero las propiedades de eficiencia eran muy bajas Se crea un balance entre el diseño y las propiedades para conseguir una ventana eficiente y moderna artísticamente