¿Cómo puedo mejorar la seguridad de mis ventanas?

7 de octubre de 2020
Un estudio revela que un 57% de los robos a viviendas en España, se producen por el acceso de las ventanas que dan hacia el exterior, entrando en las viviendas con total facilidad. La solución recae una vez más en la elección de unas ventanas de seguridad antirrobo, representando así una inversión de tranquilidad y bienestar para tu vivienda. ¿Sabes que nivel de riesgo tiene tu vivienda? ¿Cumplen tus ventanas los niveles de seguridad recomendados? A continuación, te damos todas las claves para hacer la mejor elección de tus ventanas.
Artículo escrito por:
Neftali Barreto, Redactor de www.HogarSense.es
Menú de contenidos:

seguridad-ventanas

Fuente de la imagen: ©blog.todoelectronica.com

Importancia de los niveles de seguridad de las ventanas en casa

Las ventanas forman parte de los cerramientos de la envolvente de nuestra vivienda y del mismo modo son los puntos más débiles, no sólo en cuestiones de aislamiento térmico y acústico, sino también en seguridad. Así como invertir en la calidad del perfil y el tipo de vidrio representa un gran beneficio en términos de aislamiento, pensar en el nivel de seguridad de las ventanas que pueden tener nuestras ventanas es una inversión en bienestar y tranquilidad para tu vivienda.

Podemos llegar a pensar que para proteger nuestra vivienda de robos o intentos de intrusión lo único que existe es la instalación de rejas o persianas de seguridad. Pero existen otras soluciones con respecto a la mejora del perfil y el acristalamiento. Además, llevar el mantenimiento de rejas o barrotes de protección es algo más complejo que en el caso de los vidrios de seguridad. Dependiendo del material de las rejas habrá que limpiar y aplicar algún material de protección ya que tienden a oxidarse con facilidad si no se les presta atención.

Invertir en el nivel de seguridad de tu ventana representa mayor tranquilidad y menor miedo a la intrusión en tu vivienda. Si instalamos un buen perfil y un vidrio de gran resistencia, les llevará algo más de tiempo a los ladrones poder entrar en la vivienda. En estos casos, 1-3 min de tiempo más que pueda resistir la ventana, puede representar una gran diferencia en la que podemos tomar medidas. Por ello, si nuestra venta está muy expuesta, en una altura baja y de fácil accesibilidad, piensa bien qué nivel de seguridad instalar en tu cerramiento.

¿Estás pensando en instalar ventanas nuevas en tu vivienda? Te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto.

Volver al menú de contenidos

Ataques a las ventanas y modus operandi del delincuente

Durante años se ha estudiado los diferentes modos que tienen los ladrones de introducirse en las viviendas. Tanto en los bajos, chalets o adosados, se intenta realizar mejoras en toda la envolvente y reducir estos riesgos que cada vez son más frecuentes. Desafortunadamente, siempre inventan alguna estrategia que nos sorprende. Por ello es conveniente, antes de colocar nuestras ventanas de seguridad, analizar qué nivel de riesgo y conocer un poco los diferentes tipos de ataques que podría sufrir nuestra vivienda. Algunos de los diferentes modos pueden ser:

Intrusión fácil y rápida

En este caso, el ladrón trata de hacer palanca en la estructura de la ventana, logrando desencajar sus cierres. Seguidamente, si nuestro perfil no se desencaja y resiste, el agresor tiende a romper el cristal e introducir la mano para girar la manivela que abre la ventana. Como solución, si el vidrio contiene un buen nivel de seguridad, el ladrón tardará más tiempo en romperlo y tendrá que buscar otro acceso a la vivienda o irse.

Intrusión con dificultad media

Si nuestro cristal es laminado o contiene un nivel de seguridad apropiado, al agresor no le quedará más remedio que intentar crear un agujero golpeándolo varias veces. Si lo consigue el siguiente paso es introducir una cuerda, cable o algún objeto que le facilite girar la manivela de la ventana. Por suerte no es tarea fácil y hay que hacer malabares para poder incorporar el cable, y a ciegas intentar girar la manivela. El ladrón debe ser experimentado gracias a que nuestro vidrio de seguridad ofrece gran resistencia.

Intrusión con dificultad alta o profesional

Cuando nuestra ventana de seguridad contiene un cristal de nivel de seguridad alto, a prueba de fuertes impactos, al ladrón solo le queda probar taladrar el perfil de la ventana y mover sus cierres de seguridad desde el exterior. Le sale más rentable dar la vuelta e irse, que seguir intentándolo. Pero la necesidad en muchos casos les ciega a intentarlo. Estos vidrios, se fabrican con una resistencia parecida a los muros de hormigón, pero con un grosor menor. Además, no son baratos ya que se fabrican a medida.

Por último podemos resaltar una estadística, que se ha llevado a cabo en los últimos años estudiando los diferentes casos de intrusión, que han sucedido en las viviendas españolas. En el siguiente cuadro se observa que un gran número de ataques se han ocasionado, evidenciando claramente las deficiencias de los perfiles y cierres de ventanas:

  • 70% de los ataques se ha realizado apalancamiento en la estructura
  • 15% de los ataque se han producido por descuido de las ventanas abiertas
  • 10% de los ataques se ha conseguido una rotura de cristal y se ha desbloqueado el cierre
  • 5% Otros tipos de ataques

Volver al menú de contenidos

Niveles de seguridad de la ventanas

Dependiendo del nivel de seguridad de las ventanas que necesitemos, podemos aumentar o disminuir el peso del vidrio. Esto es un factor importante en el diseño de ventanas ya que, afecta en gran medida al sistema de apertura. Cada sistema de apertura puede soportar una carga o peso determinado. Si sobrepasamos ese límite, el sistema de apertura debe ser reconfigurado para que pueda mantener sus características.

Por ejemplo, si tenemos un sistema de apertura basculante o giratorio, nuestra ventana no puede sobrepasar los 122 kg. En otros casos, para la apertura del tipo osciloparalela hasta los 150 kg y para las correderas hasta los 300 kg. Por ello, a la hora de elegir nuestro nivel de seguridad, también debemos tener en cuenta que no afecte negativamente al sistema de apertura. Entre los diferentes niveles encontramos:

Seguridad para ventanas Nivel A

Este tipo de ventana es ideal para viviendas de fin de semana, oficinas de uso frecuente, casas de verano… Forman parte del nivel más básico y para conseguir este nivel de seguridad, la ventana es sometida a un ensayo de resistencia a través del impacto de una bola de acero de 4 kg. Las diferentes pruebas se realizan desde diferentes alturas entre 3-10 m; diferenciando entre A1 hasta A3

Seguridad para ventanas Nivel B

Un nivel intermedio de seguridad diseñado para viviendas con alto riesgo de seguridad, centrales energéticas, laboratorios, cárceles, museos, joyerías, bancos, etc. La prueba a la que es sometida este tipo de ventana consiste en golpearla con un hacha de 2,5 kg repetidamente entre 30-70 veces; diferenciando entre B1 hasta B3 dependiendo de los golpes que resista hasta romperla.

Seguridad para ventanas Nivel C

Este nivel de seguridad se fabrica a prueba de balas, también llamadas ventanas blindadas. Estas ventanas son de las más infranqueables ya que contienen una gran resistencia ante impactos, o disparos imprevistos. El testeo de resistencia se realiza utilizando varias armas de diferentes calibres desde 9mm hasta 7,62 x 51 mm. Si la ventana aguanta más de 3 disparos se puede clasificar entre C1 hasta C5 dependiendo del calibre y la distancia del disparo.

Seguridad para ventanas Nivel D

Es el nivel más alto de seguridad a prueba de bombas o dinamitas cercanas. Son los más similares a un muro de hormigón. La prueba de esfuerzo y resistencia varía desde 0.5 hasta 2 bar. Diferenciando entre D1 hasta D3 dependiendo del esfuerzo y la cantidad de impactos soportados.

Volver al menú de contenidos

¿Qué distingue una ventana de seguridad de una ventana estándar?

Las diferencias entre ambos tipos de ventanas son notables. Una ventana estándar puede tener refuerzo de seguridad básico, pero por lo general, está diseñada para mejorar la luminosidad, ventilación, o el aislamiento. Las ventanas de seguridad son diseñadas con el objetivo principal de mejorar la seguridad del cerramiento y se fabrican bajo pedido. En esta fabricación se mejora tanto el perfil como el vidrio, siendo ambos objetivos claros para los agresores. Las diferencias más claras entre las ventanas de seguridad y las estándar son:

➪ Vidrio de seguridad con diferentes niveles (A-D) a prueba de ladrones

➪ Marco multicámara con refuerzo de acero

➪ Trabas o pasadores internos de seguridad. Asegurados aún en posición de ventilación. Ejercen presión atornilladas con pernos de acero reforzado al vidrio

➪ Manivela más resistente que una ventana estándar

➪ Protección contra perforaciones

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

Cierres de seguridad para ventanas

Cuando adquirimos unas ventanas de seguridad nuevas también debemos elegir un buen cierre de seguridad. No todas las ventanas actuales llevan buenos cierres de seguridad y esto es algo que debemos tener en cuenta. Por este motivo vamos a conocer los diferentes cierres de ventanas, así podemos estar informados y escoger el que más nos convenga.

1. Espolón de gallo mango: este es uno de los sistemas más comunes y también más antiguos. Solo cuenta con un asa que se cierra sobre la barra. Es cierto que es una cerradura eficaz, ya que su sistema es bastante robusto, pero con el paso del tiempo puede ir perdiendo hermeticidad a medida que se desgasta.

2. Espage: el sistema espage es un tipo de cierre que se utiliza, sobre todo en puertas, pero si para las ventanas podemos encontrar una versión reducida. Su cierre de seguridad se basa en un gancho de metal que se engancha en el marco y ofrecerá más resistencia que otros tipos de cerraduras. Este gancho está instalado intrínseco en el perfil.

3. Bloqueo espage: este sistema es el más usual en ventanas con perfiles de PVC, debido a que su sistema de bloqueo está oculto en el marco. Su cerramiento puede contener varios puntos de seguridad perimetrales. Gracias a este sistema multipunto se podrá asegurar la ventana por diferentes zonas del marco, y la resistencia no recaerá solamente en el presión que ejerza la manivela.

4. Doble sistema de espage: en este caso, es el mismo sistema de cierre de seguridad que el espage, lo que duplica los puntos de seguridad alrededor de todo el marco. Esto la hace doblemente resistente a los esfuerzos del agresor. En el momento de intentar forzar la ventana, se verá altamente dificultado.

5. Disparo sistema bolt: es un sistema bastante efectivo y de los más recomendados, debido a sus grandes propiedades de resistencia a la apertura por forcejeo. Su bloqueo es muy bueno, pero debemos asegurarnos de que la instalación se realiza al 100% efectiva.

6. Turn system: estos cierres de seguridad cuentan con los puntos de cierre en el interior de la ventana por lo que son muy difíciles de abrir. Además, cuentan con una llave para poder abrir la ventana desde el interior, reforzando el nivel de seguridad. Ideales para personas que tengan niños pequeños o mascotas en casa.

Volver al menú de contenidos

Ventanas antirrobo

Las ventanas de seguridad antirrobo están concebidas para reforzar la protección de la vivienda y disuadir de posibles intentos de robo de ladrones o agresores. Están concebidas y fabricadas para resistir los golpes y evitar que se fracture. Para conseguir este nivel de resistencia, el acristalamiento está formado realmente por varias láminas de vidrio, cada una de ellas separadas por un film transparente. Es lo que conocemos como vidrio laminado.

Frente a la rotura instantánea de los cristales convencionales, se estima que la media de tiempo que se necesita para fracturar un cristal antirrobo es superior a los 3-5 minutos. Como es evidente, un cristal antirrobo deberá ofrecer una resistencia superior a la de los vidrios monolíticos o dobles acristalamientos. Además, nos ahorra trabajo en poner rejas, cerrar las persianas, comprobar el cierre y asegurar las contraventanas cada noche o cada vez que sale de casa. Como medida de seguridad, las ventanas antirrobo serán la solución perfecta para aumentar la seguridad y confort de su vivienda, de manera cómoda y asequible.

Si en estos momentos te encuentras en fase de construcción o renovación de tu vivienda, es el momento perfecto para plantearse colocar ventanas antirrobo en los sitios más expuestos. Además, su alta resistencia también combina una óptima eficiencia energética gracias a su efecto aislante, térmico y acústico. Y, por si fuera poco, si queremos más seguridad podemos incorporar sensores inteligentes para puertas y ventanas. Este tipo de productos son especialmente necesarios en el caso de viviendas individuales, aisladas o ubicadas en lugares poco frecuentados.

Existen diferentes tipos de ventanas antirrobo, con mayor o menor nivel de espesor, resistencia y tratamientos especiales. Pero a la hora de elegir un tipo en concreto, debemos tener en cuenta algunos aspectos que son decisivos:

→ Precio: Una ventana antirrobo es superior a cualquier otro tipo de ventana clásica, ya que contiene un perfil y un vidrio de mejores características, que ofrece además un excelente nivel de seguridad y aislamiento. Hay muchos precios y calidades donde elegir, pero la ventana de seguridad con cierres antirrobo parte de precios sobre 450-650 € hasta sobrepasar los 1.000 €.

→ Nivel de resistencia: Obviamente para soportar golpes de mazo o impactos de balas, las ventanas de seguridad antirrobo deben ser fabricadas en diferentes grados de dureza y resistencia para adaptarse a todo tipo de necesidades. Si no está seguro de cuál es el tipo de cristal más conveniente para su hogar, contacta con un profesional especializado para encontrar el mejor asesoramiento.

→ Peso: Este tipo de ventanas de seguridad son considerablemente más pesadas que las ventanas tradicionales. Un factor que debemos tener en cuenta ya que, habrá que considerar las características de la carpintería de las ventanas ya existentes, para ver si son compatibles con las nuevas. Aunque seguramente tendremos que cambiar el marco y el perfil acorde al acristalamiento de seguridad.

→ Estética: Últimamente, este tema es de gran importancia en los tiempos que corren. Por lo tanto, lo ideal será compatibilizar seguridad y decoración ya que el cristal laminado se presenta en diferentes acabados y colores. Existen pantallas que simplemente se adhieren a las ventanas para incrementar su resistencia y retener los trozos de cristal en caso de rotura. Puede ser una solución si queremos mejorar la estética interior.

Volver al menú de contenidos

Beneficios que nos aporta contar con ventanas con un buen nivel de seguridad

Beneficios Características
Gran resistencia ✔ Son eficaces frente a las intrusiones, ya que contienen láminas de butiral, lo que aportan buenas características de resistencia e impenetrabilidad de objetos
Tranquilidad ✔ Las personas en la vivienda se sienten más seguras y pueden confiar en que las ventanas pueden darles tiempo de reaccionar en caso de robo
Confort ✔ Tras un robo, las personas no vuelven a ser las mismas en temas de ser precavido y no dormir en tranquilidad. Este tipo de ventanas mejoran nuestro descanso y nos aportan valores de seguridad psicológica, más allá de lo físico
Aislamiento ✔ Las ventanas de seguridad también atenúan el ruido exterior, lo que a su vez incrementa el bienestar en el interior de la vivienda
Máxima transparencia y durabilidad ✔ Su composición laminada, no sólo no disminuye su transparencia y durabilidad, sino que, por el contrario, la incrementa
Siguiente artículo