Ventanas practicables o abatible

1 de septiembre de 2020
La ventana practicable o abatible es uno de los tipos de aperturas más instalados en la actualidad en las viviendas españolas. Su fácil manejo de apertura y accesibilidad hacen que sea una de las formas más optadas en las instalaciones, tanto en obras nuevas como en reformas. Su variedad de diferentes tipos de ventanas practicables hacen que el resultado final se adapte a la perfección a nuestra vivienda en cuanto a aislamiento y ventilación se refiere. A continuación, veremos todos los detalles de este funcional sistema de ventana.
Artículo escrito por:
Neftali Barreto, Redactor de www.HogarSense.es
Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©istockphoto.com

¿Qué es un ventana practicable?

Las ventanas practicables son las ventanas que realizan su apertura en torno a un eje fijo que puede encontrarse en las esquinas superiores o inferiores del marco, o incluso en el medio de este. También son conocidas como ventanas abatibles, ya que su apertura puede realizarse lateral o vertical (en ambos ejes) pero no a la misma ves. Y son una de las soluciones más vendidas en la actualidad porque ofrecen un ángulo de apertura total y un cierre hermético bastante resistente a cambios de temperatura.

Entrando en materia, este tipo de apertura practicable contiene un sistema de cierre por presión que garantizan un nivel de aislamiento térmico ideal. El hueco queda totalmente hermético y dependiendo del material del marco y el acristalamiento, se podrá hacer frente en mayor o menor medida a temperaturas y ruidos imprevistos. Por otro lado, este tipo de apertura nos puede proporcionar una ventilación óptima de la vivienda si abrimos sus hojas al completo. Su cerramiento nos facilita una apertura de hasta 180°.

Por lo general, este tipo de ventanas podemos encontrarlas con una apertura tanto hacia el interior de la vivienda como hacia el exterior. La más popular es la primera opción, ya que facilita en gran medida su limpieza y mantenimiento.

Volver al menú de contenidos

Tipos de ventanas practicables

Con respecto al tipo apertura practicable, se pueden encontrar algunas variaciones sobre los diferentes tipos de anclajes a la pared. La elección final de un tipo u otro de ventana practicable vendrá determinada por el hueco disponible, el espacio libre de alrededores, el uso final de la ventana y la accesibilidad a esta. Por ello, vamos a definir dentro del grupo con apertura practicable, que tipos de ventanas practicables podemos encontrarnos en el mercado:

➪ Ventana abatible o batiente: Son las ventanas que contienen las bisagras en la parte vertical del perfil. Su apertura se realiza de manera horizontal hacia el interior o exterior de la vivienda. Es uno de los sistemas de apertura más utilizado, ya que puede tener una o dos hojas que se abran igual que una puerta, sobre el eje vertical.

➪ Ventana oscilante: Es la variación del sistema batiente, ya que las bisagras se encuentran en el eje horizontal del perfil de la ventana. La hoja se puede abrir con una pequeña inclinación, hacia el exterior o interior de la vivienda, creando una apertura por la parte superior que da ventilación, permitiendo dejar pasar el aire. Este tipo de ventanas las podemos ver con más probabilidad instaladas en lavabos y aseos donde se requiere una privacidad mayor y menor ventilación que en una sala de estar.

➪ Ventana oscilo-batiente: En este caso nos encontramos con la combinación de los dos tipos de aperturas practicables anteriores. En la cual, sus bisagras se encuentran instaladas tanto vertical como horizontalmente en el perfil de la ventana. Por esto, este tipo de ventanas oscilo-batientes pueden adoptar dos posiciones: como ventana abatible (apertura horizontal) y como ventana oscilante (apertura vertical con ligera inclinación).

➪ Ventana pivotante: Es un tipo de apertura con sujeción en el eje central de la ventana. La hoja de la ventana gira en torno a este eje central vertical, como lo haría una puerta giratoria.

➪ Ventana basculante: Trata del mismo caso que una ventana pivotante, en el que la sujeción se encuentra en el eje central, pero en este caso horizontal. La hoja de la ventana gira en torno al eje central y es muy habitual verla instalada en tejados y buhardillas.

➪ Ventana proyectante: Este tipo de ventanas practicables determinadas proyectante realizan una apertura hacia el exterior empujando la parte de la hoja inferior y dejando una abertura de unos 45º. Se consigue abrir con un brazo de empuje, que luego nos servirá para mantenerla abierta ventilando. Su instalación más cotidiana suele darse en despachos y oficinas.

¿Estás pensando en instalar ventanas nuevas en tu vivienda? Te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto.

Volver al menú de contenidos

Características ventanas practicables

Las ventanas practicables, como hemos dicho antes, poseen unas características de aislamiento térmico y acústico muy altas gracias al buen nivel de estanqueidad que proporciona su cierre hermético a presión. Por otro lado, los herrajes facilitan que en todo el perímetro de la hoja y en la mayoría de los puntos de cierre del marco, se consiga una proporción de estanqueidad bastante alta.

Tratándose de ventilación, este tipo de apertura de ventanas es uno de los más recomendados si se quiere realizar una transferencia máxima del aire interior y exterior de la vivienda. Con esto, no queremos decir que puedas hacer desaparecer en un "plis-plas“ todo el calor concentrado en la vivienda cuando en ocaciones se encuentra muy cargada térmicamente. Pero si una gran parte, se puede ventilar, o al menos, la habitación donde se encuentra instalada nuestra ventana practicable.

Otra de las características más destacadas de este tipo de aperturas es la facilidad de uso y el confort que da en la vivienda. En cualquiera de los diferentes tipos de aperturas practicables, el manejo de acceder a su apertura se realiza con una manivela o manilla, hacia un lado u otro. Por lo tanto, en una ventana practicable oscilo-batiente podemos tener dos tipos de aperturas, para variar el tipo de ventilación, en una sola hoja.

Por último pero no menos importante, el ahorro energético tanto de luz como de gasto en calefacción o aire acondicionado. Se puede ahorrar un aparte proporcional de esas facturas si nuestras ventanas practicables, no tienen perdidas térmicas y retienen bien el calor en la vivienda en invierno, y refrescan a través de la ventilación en verano.

Volver al menú de contenidos

¿Para qué tipo de estancias o lugares se recomienda la instalación de ventanas practicables?

En el momento de elegir, cuál sería el mejor lugar para la instalación de este tipo de ventanas, podemos partir de la idea de “en cualquier espacio que no tenga limitaciones de apertura en sus alrededores”. Por el contrario, la mejor opción suelen ser ventanas correderas, fijas u otro tipo que ventanas. Pero en este caso, partimos de la base de que no tenemos limitaciones de apertura completa de la ventana.

Si el espacio de apertura no es limitante, los factores que pueden intervenir a la hora de ubicar las mejores estancias o lugar de instalación pueden ser varios. Uno de ellos pueden ser las necesidades de aislamiento térmico y acústico. En habitaciones o dormitorios de una vivienda, en los que el frio se cuela por aperturas tanto de ventanas o puertas, puede ser una solución ideal. O en oficinas donde no queremos que se escape el calor generado por la calefacción, o por el contrario, ventile bien el habitáculo en caso de temperaturas altas de verano.

Otro de los factores determinantes es el tamaño de las habitaciones de la vivienda. En una vivienda con espacios grandes, estas ventanas ventilan a la perfección si corre un poco de brisa, que entre, renueve y expulse por las corrientes de aire, el calor hacia el exterior. Para este tipo de espacios, una ventana practicable de apertura máxima es más recomendable que un tipo de corredera o guillotina. Además, el sistema de apertura con control por manivela o manilla, hacen que el control de apertura y cierre de la ventana se realice fácilmente cuando se desee.

Por último, cabe destacar que es preferible instalar este tipo de ventanas en lugares donde no se encuentren muebles cercanos, si su grado de utilización va a ser alto. La idea de abrir y cerrar con frecuencia la ventana, puede suponernos algún imprevisto con respecto a alguna figura que este encima de algún mueble cercano o jarrón que pueda tambalearse por una ráfaga de aire. No obstante, son solo recomendaciones en las que un profesional con experiencia puede verificar si existe peligro o no, en el lugar que se desea instalar la ventana practicable.

Volver al menú de contenidos

Como limpiar ventanas practicables

Para poder disfrutar de una ventanas practicables que dejen pasar la luz natural tanto en nuestras viviendas como en espacios de trabajos, oficinas, etc… se debe realizar una limpieza notable. Esta labor puede ser algo compleja si no lo hemos practicado nunca o no disponemos de las herramientas apropiadas para ello. Pero, no te preocupes. A continuación, te facilitamos algunos pasos para que puedas realizar tu mismo la limpieza de las ventanas abatibles:

1. Preparar todos los utensilios para realizar la limpieza de ventanas. Tenerlos a mano, nos evitará estar bajando y subiendo de la escalera si se precisa. La escalera, la aspiradora, guantes, paño de microfibra, esponja, espátula de goma producto de limpieza (amoniaco, spray limpiacristales u otro), cubo con agua, u otros.

2. Recubrir la zona del suelo donde vayas a realizar la limpieza con papel de periódico o plástico, o tener una fregona cerca para limpiar, para no manchar todo el suelo con la suciedad de la ventana y proteger los muebles cercanos.

3. Primero pasar la aspiradora o una mopa que pueda para aspirar y recoger el polvo ligero. Este paso es en seco.

4. Luego pasamos a la limpieza en mojado. Limpiamos el marco y luego el vidrio ( de este modo evitamos que posibles gotas puedan caer de nuevo en el vidrio recién limpiado). Para el marco con un paño húmedo en la parte interior se puede limpiar bastante bien. En la parte exterior puede que tengamos que aplicar jabón. Y para el vidrio, aplicamos el producto especializado o jabón y limpiamos ligeramente con una esponja o paño húmedo.

5. Por último, pasamos la espátula de goma que nos asegura arrastrar todas las gotas de agua hacia un punto de la ventana. Y si aun queda alguna gota, podemos limpiar con papel o periódico.

Volver al menú de contenidos

Precio medio de ventanas practicables: ventana, montaje e instalación

El precio medio para la instalación de un sistema de ventanas practicables depende, por lo general, del tipo de marco, acristalamiento, tamaño en m2, diseño, forma y el montaje e instalación. Para ello, dependiendo de las necesidades de nuestra vivienda podemos encontrarnos ventanas con un coste total de 400 € hasta algunas más especificas por 400-800€ (medidas aproximadas 1,2 x 1,2). Para ello, hemos creado esta tabla resumen con precios aproximados para que puedas visualizar mejor el precio total de la ventana practicable:

Tipo de ventana practicable (1,2 x 1,2)
- Según el tipo de material del perfil -
PVC 100-200 €
Madera 250-450 €
Aluminio 200-300 €
Acero 400-500 €
Media aproximada 250-400 €
- Según el tipo acristalamiento -
Acristalamiento sencillo 100-250 €
Doble acristalamiento 300-500 €
Triple acristalamiento 500-1000 €
Media aproximada 150-500 €
- Mano de obra -
Hora de trabajo 20-25 €
Trabajo por metro lineal 15-25 €/m²
Desmontaje de ventanas anteriores 15-30 €/m²
Eliminación de ventanas anteriores 15-20 €/m²
Media aproximada 60-100 €
Total media de gastos estimados = 300 - 600 €

Volver al menú de contenidos

Instalación y montaje de ventanas practicables

Este tipo de montajes se debe realizar con precisión, ya que si las propias ventanas se caracterizan por tener un cerramiento altamente hermético, y luego el marco de la ventana, no está bien sujeto, nos puede dar problemas a la larga. Para asegurarnos una instalación hermética, una de las cosas más importantes es tener medido correctamente el hueco donde se montarán y comprobar que este esté en las condiciones apropiadas. Una instalación en un lugar donde pueden existir grietas, humedades u otras enfermedades de la pared, puede crearnos una mala experiencia a corto plazo.

Por otro lado, para la instalación de ventanas practicables debemos diferenciar entre dos tipos de montajes: con premarco, y sin premarco. La diferencia entre una opción y la otra es básicamente dependiendo si es una instalación nueva o un cambio de ventana por otra. Si la vivienda ya está construida, y no queremos hacer obras, se suele optar por aprovechar el marco existente. Sobre este, se instalará la nueva ventana, ajustándola, y forrando con material nuevo las partes del viejo marco que se puedan ver, para que parezca una nueva instalación.

En cambio, en obra nueva o reforma, si necesitaremos un premarco, que ira adaptado a la estructura de la pared, y sobre él se atornillara la ventana. Para poder seguir las pautas generales para una correcta instalación con premarco puedes navegar en nuestra web y acceder a nuestro artículo especifico de instalación de ventanas. En él, resolverás todas tus dudas sobre como instalar estos sistemas de ventanas practicables y cualquier otro tipo de apertura.

Volver al menú de contenidos

¿Qué otras decisiones afectan al tipo de apertura de la ventana?

Como hemos visto el tipo de apertura practicable puede tener diferentes formas y diseños que se adaptan a la perfección al hueco de la vivienda. Este tipo de ventanas consiguen iluminación natural, ventilación máxima y un aislamiento térmico y acústico muy notable del habitáculo donde este instalada.

No obstante, el tamaño de la ventana, en este caso si que afecta en gran medida al montaje e instalación. Para ello, se debe prestar gran atención de cumplir con las medidas necesarias para el hueco. El marco debe adaptarse e instalarse herméticamente para que las propiedades de aislamiento del vidrio puedan hacer su trabajo. También, el tamaño de la ventana debe considerarse dentro de los parámetros medidos a la perfección, ya que a mayor medidas de ventanas, mayor ventilación.

Y si el tamaño afecta en las decisiones de la ventana, el material es similar en lo que a importancia se refiere. Se debe tener en cuenta cuál es la situación geográfica de la vivienda, ya que afecta considerablemente en la decisión a tomar entre un perfil u otro. No será lo mismo una vivienda en una zona de clima cálido, que una de clima frío de montaña, ni una vivienda orientada al norte o sur.

Dentro del perfil del marco, debemos también elegir el mejor vidrio que requiera nuestra vivienda. Este influye notablemente en el comportamiento tanto térmico como acústico de la ventana y su grosor o el número de vidrios que lo compongan afectará en el resultado final de la ventana fabricada. Y si en la elección final, nuestro tipo de apertura de ventana (dependiendo hacía donde realice la apertura) nos permite combinarla con alguna mosquitera, persiana u otros tipos de protección, mejorarán las propiedades de la vivienda.

Por último, queremos enfatizar en la gran labor profesional del instalador que se encargará de asesorarte sobre que tipo de forma, acristalamiento o perfil del marco se adapte más a tu vivienda. Y se asegurarán, que en el proceso de instalación y montaje, la ventana cumple con la normativa CTE y queda herméticamente sellada a tu vivienda.

Volver al menú de contenidos

Diferentes tipos de apertura

Tipo de apertura Características
Fija Es el tipo de apertura más básicas ya que no contiene de manillas, ni bisagras y se limitan a dejar pasar la luz en las viviendas
Batiente Las aperturas batientes se pueden dirigir hacia el interior o exterior de manera horizontal. Son las aperturas más instaladas en aseos o baños para evadir humedades y ventilar el espacio
Oscilobatiente La apertura de ventana oscilobatiente es una combinación entre la apertura oscilante y practicable. Con una manivela podemos cambiar el modo de apertura sin ninguna complicación
Corredera Este tipo de ventanas superponen dos hojas en un riel del marco de la ventana, dando facilidad de desplazamiento de apertura entre una y otra de forma horizontal
Osciloparalela Combinan dos tipos de apertura de ventanas, las cuales son corredera y oscilante. Este sistema tiene la gran ventaja de ser perfectamente hermético, y destacan en su gran capacidad de aislamiento térmico y acústico
Pivotante Giran en torno a un eje central y suelen usarse en tejados y buhardillas. Nos ofrecen múltiples beneficios de estanqueidad y de insonorización gracias a su cierre a presión
Plegable Se componen de estructuras u hojas de ventanas correderas que se abren y cierran en forma de acordeón o fuelle. Pueden deslizarse indistintamente hacia la derecha y/o izquierda, desplazándose por encima de rieles
Combinada Se consigue integrando diferentes hojas con diversas opciones de apertura en una misma ventana. Tiene un alto valor decorativo y permiten ventilar la vivienda desde diferentes perspectivas
Guillotina Es un tipo de apertura corredera, pero en lugar de encontrarla de forma horizontal, la encontramos de manera vertical
Velux Destacan por su montaje e instalación en tejados donde permiten una máxima incidencia de luz y ventilación gracias a la extracción del aire caliente que asciende en la vivienda
Siguiente artículo