¿Qué es la condensación y como evitarla?

7 de octubre de 2020
El fenómeno de condensaciones aparece en las ventanas cuando el vapor de agua entra en contacto con una superficie más fría. Este se condensa sobre ella (aparecen gotitas) dando lugar a la perdida de algunas propiedades importante como transparencia y luminosidad. Para solucionarlo hay que tener claro el origen de este vapor de agua y analizar la calidad del perfil y el vidrio de nuestra ventana. Para ello, veamos cómo podemos mejorar nuestras ventanas para evitar la condensación.
Artículo escrito por:
Neftali Barreto, Redactor de www.HogarSense.es
Menú de contenidos:

condensacion

Fuente de la imagen: ©tancaments.cat

¿Por qué se produce condensación en las ventanas?

Este fenómeno se puede apreciar cuando miramos nuestras ventanas y descubrimos que están impregnadas de agua y con bastante goteo. A este suceso se le conoce como condensación de ventanas y se produce por el vapor de agua que hay en el interior. Normalmente, la condensación en las ventanas ocurre sobre todo en invierno, debido a las variaciones de las bajas temperaturas y el aumento de humedad en el ambiente. Si nuestra ventana se encuentra a una temperatura ambiente en el interior, pero en el exterior las bajas temperaturas contrastan en el vidrio y el perfil, pueden aparecer las condensaciones.

Si el perfil y el vidrio forman parte importante en el papel que desempeña la condensación de la b, analicemos en qué medida afecta este fenómeno, dependiendo del grado de calidad de ambas partes de la ventana:

Un vidrio simple con un perfil normal o de baja calidad, puede genera un grado alto de condensación la mayor parte del invierno, donde existan temperaturas muy bajas. Además, a mayor contraste de temperatura entre el interior y el exterior, menor índice de visibilidad y transparencia.

Si en nuestra vivienda tenemos una ventana con doble acristalamiento, en la que una de las hojas de vidrio que complementa es bajo emisivo, la condensación que se pueda producir será mucho menor que un vidrio simple. No obstante, puede ser que se genere condensación en el interior de la cámara, en la hoja interior o en la hoja exterior. Esto visualmente también es una dificultad para la visibilidad.

También puede suceder que el perfil si sea de calidad pero el vidrio no tanto, por lo cual, el nivel de impermeabilidad del marco y la ventilación interna del cerramiento son decisivos.

➪ ¿Y existe una persiana instalada, afecta en la condensación de la ventana? Pues la respuesta es un rotundo sí. En ocasiones, quizás hemos invertido en unas ventanas de calidad, pero la persiana es de baja calidad. Las persianas pueden ser parte de la solución para evitar condensaciones o nuestro peor enemigo si no son de calidad y además están instaladas en el interior.

¿Estás pensando en instalar ventanas nuevas en tu vivienda? Te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto.

Volver al menú de contenidos

¿Cómo evitar la condensación en las ventanas?

Cuando ocurre este tipo de fenómeno, suele ser por factores condicionantes como, por ejemplo, la zona geográfica donde vives o la orientación de tu vivienda. También puede suceder por nuestras múltiples acciones diarias como darnos una ducha caliente, abrir la puerta del horno caliente o hervir una olla de agua. También las plantas cuando realizan la fotosíntesis o los propios seres humanos cuando respiramos desprendemos vapor de agua que, al entrar en contacto con las ventanas, se condensa provocando que se empañen.

Todos estos factores hacen que necesitemos contar con ventanas con prestaciones óptimas para evitar la condensación. Por eso queremos proponerte cinco medidas con las que conseguirás reducir la humedad de tu vivienda y combatir la condensación:

1. Ventila tu vivienda

A diferencia de los antiguos cerramientos, las ventanas más actuales proporcionan una estanqueidad muy alta con múltiples beneficios, pero, al mismo tiempo, impiden la circulación del aire. Por este motivo, es importante que ventiles tu casa para que pueda renovarse el aire y regularse la temperatura interna. Abre tus ventanas durante un máximo de 10 minutos al día e instala los sistemas de ventilación más adecuados para tu casa y reducirás el riesgo de que se empañen los cristales.

2. Deja circular el aire en el interior de tu vivienda

Ventilar nuestra vivienda puede ser nuestro mejor aliado para eliminar la condensación. Un ejemplo claro, es cuando se nos empañan los cristales en el coche, solemos activar la climatización para poder desempeñarse y tener visibilidad. Pues en nuestra vivienda pasa algo muy similar, ya que cuanto más aire circule por las ventanas y los cristales de tu hogar, menor será el riesgo de que se adhiera el vapor de agua.

Un método para eliminar la condensación en la ventana puede ser subir las persianas y abrir las cortinas para que el aire pueda circular libremente sobre estas. Especialmente si estás realizando alguna de las actividades diarias que puedan empañar aún más. Además, si tienes chimenea, aunque no la utilices durante todo el año, no la tapes constantemente ya que esta te permite una mejor ventilación.

3. Uso de extractores y deshumidificadores

Si ya de por sí tu vivienda viene con un historial, o es propensa a tener humedades en las paredes y los cristales se empañan con gran facilidad, te recomendamos que puedas instalar algún tipo de sistema de extracción o máquina deshumidificadora para eliminar la humedad. Gracias a ambos sistemas, conseguirás disminuir la condensación y aumentar tu confort térmico y bienestar.

4. Crea una atmósfera de temperatura controlada

La condensación aparece cuando se genera una gran diferencia de temperatura entre el exterior y el interior de tu vivienda. Por ello, te recomendamos intentar mantener una temperatura ambiente media, por encima de los 17º, pero sin que exista un calor excesivo para evitar el choque de temperaturas.

5. Elegir un vidrio adecuado si tu perfil es metálico

Asesórate sobre cómo mejorar el perfil de tus ventanas, optando, por ejemplo, por un perfil de PVC. Con un cerramiento de PVC, la condensación deja de ser un problema, ya que el PVC es un material no conductor, que aísla y no genera los puntos fríos, sobre la superficie. También puedes asegurarte de que el cristal de tu ventana es capaz de mantener la temperatura adecuada más tiempo. En este caso, los acristalamientos dobles o vidrios de baja emisividad te ayudarán a reducir considerablemente la pérdida de calor y, paralelamente, favorecerá un clima templado en el interior de tu vivienda.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

¿Cómo eliminar la condensación en las ventanas?

Hay soluciones sencillas para evitar y eliminar la condensación en las ventanas de tu vivienda. Principalmente, la más efectiva es instalar ventanas con un vidrio de baja emisividad o doble acristalamiento. Estos cristales de aislamiento térmico reforzado, mejoran la entrada de luz hacia el interior de la casa. Evitan que se enfríe en invierno, y que se caliente demasiado durante el verano.

Otra solución anteriormente nombrada, es la instalación de un perfil de PVC, que se adaptan muy bien a los cambios de temperatura, y cortan de raíz los problemas de condensación. Si en nuestra vivienda tenemos instalados perfiles de aluminio, notaremos en gran medida la diferencia de un tipo de perfil a otro.

En el caso de tener un tipo de ventana fija, la solución que podemos buscar tiene que ser en relación al interior de la vivienda. Buscar ventilar ese espacio donde está instalada la ventana, de tal manera que pueda bajar el calor acumulado, y pueda climatizar con la temperatura exterior. Ya sea con humidificadores, extractores, abriendo otro tipo de ventana que se encuentre cerca (dejando entrar aire de fuera, climatizando el lugar) …

Volver al menú de contenidos

Preguntas frecuentes sobre la condensación de ventanas

Preguntas frecuentes
¿Qué es la condensación? Cuando la temperatura de la cara externa de la ventana se encuentra muy por debajo de la temperatura del aire en el interior de la casa, y se suma el nivel de humedad interior, se produce el fenómeno de condensación
¿Qué es lo que produce
un alto nivel de humedad?
Una persona produce de tres a cinco litros de vapor de agua al día, a lo que hay que añadir el vapor desprendido de los alimentos al cocinar, de los baños, de la ropa lavada y de los materiales de construcción, el clima y la zona geográfica donde se sitúe la vivienda. El nivel ideal de humedad debe estar comprendida entre el 40 % y el 60% en la vivienda. Por debajo de estos valores empiezan a aparecer bacterias, virus y afecciones respiratorias, mientras que por encima son frecuentes la aparición de hongos, moho y trastornos alérgicos
¿Por qué no siempre hay condensación? No siempre debe existir condensación de ventanas ya que, no siempre existe la misma temperatura en las diferentes épocas del año. Estas afectan en gran medida a la variación del nivel de humedad en el ambiente y, por tanto, puede aumentar o disminuir ese nivel de humedad para que se produzca condensación
¿La condensación depende del tipo de ventana que tengas? Definitivamente sí. Las ventanas pueden ofrecer mayor o menor resistencia a la creación de condensación dependiendo de la calidad del perfil y el vidrio instalado
¿Cómo puedo obtener un asesoramiento de calidad? En nuestro portal Hogarsense, puedes asesorarte de toda la información necesaria para acabar con las condensaciones en las ventanas de tu vivienda. Además, si está entre tus planes mejorar las ventanas de tu hogar, puedes acceder a los mejores profesionales rellenando una solicitud de presupuestos gratuitos
Siguiente artículo