Autoconsumo compartido ¿Cómo funciona?

26 de enero de 2022
El autoconsumo colectivo es un gran avance de la energía fotovoltaica en España. La posibilidad de generar y compartir energía eléctrica con nuestros vecinos, sean viviendas, comercios o empresas, ayudará a rentabilizar mejor las instalaciones. De esta forma, no solo las viviendas unifamiliares o adosadas, aprovecharan el sol para generar su electricidad. Ahora también lo pueden hacer los edificios con varios propietarios. En este artículo explicamos qué es el autoconsumo colectivo, en qué consiste, qué tipos hay y qué beneficios conseguimos al producir electricidad de manera conjunta.
¡Para los que vivimos en edificios de viviendas es muy interesante, sigue leyendo!
Artículo escrito por:
Marcos Carbonell
¡Encuentra ahora a los mejores profesionales!
  • Empresas de confianza cerca de tí
  • Hasta 3 presupuestos con una sola consulta
  • Garantizado: ¡Fácil, gratis y sin compromiso!
Placas solaresTramites fotovoltaicosAutoconsumo colectivo

Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©stock.adobe.com

¿Qué es el autoconsumo compartido?

Tras la aprobación del Real Decreto 244/2019, el autoconsumo compartido o colectivo es una realidad en España. Gracias a ello, es posible compartir instalaciones de placas solares fotovoltaicas con otros autoconsumidores. El autoconsumo colectivo consiste en una instalación de placas solares fotovoltaicas, con la particularidad que el dueño no es solo una persona o familia. En el autoconsumo compartido los propietarios son todos los vecinos que participan en la instalación, sean o no del mismo edificio. No solo podemos generar la electricidad de forma individual, sino que, lo podemos hacer uniéndonos a nuestros vecinos, incluso de edificios colindantes, para aprovechar mejor los tejados.

La legislación contempla diversos modelos de autoconsumo compartido. El que elijamos un modelo u otro, dependerá de varios factores. Por ejemplo, de sí se trata de un edificio ya construido en el que vivimos desde hace tiempo o está en proceso de construcción. También influirá en el modelo elegido la superficie disponible para realizar la instalación fotovoltaica. Así mismo, dependerá de la inversión inicial que estamos dispuestos a realizar y por supuesto, del consenso que haya entre los vecinos que puedan aprovechar la instalación de placas solares.

Un factor importante que influye en el autoconsumo fotovoltaico en nuestro país es el modelo constructivo predominante. El hecho que cerca del 70% de la población española viva en edificios de vivienda reduce el porcentaje potencial de autoconsumo. Al contrario que sucede en los países anglosajones donde es muy habitual la vivienda unifamiliar o los pequeños bloques de viviendas. En España, por lo general disponemos de menos superficie de tejado por cada ciudadano, lo que reduce la posibilidad de generar toda la electricidad que necesitamos.

Además, del poco espacio que disponemos en las ciudades para instalar placas fotovoltaicas en nuestros tejados, el llamado “impuesto al sol” penalizaba este tipo de instalaciones. Gracias a su derogación en el año 2019, se abrió la posibilidad a que todos los habitantes de este país pesen a sumarse al autoconsumo y que se les bonifique, aunque tenga que ser en la modalidad de autoconsumo colectivo.

¡ Pide Presupuestos sin Compromiso !

Volver al menú de contenidos

¿Qué modalidades de autoconsumo compartido existen?

El Real Decreto 244/2019 establece diferentes modalidades, que puede acceder una instalación de autoconsumo compartido y que vemos a continuación.

① Autoconsumo compartido sin excedentes

En este modelo de autoconsumo colectivo, varios vecinos, consumidores de electricidad, se unen para instalar placas solares fotovoltaicas. En la instalación se coloca un dispositivo anti-vertido que impide inyectar los excedentes energéticos a la red eléctrica.

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es

② Autoconsumo compartido con excedentes no acogida a compensación

Esta modalidad de autoconsumo colectivo permite que la electricidad excedentaria se venda al mercado eléctrico con ánimo lucrativo. Para proceder a la venta de electricidad, la comunidad propietaria de la instalación tiene dos opciones:

✓ Concertar un acuerdo de representación con una comercializadora de electricidad

✓ Darse directamente de alta como empresa productora de electricidad. Incorporándose al Registro Administrativo de las Instalaciones de Producción de Energía Eléctrica (RAIPRE), con un documento de identificación fiscal, para pagar los impuestos pertinentes.

③ Autoconsumo compartido con excedentes acogido a compensación simplificada

En esta modalidad de autoconsumo colectivo, los participantes se acogen al mecanismo de compensación de excedentes. Por ello reciben un descuento en su factura mensual de electricidad, restando la parte proporcional de la electricidad vertida, que a cada vecino o miembro de la comunidad de autoconsumo compartido le corresponde, de su consumo personal.


¿Quieres sumarte al autoconsumo y ahorrar en la factura de la luz?

¡ Pide Presupuestos sin Compromiso !

Volver al menú de contenidos

Características del autoconsumo compartido

En cuanto a las características que identifican el autoconsumo colectivo debemos destacar dos aspectos. Por un lado, los diferentes modos de conexión eléctrica y por otro lado, los requisitos para poder acceder al autoconsumo compartido.

Ⓐ Modos de conexión del autoconsumo compartido

Según la legislación actual, se distinguen dos opciones para realizar la conexión de los sistemas de autoconsumo compartido

① Instalaciones colectivas con conexión en red interior

Este tipo de conexiones conlleva una colocación de mayor cableado eléctrico, por lo que dificulta la instalación. Este tipo de conexión será más común en los edificios de viviendas, sobretodo de nueva construcción. Con la conexión a la red interior de cada usuario del autoconsumo compartido, el sistema de producción se conecta a la red interior de cada autoconsumidor asociado, mediante una línea eléctrica directa.

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es

② Instalaciones colectivas con conexión a través de red

La instalación con conexión a la red pública es más sencilla de realizar. Con la conexión a la red pública la instalación fotovoltaica está conectada a la red de distribución próxima de los miembros de la instalación del autoconsumo colectivo. Este tipo de conexión fotovoltaica será más normal para diferentes empresas de un polígono industrial, y varias viviendas individuales en una urbanización.

Fuente de la imagen: ©Hogarsense.es

Ⓑ Requisitos para pertenecer al autoconsumo compartido

Para poder sumarse al autoconsumo colectivo, la instalación fotovoltaica debe cumplir varios requisitos que enumeramos a continuación.

Los usuarios de la instalación de autoconsumo compartido deben estar conectados, o conectarse al mismo centro de transformación y la distribución de electricidad debe ser en Baja Tensión.

La distancia máxima entre la instalación fotovoltaica, en su proyección horizontal, a cada uno de los participantes debe ser como máximo de 500 metros. Es decir, no se cuentan los metros de cable eléctrico, sino que se cuenta solo la distancia horizontal desde las placas fotovoltaicas a cada usuario.

✓ La instalación fotovoltaica y las viviendas, locales comerciales o empresas de los usuarios participantes de la instalación de autoconsumo colectivo deben estar registrados en la misma referencia catastral. Considerando solo los 14 primeros dígitos de la referencia catastral de los inmuebles.


¿Quieres sumarte al autoconsumo y ahorrar en la factura de la luz?

¡ Pide Presupuestos sin Compromiso !

Volver al menú de contenidos

Beneficios del autoconsumo compartido

Unirse una comunidad o agrupación de consumidores con el objetivo de compartir la energía eléctrica es una decisión que proporciona los participantes una serie de ventajas, que vemos en el siguiente cuadro:

Beneficios del autoconsumo compartido

Ventaja Motivo
Inversión inicial ✓ El coste de la instalación fotovoltaica se reparte entre todos los miembros del autoconsumo compartido
Medio ambiente ✓ Una instalación de autoconsumo colectivo usa energía renovable, que ayuda a minimizar el uso de combustibles fósiles, reduciendo las emisiones de CO2
Ahorro energético ✓ La autoproducción conlleva menores excedentes, ayudando a que las curvas de consumo de cada usuario tengan un mayor ahorro energético
Comunidades energéticas industriales ✓ La industria es un gran consumidor de electricidad, y por lo general o no aprovechar todo su tejado, o les falta. Con el autoconsumo colectivo entre industrias, se compensa esta situación beneficiando a todos los participantes
Sistema colaborativo ✓ Con el autoconsumo compartido se crea un sistema colaborativo en el que los participantes compran y venden sus propios excedentes
Reduce la pobreza energética ✓ La cesión de la electricidad residual a un vecino puede ayudar en la lucha contra la pobreza energética

¡ Pide Presupuestos sin Compromiso !

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Otro tema de interés "Sector fotovoltaico"