Domótica en edificios inteligentes

7 de octubre de 2020
Las instalaciones domóticas e inmóticas nos permiten un mayor control de accesos y ofrecen la posibilidad de monitorización del funcionamiento general del edificio. Se prevé que el mercado mundial de sistemas de gestión de edificios inteligentes aumente a un ritmo considerable durante el período de pronóstico, entre 2020 y 2026. En 2020, presenta un desarrollo tecnológico a ritmo constante y, con la creciente adopción de estrategias, se espera que el mercado aumente sobre el horizonte proyectado. ¿Sabías que las instalaciones inmóticas en edificios inteligentes proporcionan una cobertura detallada que incluye la estructura de la cadena de la industria? A continuación, todos los beneficios de un edificio inteligente.
Artículo escrito por:
Neftali Barreto, Redactor de www.HogarSense.es
Menú de contenidos:

edificios-inteligentes

Fuente de la imagen: ©ionoff.com

¿Qué es un edificio inteligente?

Los Smart Buildings o Edificios Inteligentes son aquellos cuyas instalaciones y sistemas (de climatización, iluminación, electricidad, seguridad, telecomunicaciones, multimedia, informáticas, control de acceso, etc.) permiten una gestión de control integrado y automatizado, con el fin de aumentar la eficiencia energética, la seguridad, la usabilidad y la accesibilidad. El concepto de domótica para edificios es aplicable para todas las tipologías de construcciones, tanto para su rehabilitación como para la nueva creación. Los edificios inteligentes debe reunir las siguientes características:

✓ Ser eficiente en el consumo: un Smart Building tiene sistemas de ahorro de energía y agua. Controlando y regulando el caudal, y teniendo la información sobre el consumo de energía.

✓ Integración en sus sistemas de control: El sistema de control tiene que estar totalmente integrado en el edificio y formar parte de él, centralmente automatizado para optimizar su operación y administración en forma electrónica.

✓ Seguridad: altamente seguros, con los sistemas de seguridad más innovadores.

✓ Ser flexibles: edificio altamente adaptables para implantar los continuos cambios tecnológicos.

✓ Ergonomía: los Smart Buildings han de ser confortables para sus habitantes, ya que uno de sus objetivos es hacer la vida más fácil a sus ocupantes.

¿Quieres realizar una instalación domótica? Hogarsense te ayuda a conseguir varios presupuestos.

Volver al menú de contenidos

Inmótica: la solución del futuro para los edificios

A lo largo de las últimas décadas, el brutal aumento de los costes energéticos asociados a los inmuebles, ha provocado una reflexión en los propietarios de edificios comerciales, llevándoles a pensar sobre la eficiencia; al mismo tiempo que sobre la reducción de los gastos de energía relacionados. El gasto energético medio de muchos países, en los edificios, rodea el 40% de la energía total. En relación con el crecimiento constante de los costos de energía, los gerentes priman la implementación y construcción de edificios inteligentes o de servicios de domótica para edificios, que cuenten con la innovadora tecnología del ahorro energético.

Bajo el concepto de Inmótica se define la automatización global de inmuebles utilizando altas tecnologías. La unificación de todos los datos procedentes del complejo nos brinda la posibilidad de supervisar con facilidad teniendo la situación bajo control confortablemente desde un PC. Cómo bien hemos definido antes, gracias a la domótica para edificios podemos vigilar los estados de funcionamiento y supuestamente las eventuales alarmas de todos los sistemas que constituyen la entera instalación.

Es importante saber que la inmótica integra la tecnología de la domótica en edificios interna dentro de una estructura en red; en otras palabras, podemos afirmar que la inmótica es un conjunto de tecnologías aplicadas para automatizar de manera inteligente varias clases de edificios como Hospitales, Universidades, Escuelas, Centros Comerciales y Hoteles. Además gracias a esta tecnología programada se mejora considerablemente la gestión energética de la estructura, así como la seguridad y confort de las personas que trabajan en estos espacios.

Definitivamente la comunicación entre el usuario y el sistema resulta fundamental para gestionar de forma correcta todo el inmueble. Veamos aquí los principales campos de actuación de la Inmótica y sus ventajas:

Eficiencia y ahorro de energía

La domótica en edificios logra supervisar fácilmente todos los sistemas energéticos de la vivienda como son la climatización, la iluminación o el gas y el agua, entre otros. Llevando un control más exhaustivo de cada instalación, se consigue corregir desajustes creados por factores externos. Pudiendo garantizar siempre los niveles de iluminación, temperatura o ventilación automáticamente. Se utilizan, por ejemplo, las franjas horarias de menor coste, reduciendo notablemente las facturas y al mismo tiempo ganando energéticamente hablando.

Asimismo, el control optimizado de gas, agua y persianas resulta fundamental para que el gasto de energía disminuya aumentando la eficiencia energética. Adicionalmente no podemos que olvidarnos que, gracias a esta importante tecnología aplicada, se puede cumplir fácilmente con la protección del medio ambiente. Justo por esta razón, cada día más, las empresas optan por estos sistemas de control de edificios.

Seguridad general

Otro tema interesante, es la seguridad del inmueble que gracias a la inmótica dio un gran paso hacia delante. Esta tecnología puede gestionar también los accesos a otras plantas a través de los ascensores, proporcionando una supervisión de los sistemas ofreciendo constantemente un correcto funcionamiento. La vigilancia de cuadros eléctricos y sistemas de incendios evita gran parte de los problemas, detectando el más mínimo problema y minimizando eventuales incendios.

Fugas de gases peligrosos, fallos generales o ingresos sospechosos de personas no autorizadas al edificio están totalmente bajo control. Cada día se puede crear un informe de diagnóstico de los fallos detectados para luego tratar de corregirlos y mantener el sistema de seguridad a una altura adecuada. Gracias al sistema de cámaras integradas conectadas directamente a la tecnología que gestiona el edificio, resultará, por ejemplo, bastante fácil y rápido detectar problemas en los eventuales aparcamientos de la estructura.

Confort

La inmótica y la palabra confort se pueden asociar tranquilamente a cualquier tipo de inmueble que integre ese innovador sistema. El control remoto de los sistemas, como calefacción, persianas, aire acondicionado o luz, resulta ser muy confortable para los empleados. Todo se controla mediante una conexión a internet. Entonces, sencillamente a través de dispositivos como un ordenador, teléfono móvil o Tablet, el usuario puede interactuar con el sistema.

Otra ventaja muy cómoda, que quizás no habíamos pensado, es la escasa necesidad de mantenimientos de los sistema inmóticos. En consecuencia, tareas como verificaciones o reprogramaciones se pueden gestionar cómodamente a distancia sin requerir ningún tipo de conocimiento técnico.

Información

Esta innovadora tecnología cotidiana está ganándole terreno a los antiguos sistemas de gestión; además, asume el liderazgo contemplando avances en los campos de la información. Su software avanzado para gestionar las estructuras donde procede, tiene acceso a libros, periódicos, bibliotecas e informaciones meteorológicas. Gracias a la adquisición de estos datos el “cerebro” del software amplía su base de datos, facilitando que el sistema encuentre la solución más eficiente. Obviamente, cuantos más datos acumule el sistema de domótica para edificios, mayores serán las mejoraras en su procedimiento, optimizando su esquema interno de trabajo y avanzando con sus eficientes decisiones.

Comunicación

El progreso de la inmótica se encuentra en un estado muy avanzado cuando hablamos del campo de la comunicación. Sin duda alguna, en el siglo XXI el avance tecnológico es tan grande que la tecnología aplicada a las viviendas y edificios no puede prescindir de un alto sistema de intercomunicación. La transmisión de datos como textos, imágenes, sonidos, multimedia y conmutación de datos resulta ser vanguardistas, así como el sharing de información entre varios dispositivos; sin olvidar, por supuesto, la utilización de servicios fundamentales como la telefonía sobre IP, vídeos conferencias, televisión digital o telefonía mediante el simple uso de centralitas.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

¿Cuáles son los sistemas domóticos más utilizados en los edificios?

Una vez que se conocen los principios que conforman los edificios inteligentes en los que se ha aplicado la domótica, ahora se puede usar la misma para desempeñar distintas funciones según sea la necesidad del usuario. Para esto, se debe tener en cuenta, que cada uno de los sistemas domóticos deben beneficiar al usuario confort, seguridad, ahorro energético, comunicación y una tecnología de calidad. Al ser los edificios inteligentes residenciales o para usos específicos como trabajo, hemos creado una lista con algunas aplicaciones de la domótica en edificios.

✓ Control de iluminación: diferentes formas de programar la iluminación por medio de Smartphone o Tablet, por seguridad o eficiencia, así como también para dar ambiente acorde a una música. También se puede automatizar el alumbrado exterior e interior. Se puede optar por control remoto o por voz.

✓ Programación de sistemas: tener un programa horario que desempeñe ciertas tareas específicas. Por ejemplo, encendido automático de acumuladores de energía cuando no exista actividad.

✓ Sistema automático de control de persianas: dependiendo de la luminosidad exterior. O si la temperatura es demasiado alta y se debe ventilar la oficina.

✓ Simulación de presencia: una de las medidas más utilizadas para generar simulación de personas y ocupación, en los locales más vulnerables a robos.

✓ Control de seguridad mediante internet: videovigilancia de todo el edificio con alarma de intrusos y notificación mediante SMS, al abrirse puertas o ventanas. Por otro lado uso de huella digital para ingresar en habitaciones u oficinas con autorización. También el uso de porteros eléctricos en todas las áreas de seguridad para verificación por identificación facial.

✓ Monitorización centralizada: panel general para control de todo el sistema domótico. En caso de fallo, en alguno de los sistemas podríamos detectarlo de manera eficaz.

✓ Control de audio y video: escoger el tipo de música con el uso de la voz o encender cualquier pantalla para ver un video.

domótica para edificios

Fuente de la imagen: ©isde-ing.com

Volver al menú de contenidos

Situación en España con la domotización en edificios

La inmótica y domótica para edificios en España puede ayudar a ahorrar en energía en las oficinas y viviendas de los edificios. Se consigue controlar y automatizar sistemas de iluminación, climatización, agua caliente sanitaria, riegos exteriores, entre otros. Puede aportar confort, comunicación y seguridad, además de gestionar eficientemente el uso de la energía, favoreciendo el ahorro de agua, electricidad y combustibles.

Según los datos que aparecen en IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía), los españoles cada vez consumimos más energía. A nivel mundial, al ritmo actual, sólo se tardarán 35 años en duplicar el consumo de energía y menos de 55 años en triplicarlo. El consumo de energía de las familias españolas supone ya un 30% del consumo total de energía del país, repartiéndose casi a partes iguales entre el coche privado y la vivienda (el 18% corresponde al consumo doméstico). Cada hogar es responsable de producir hasta 5 toneladas de CO2 anuales.

Otros datos del IDAE aseguran que el 20% de la energía que se consume en España se debe a las viviendas, por lo que, esta cifra se ha reducido un 10% en los últimos años. Los españoles ya no tienden a consumir más energía cada año, sino reducirla. De todas formas, todavía hay un largo camino que recorrer con el objetivo reducir estas cifras a unos niveles más sostenibles. La inmótica se esta desarrollando en los edificios como medida de ahorro y sostenibilidad. Se prevé ir generando un ahorro acumulativo en los próximos 5-10 años.

En la actualidad, los sistemas de domótica para edificios del mercado ofrecen una gran variedad de funcionalidades orientadas a monitorizar el consumo eléctrico y de agua. Esto permite hacer una gestión personalizada del consumo por franjas horarias, diario o mensual, así como detectar malos funcionamientos de los equipos del hogar que puedan alertarnos de averías o fugas. Toda la información que proporcionan los sistemas de domótica en edificios se puede aprovechar, para elegir las tarifas eléctricas que más les convengan a los inquilinos de la vivienda, de esta manera se conseguiría reducir la factura energética.

Volver al menú de contenidos

Ventajas de un edificio inteligente

Ventajas Beneficios
Eficiencia Realizar un consumo eficiente de la energía evitando gastos y posibles derroches de electricidad y agua
Seguridad Control y videovigilancia de todo el edificio con alarma de intrusos y notificación en tiempo real
Acceso Controlar y restringir el acceso, en todo momento, en el edificio a determinadas áreas que requieren autorización previa
Iluminación Controlar los niveles de iluminación por control remoto según la hora o la presencia de personas
Climatización Programación para conseguir una temperatura óptima de forma automática, contribuyendo al ahorro energético
Monitorización Control centralizado de todos los sistemas instalados en el edificio y documentar diariamente un informe de ahorro y consumo
Siguiente artículo