Registro de empresa

Reparación y avería de una bomba de calor

Una bomba de calor es un artefacto térmico que se utiliza para conseguir una determinada temperatura en un espacio. Puede emplearse tanto para un sistema de calefacción en invierno como para el aire acondicionado en verano. No obstante, como cualquier máquina, puede averiarse. Cuando se habla de la avería de una bomba de calor, debemos saber que esta puede ser de varios tipos. Si sabemos la causa de ese problema, podremos realizar adecuadamente la reparación. Además de la procedencia de la avería, estas también pueden variar en función de si se trata de calefacción geotérmica o de sistemas de calefacción aerotérmica. Un técnico cualificado sabrá distinguir y gestionar la reparación de una bomba de calor según su tipo. En este artículo vamos a conocer cómo llevar a cabo la reparación de una bomba de calor.
Menú de contenidos:

Avería de una bomba de calor

Al tratarse de sistemas de cierta complejidad, hay que tener presente que existen unos dispositivos adicionales que debemos revisar también para dar con una avería de una bomba de calor. Si el diagnóstico no es correcto, tampoco será posible llevar a cabo la reparación. Así, algunos de los elementos a incluir en la verificación de una avería de una bomba de calor son las válvulas antiretorno o check, las válvulas inversoras de cuatro vías, las de expansión y los filtros deshidratadores. Se trata de piezas muy peculiares ya que se diseñan específicamente para una bomba de calor geotérmica, aerotérmica o de otro tipo.

Volver al menú de contenidos

1. Avería de una bomba de calor aerotérmica

La bomba de calor aerotérmica es una solución cada vez más popular en las instalaciones para la calefacción y la climatización de una vivienda o de un local. Su ventaja es su gran eficiencia energética y el hecho de que únicamente utiliza el suministro eléctrico para funcionar. Sin embargo, también puede aparecer una avería de una bomba de calor aerotérmica. Este artefacto viene a ser una bomba de calor convencional, tal y como las inverter que llevan los aires acondicionados tradicionales. La diferencia está en que su eficiencia es tan alta que se considera una fuente de energía renovable.

La primera avería de una bomba de calor que puede aparecer es que esta no caliente. Cuando esto sucede, y dado que esta máquina funciona también para el aire acondicionado, es comprobar si en frío tampoco funciona. La temperatura que pongamos será probablemente más caliente que la del ambiente, al ser invierno. Hay, por tanto, que transmitir calor hacia la sonda termostática. Levantaremos la parte frontal del split y quitaremos el filtro, y aguantaremos con la mano el cable que va sujeto a otra pieza pequeña. De este modo, la máquina detectará una temperatura que supere los 17º aproximadamente y comenzará a emitir frío. Si funciona, la avería será por un fallo en la válvula de cuatro vías que impide que circule el refrigerante. Otro tipo de avería de las bombas de calor aerotérmicas es la electrónica. Esta también puede detectarse probando inicialmente el aire frío. En cualquier caso, para la reparación de estas, lo más recomendable es llamar a un técnico especializado.

Volver al menú de contenidos

2. Avería de una bomba de calor geotérmica

El motivo principal por el que puede producirse una avería de una bomba de calor geotérmica es que se haya dimensionado de forma errónea. Con este problema, las horas de funcionamiento van aumentando el efecto negativo. La primera avería de una bomba de calor es la dificultad para alcanzar la temperatura deseada en la vivienda, lo que implica que se aumenten los costes anuales en calefacción. Otros problemas derivados de una avería son el congelamiento de los pozos o la rotura del compresor. Cuando el problema es una mala regulación, la reparación de la bomba de calor es sencilla si contamos con un técnico especializado. Bastará con modificar la regulación de los parámetros que vienen establecidos de fábrica. Así podremos optimizarlos a temperaturas y a horarios más eficientes. Si se trata de una avería de una bomba de calor por el compresor, la gravedad del problema aumenta. Este aparece cuando el técnico que realiza la instalación decide prescindir del depósito de inercia. Con este fallo, la geotermia está permanentemente en modo de arranque, lo que reduce considerablemente su vida útil.

Volver al menú de contenidos

Reparación de una bomba de calor

La reparación de una bomba de calor siempre debe llevarse a cabo por una persona cualificada para ello. Es decir, técnicos especializados que se dediquen profesionalmente a la gestión de este tipo de sistemas. Para la reparación, habrá que proceder a la identificación del problema. Con la realización de las pruebas pertinentes para verificar si se trata de una avería de la bomba de calor general o si es una parte específica. Como decíamos anteriormente, probar el aire acondicionado es una de las maneras de comprobar de dónde viene el fallo.

Fuente de la imagen: ©ContenidosClick.es

A continuación habrá que desmontar las piezas superficiales para proceder con la reparación de una bomba de calor. Tanto la identificación como el problema debe solucionarse por personal técnico. Especialmente en la geotermia que se trata de una instalación que se encuentra bajo tierra. No obstante, para no tener que llegar a la reparación de una bomba de calor, podemos tomar ciertas medidas. Se trata principalmente del mantenimiento de este tipo de sistemas. No hay nada mejor para evitar la avería y, consiguiente posible reparación, que hacer un buen mantenimiento prevención.

Volver al menú de contenidos

Cómo actuar ante una avería de una bomba de calor

Si necesitamos llevar a cabo una reparación de una bomba de calor porque se ha estropeado, podemos seguir unos pasos. Para facilitar la identificación del problema que haya surgido, habrá que realizar una serie de comprobaciones. En primer lugar, como ya indicábamos anteriormente, verificaremos conectando el aire frío si el problema es general o si por el contrario es una avería específica. Si, sujetando el cable que encontramos al quitar el filtro, el aire frío se conecta, hemos descartado una avería de la bomba de calor.

En segundo lugar, y ya que hemos retirado el filtro, podemos comprobar si se trata de suciedad. Puesto que este sistema sirve tanto para el aire frío como caliente, debe limpiarse antes de cada época del año.Si con la limpieza del filtro tampoco es posible llevar a cabo la reparación de una bomba de calor, es momento de llamar a un técnico. Estos artefactos son delicados y se necesitan conocimientos avanzados para poder arreglarlos. Manipular sin saber para la reparación de una bomba de calor puede causar más daños de los iniciales. Por ello, lo más recomendable en cualquier caso es acudir a un profesional para que nos indique la avería y nos haga un presupuesto de la reparación de una bomba de calor.

Volver al menú de contenidos

Cómo evitar la avería de una bomba de calor

Para evitar una avería de una bomba de calor debemos prestar atención al mantenimiento. La reparación de una bomba de calor puede llegar a ser muy costosa, por lo que conviene seguir unos consejos básicos. Las revisiones legales son el punto número uno, ya que existe una normativa con respecto a las instalaciones térmicas. Cualquier elemento de seguridad de las bombas de calor debe revisarse. Y a continuación, la limpieza de todos sus componentes, en particular los filtros. El polvo y la suciedad son suficientes para impedir que el aire salga correctamente. Hay que recordar que deben limpiarse con el aparado apagado.

El siguiente punto para evitar la reparación de una bomba d calor es la desinfección de la misma. Podemos emplear productos higienizantes o antibacterias. Una vez lavados y secados los filtros, los rociaremos y esperaremos a que se sequen. Es posible utilizarlos en cualquier parte de la bomba de calor, pero siempre con la máquina fría. Para la inactividad, durante determinadas épocas del año, secaremos los conductos del aire y así evitaremos la creación de microorganismos. Para esta limpieza lo conectaremos en el modo de ventilador durante un par de días. Por último, para el control de los circuitos hidráulicos debemos llamar también a un profesional.

El mantenimiento de una bomba se regula en la RITE (Reglamento Nacional de las instalaciones térmicas en los edificios), por lo que debe realizarlo alguien preparado para ello. Los trabajos de mantenimiento deben seguir un manual específico para cumplir con las normativas que se han establecido. Por tanto, solo pueden realizarse por empresas que se dediquen a ello y que cuenten con la autorización necesaria. Con el mantenimiento y las revisiones periódicas lograremos evitar o reducir al mínimo la aparición de una avería de una bomba de calor.

Volver al menú de contenidos

Normas de buen uso de un sistema de calefacción

Normas de buen uso de un sistema de calefacción

Aerotermia

Geotermia

  • Combinar con otros sistemas de calor si tenemos necesidades muy altas de temperatura.
  • Regular la temperatura para que no exceda de los 21º y así poder ahorrar energía.
  • Secar los conductos cuando vayamos a estar temporadas sin utilizarla.
  • Revisar los compresores y las válvulas.
  • Realizar una limpieza de la unidad externa a la casa con agua.
  • Limpiar los filtros cada temporada.
  • Seguir un mantenimiento periódico de carácter sencillo, similar a un electrodoméstico.
  • Contar con un servicio técnico especializado para gestionar las posibles averías.
  • Realizar la limpieza de los filtros con regularidad.
  • No utilizar cepillos durante las limpiezas o mantenimiento.
  • No manipular la unidad externa salvo que seamos un técnico especializado (se encuentra enterrada).
  • Dejarla conectada durante todo el año.