Diferentes combinaciones con bomba de calor

12 de noviembre de 2020
Las bombas de calor están diseñadas para alcanzar una elevada eficacia energética. Su funcionamiento está basado en la utilización de recursos naturales (agua, aire) para compensar las cargas térmicas requeridas y esto significa un ahorro energético (electricidad) para el usuario final. Además, se combinan muy bien con diferentes sistemas de calefacción. ¿Quieres saber cuales son? Sigue leyendo.
Artículo escrito por:
Neftali Barreto, Redactor de www.HogarSense.es
Menú de contenidos:

Fuente de la imagen: ©Fotolia

Bomba de calor con radiadores

Las bombas de calor aerotérmicas permiten captar la energía térmica del aire atmosférico y permiten utilizar esta energía para proporcionar calefacción por medio de una unidad interior que se encuentra dentro de la vivienda. Para estos casos, una alternativa muy viable es combinar la energía captada por la bomba de calor aerotérmica con unos radiadores que funcionan como unidad interior. De esta manera podemos aprovechar el bajo consumo eléctrico que realiza la unidad exterior, y nos beneficiamos de las ventajas para climatizar que proporcionan los radiadores.

Para alcanzar un rendimiento óptimo y eficiente, se debe combinar el uso de la bomba de calor aerotérmica con radiadores a baja temperatura. Las bombas de calor absorben la energía térmica del aire exterior, sin embargo, no logran elevar la temperatura tanto como otros equipos de calefacción. Si seleccionamos bombas de calor aerotérmicas en combinación con radiadores de alta temperatura, será necesario utilizar radiadores de mayores dimensiones y potencia para lograr la calefacción deseada. Esto sin duda no es lo mejor, debido a que implica una mayor inversión inicial y consume una mayor cantidad de energía eléctrica.

Fuente de la imagen: ©Pansogal

Sin embargo, son una buena alternativa para las personas que prefieren utilizar la aerotermia con radiadores en lugar de con suelo radiante. Esto ocurre principalmente cuando no se quiere llevar a cabo el proceso de instalación y obra necesario para el suelo radiante. Además, a medida que se construyen nuevas bombas de calor aerotérmicas más potentes, estas empiezan a permitir el uso de radiadores convencionales.

Además este tipo de sistema de calefacción es apto para todo tipo de estructuras de viviendas unifamiliares, locales, edificios de oficina, etc. Son un sistema muy cómodo de calefactar los espacios y sencillos de controlar. Por otro lado, la bomba de calor es uno de los sistemas que más ahorro producen a la larga ya que su COP consigue un gran rendimiento con consumiendo poca energía.

Si estás pensando en cambiar tu sistema de calefacción o hacer una instalación nueva, te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto.

Volver al menú de contenidos

Bomba de calor con suelo radiante

En la actualidad, utilizar el suelo radiante para climatizar el hogar es una de las mejores formas de garantizar altos estándares de confort. Gracias a la tecnología aerotérmica y sus potentes bombas de calor, es posible crear un sistema de aerotermia combinado con suelo radiante que además de mantener el alto rendimiento en cuanto a climatización, requiere de poco mantenimiento. Eso nos aleja de altos gastos en facturas eléctricas debido al alto consumo energético de los radiadores o calentadores tradicionales.

Dentro del campo de la climatización de viviendas, pocos sistemas han sido más eficientes en cuanto a confort para los usuarios que el suelo radiante. Este sistema de climatización está formado por circuitos de tuberías que se encuentran bajo el pavimento de la vivienda. A través de ellos fluye agua que proviene de la bomba de calor y su intención es proporcionar calefacción o refrigeración a toda la vivienda según sean las necesidades de los usuarios durante todas las épocas del año.

Las temperaturas con las que los sistemas de aerotermia trabajan, comúnmente alrededor de 40 - 55 ºC, hacen que esta combinación con suelo radiante sea fantástica. Permiten calentar de forma eficiente y repartir la energía de forma uniforme por todas las zonas en las que esté delimitada la vivienda, local o edificio. Además, el calor generado se mantiene en los objetos cercanos a los pies y en el propio suelo. De esta manera, ofrece un gran confort. Sin embargo, con los radiadores, este se eleva y se acaba enfriando.

Volver al menú de contenidos

Bomba de calor con fotovoltaica

La utilización de bomba de calor para sistemas de climatización, y más concretamente combinando con placas fotovoltaicas, ha ido incrementando su presencia en las viviendas españolas durante los últimos años. No obstante, la realidad nos desvela que mucha gente desconoce las ventajas de combinar aerotermia y fotovoltaica de autoconsumo. Tal vez puede que hayas oído hablar de este sistema o, quizás, acabas de descubrirlo. Sea como sea, veamos por qué resulta tan ventajoso este sistema y cómo podemos aplicarlo en nuestra vivienda para obtener un mayor rendimiento.

Con la combinación de bomba de calor + fotovoltaica podemos llegar a cubrir, como mínimo, un 90% de nuestras necesidades energéticas térmicas, de forma 100% gratuita y renovable. Se trata de una tecnología limpia, segura (sin combustión), cómoda y subvencionable en muchas comunidades autónomas, ya que se intenta incentivar el cambio energético en las edificaciones y viviendas cumpliendo con los objetivos de descarbonización para el 2050. Además, se consigue mejorar la certificación energética de la vivienda y también obtendremos reducciones de hasta el 95% del impuesto municipal de bienes inmuebles.

La clave para rentabilizar una instalación de bomba de calor y placas fotovoltaicas consiste en utilizar, al menos, el 80% de la energía eléctrica producida por la instalación fotovoltaica. En este punto, juega un papel fundamental contar con una bomba de calor que incorpore algún sistema de regulación climática adecuado. Es decir si en algún momento la producción fotovoltaica es superior a los consumos de la vivienda, la bomba de calor pueda utilizar estos excedentes para producir agua caliente o fría, y la acumule para consumirla en el momento que sea necesario.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Volver al menú de contenidos

Bomba de calor con fancoils

Un fancoil es un emisor térmico que utiliza agua como elemento refrigerante en vez de gas. De esta forma pueden ofrecer calor o frío, en función del estado en el que se encuentre el agua. Si conectamos el fan coil a una caldera de condensación, el agua solo podrá ser caliente, por lo que el fan coil ofrecerá calefacción. En cambio, si conectamos el fan coil a una bomba de calor, se puede enfriar o calentar el agua, por lo que podremos tener calefacción y refrigeración. Se recomienda conectar el fan coil con aerotermia para que la eficiencia sea máxima, ya que la aerotermia solo utiliza el 25% de la energía.

El funcionamiento de un fancoil combinado con una bomba de calor es sencillo. El aire entra por las rejillas de la parte inferior del fancoil, luego pasa por el filtro para que se filtre el aire del polvo y otras partículas. A continuación, el ventilador impulsa este aire hacia el exterior pero, antes pasa por la batería o intercambiador, donde a la misma vez pasan unos tubos que transportan agua. Este agua dependiendo de la temperatura a la que esté, se conseguirá calefactar o refrigerar el aire que llegará a la estancia.

Fuente de la imagen: ©caloryfrio.co

A simple vista los fancoils son muy similares a los radiadores, sin embargo son mucho más eficientes que éstos últimos. En combinación con bombas de calor los fancoils son especialmente adecuados para alcanzar la temperatura ambiente deseada, incluso en sistemas de calefacción de baja temperatura. De esta manera se garantiza que en el modo calefacción la bomba de calor opere eficazmente y sea posible ahorrar aún más costes, debido a que una disminución de tan sólo 1 °C en la temperatura de ida permite reducir los costes de calefacción en aprox. 2.5%. Gracias a una circulación activa de aire los fancoils alcanzan una mejor potencia de caldeo en comparación con los radiadores.

Volver al menú de contenidos

Tabla resumen de los aspectos más importantes de cada combinación

Combina bomba de calor Beneficios
Radiadores ✔ Bajo consumo eléctrico y alta eficiencia
✔ Calefacción por zonas
✔ Fácil instalación sin obras
Suelo radiante ✔ Ideales para nuevas construcciones o reformas ya que requiere obras en el piso
✔ Gran estándar de confort y bajo consumo
✔ Calefacción de manera uniforme por zonas
Fotovoltaica ✔ Adaptabilidad a cualquier sistema de calefacción
✔ Energía renovable y ahorro hasta del 90-100% a largo plazo
✔ Menos contaminación del medio ambiente
Fancoils ✔ Permiten suministrar tanto frio como calor
✔ Ideales para superficies de gran tamaño
✔ Son muy fáciles de regular y se consigue grandes ahorros de energía
Siguiente artículo